ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Cortesía Cenesex

Al cuestionamiento crítico de las pautas de crianza naturalizadas que no favorecen la autonomía de las hijas y los hijos, invita la sexta edición de las Jornadas Maternidad y Paternidad. Iguales en derechos y responsabilidades, que impulsa el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) desde el 14 de febrero hasta el mes de junio del presente año.

«Se trata de una reflexión sobre los roles históricamente asignados a hombres y mujeres y a sus funciones maternas y paternas desde un diseño de sociedad dominante donde a cada quien se le da un guion de lo que debe hacer desde muy temprano: qué significa ser buena mujer y buen hombre, buena madre y buen padre, buena esposa o buen esposo», apuntó en conferencia de prensa, la doctora Mariela Castro Espín, directora del Cenesex.

A su juicio, transformar los elementos de la subjetividad que conforman estas lógicas hegemónicas es fundamental, pero debe hacerse en un sentido emancipador, para no reproducir esas ataduras en la educación de nuestros hijos e hijas.

Justamente, a la búsqueda de mecanismos y vías que permitan dotar a la familia de herramientas para potenciar los procesos de maternidad y paternidad desde el amor y los afectos en la atención al desarrollo pleno y seguro de niñas, niños y adolescentes, está dirigida la jornada, una iniciativa que desarrolla el Cenesex desde el año 2014, en esta ocasión bajo el lema «Educar en la autonomía nos ayuda a crecer».

De acuerdo con la nota conceptual de la Jornada, investigaciones realizadas en Cuba muestran que el papel principal adjudicado a la paternidad es el de ser garante del sustento económico de la familia, situando en un lugar secundario otros aspectos fundamentales de su vida. Cuando los padres no pueden ser «proveedores eficaces» desarrollan sentimientos de inutilidad con problemas de ansiedad, depresión, agudización de enfermedades crónicas, fantasías de suicidios, entre otras consecuencias.

«Desde la misma lógica se revela el protagonismo en las madres como cuidadoras encargadas de sus hijos e hijas, anulando en gran medida otros aspectos importantes de su papel en la sociedad. Cuando las madres reproducen estos modelos, se sitúan como indispensables, ejerciendo funciones sobreprotectoras en la crianza. La reproducción de estos modelos en los hombres y en las mujeres obstaculiza severamente el desarrollo de la autonomía de sus hijos e hijas», apuntó el texto.

Para la profesora Mirtha Cucco, asesora del Cenesex en procesos correctores comunitarios, «trabajos propositivos como el de esta jornada son decisivos para que padres y madres, hombres y mujeres, se puedan identificar con problemas de la cotidianidad sin sentirse culpables; sino que se identifiquen, y reciban el mensaje no del deber ser qué es un padre o madre, sino qué pasa, porque estamos confundidos con la crianza, con los límites, porqué nos cuesta tanto ese ejercicio de la maternidad o paternidad. Se trata de que no se culpabilicen, pero que sí se responsabilicen», advirtió la experta.

Foto: Cortesía Cenesex

Hay que tener en cuenta que «en la tarea de ser madres y padres muchos adultos no identifican el proceso de crecer como un camino que implica sucesivas separaciones de los adultos cuidadores, que desde cada nueva habilidad adquirida conduce a cada vez mayores grados de autonomía para la vida», significó la nota de la Jornada.

En la agenda Cuatro líneas radiofónicas y cápsulas de 30 segundos en dibujos animados reforzarán el componente educativo de la campaña durante todo el 2019, enfatizó Castro Espín.

Asimismo, para contribuir a la sensibilización de la población cubana en torno a una lectura crítica de los modelos tradicionales de hombres y mujeres y de las pautas de crianza no saludables naturalizadas, el Cenesex promueve en el contexto de esta jornada numerosos espacios de reflexión.

Con vistas a socializar buenas prácticas y hacer énfasis en lo que significa para la sociedad que todas las madres y los padres se interesen en su preparación, incluso antes de la concepción, para aprender a ejercer sus derechos y responsabilidades en la educación de sus hijas e hijos, se organizarán ferias comunitarias, entrenamiento a profesionales y talleres sobre la crianza en los municipios de Plaza de la Revolución y 10 de octubre, así como en el Centro de niños sin amparo familiar.

Se desarrollarán también paneles y conferencias de investigadores del tema, talleres sobre pubertad, capacitaciones sobre prevención del maltrato infantil y escuelas para madres y padres.

Dentro del programa de actividades destaca además la entrega del reconocimiento público «Al Mayor Amor», un homenaje a madres y padres destacados por su labor educativa con sus familias y la sociedad en general.

Por otra parte, Dixie Edith Trinquete, oficial de comunicación del Fondo de Población de Naciones Unidas en Cuba (Unfpa), lanzó la convocatoria del concurso para niñas, niños y adolescentes que tendrá como tema central Educar en autonomía nos ayuda a crecer, para que desde sus miradas reflejen qué es para ellos esa autonomía.

Los trabajos para este certamen –que atraviesa varias de las