ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
En los últimos cien años Estados Unidos carga con la responsabilidad por los abusos más brutales contra los derechos humanos y la dignidad humana. Foto: AP

(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

El señor Vicepresidente de los Estados Unidos de América parece mal informado, ignora la realidad, oculta la verdad.

Quiero preguntarle directamente al señor Pence si la Doctrina Monroe guía o no a su gobierno, en su política hacia América Latina.

Quiero responderle con palabras de Bolívar: «Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias en nombre de la libertad».  

Quiero citar a Martí: «Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para impedir que los Estados Unidos se extiendan por las Antillas y caigan con esa fuerza más sobre las tierras de América».

Es nada democrático atacar a Venezuela y mencionar al presidente Nicolás Maduro Moros, cuando ha sido excluido y no está aquí para responderle.

Rechazo las referencias insultantes a Cuba y a Venezuela y la actitud humillante para la América Latina y el Caribe que ha asumido.

El vacío moral del gobierno de los Estados Unidos no puede ser, no es una referencia para la América Latina y el Caribe.

En los últimos cien años cargan con la responsabilidad por los abusos más brutales contra los derechos humanos y la dignidad humana. Todos los gobiernos despóticos en la región, todos sin excepción, han sido impuestos o han recibido apoyo del gobierno de los Estados Unidos, incluidas las más crueles dictaduras militares. Hechos vergonzosos como la Operación Cóndor o el golpe cruento de Estado en Chile están sobre la conciencia de gobiernos norteamericanos.

El país del señor Pence ha sido el primero y el único en usar el arma nuclear contra civiles inocentes. Es responsable de guerras criminales y de cientos y cientos de miles de muertos, de masacres de civiles, incluidos niños, mujeres y ancianos, a los que llaman daños colaterales.

Es responsable de actos de tortura, de desapariciones, ejecuciones extrajudiciales y secuestros.

El gobierno de los Estados Unidos es el autor de violaciones masivas, flagrantes y sistemáticas de los derechos humanos de sus propios ciudadanos afroamericanos, de los hispanos, de los migrantes y de las minorías.

Es una vergüenza para la humanidad que en ese país de extrema riqueza haya decenas y decenas de millones de pobres.

Tienen un patrón racial diferenciado en sus cárceles y en la aplicación de la pena de muerte; es donde más errores judiciales asociados a la ejecución de personas ocurre; es donde mueren estudiantes por armas de fuego, cuyas vidas fueron sacrificadas al imperativo del lobby político, en particular en la Florida.

El gobierno de los Estados Unidos ha recibido decenas y decenas de millones de dólares del lobby de las armas, y un senador miamense ha recibido no menos de 3 millones por el mismo concepto.

Miami es donde están las mafias políticas, donde se refugian terroristas internacionales confesos y es también el lugar del famoso fraude electoral del año 2000.

No ha dicho el señor Pence, cuando habla de corrupción, que su país es el centro del lavado de activos financieros del narcotráfico y del contrabando de armas hacia el sur que desestabiliza países enteros.

El sistema electoral que lo ha elegido y el legislativo, en el que él ha servido mucho tiempo, es corrupto por naturaleza, porque está sustentado de manera insólitamente legal en las contribuciones financieras corporativas y los llamados Comités de Acción Política.  

Es el gobierno que impone un proteccionismo feroz, que no toma en cuenta que arruinará la industria, la agricultura y el empleo en toda nuestra región.

Es donde el lobby político ha impuesto la idea de que el cambio climático es un invento antinorteamericano.

Es el sistema político y electoral donde ha habido escandaloso tráfico con los datos privados de decenas de millones de sus ciudadanos.

Si a su gobierno le interesara el bienestar, los derechos humanos y la libre determinación de los cubanos, podría levantar el bloqueo, colaboraría con nuestra cooperación internacional, en vez de sabotearla, y daría fondos a los programas de colaboración médica cubana en el mundo y a los programas de alfabetización.

Se ha referido de manera insultante a Cuba. Respondo con el texto de la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada en La Habana por los Jefes de Estado de la América Latina y el Caribe en el 2014, cuyos principios incluyen el derecho inalienable de los pueblos y de los Estados a darse libremente su propio sistema político, económico, social y cultural.

Le respondo también con un párrafo del documento histórico firmado en el acontecimiento de esta época, en el aeropuerto internacional José Martí, de La Habana, por Su Santidad el Papa Francisco y por Su Santidad el Patriarca Kirill, quienes escogieron a Cuba para firmar un documento que dice:

«Nuestro encuentro fraterno ha tenido lugar en Cuba, en la encrucijada entre el Norte y el Sur, el Este y el Oeste. Desde esta Isla, símbolo de las esperanzas del “Nuevo Mundo” y de los dramáticos acontecimientos de la historia del siglo XX…».

Estamos a pocas horas de que se cumplan 57 años de los bombardeos de aviones estadounidenses a aeropuertos en Cuba, en los que murieron cubanos en defensa de nuestra independencia y soberanía, en cuya despedida de duelo se proclamó el carácter socialista de la Revolución Cubana, y sorprende que a tantas décadas el vicepresidente Pence haya venido aquí a usar el mismo lenguaje que llevó a gobiernos de entonces a realizar ese terrible acontecimiento.

Los hechos transcurridos en los últimos años demuestran que la convivencia entre Estados Unidos y Cuba es posible, productiva y puede ser civilizada.

Para eso no espere él, ni la delegación que ahora ocupa el escaño que acaba de abandonar, que Cuba ceda en un milímetro de sus principios, ni ceje en su empeño de construir el socialismo.

Muchas gracias.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Pastor dijo:

1

15 de abril de 2018

21:24:57


Todo el respeto y admiración de Cuba, y de nuestros amigos de todo el mundo, para el canciller cubano. Contundente respuesta... la que merecen los cobardes, mentirosos y prepotentes. Leamos, línea por línea, esos párrafos, los del discurso inicial de Bruno, pensemos en todo lo que ha ocurrido en la Cumbre, saquemos conclusiones y cerremos más fila. No acaba de comprender el imperio que mientras más nos agrede, más nos unimos y más se aisla él mismo.

Jose dijo:

2

16 de abril de 2018

07:10:27


Firmes palabras con mucho fundamento histórico, hacen sentir gran orgullo de ser CUBANO. Viva Cuba Libre! Viva nuestro pueblo valiente y soberano!

Tony López Iglesias dijo:

3

16 de abril de 2018

10:55:24


Como diría Salamanca: El Púgil cubano se mueve mucho en el ring, con la izquierda lanza gancho al estomago combinado con recto de derecha al mentón, Nocaut político, nocaut ideológico, el púgil norteamericano abandona el combate y huye del ring, como huyeron de Girón hace 57 años. Fueron tan fuertes, claros y precisos los argumentos utilizados por nuestro ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla que no pudieron ser oídos por un mentiroso y prepotente representante de la alta burguesía norteamericana ante el auditorio que los veía y escuchaba, no había palabras en esa mente y esa boca capas de refutar tales verdades, el pírrico y mentiroso discurso de este aristocrático ternero residuo de vaca solariega aplaudido por otros peores que él, ejemplos genuinos al estilo hitleriano de Pinochet o al mafioso de del ala derecha del partido republicano de los E.U. , sus alumnos más aventajados en la región, de Argentina, Mauricio Macri, de Brasil Michel Temer, de Colombia un Santo de Lucifer y de Chile un lame botas, todos quedaron bien con el amo que los protege y los cobija, que los quiere porque son sus títeres, sus cabezas de playa para seguir hundiendo en la miseria a sus propios países y engordando sus acaudalados bolsillos en los E.U. el día que aparezca otro que de más se van del aire.

Dalia dijo:

4

16 de abril de 2018

13:10:23


Coherente, fuerte, sincero, Bruno nos sentimos orgullosos de Ud y sus palabras en defensa de la dignidad cubana, gracias

Mario Ramos Souto dijo:

5

16 de abril de 2018

13:32:13


Ya estamos acostumbrados que los representantes del imperio, acusan y después se retiran, para no escuchar la réplica del agredido, es tan grande su desvergüenza que no son capaces de sostener la mirada limpia del acusado, no soportan que le digan la verdad de frente, porque su gobierno imperial se sustenta en la mentira; y parafraseando a Martí (estos son hombres sin cintura), que leen un discurso que otro le escribió y en muchas ocasiones ni entienden, ni saben lo que están diciendo. Lo demuestra cuando invocan a nuestros próceres de nuestra independencia, sin conocer nada de su pensamiento y su postura histórica con respecto al imperio norteamericano.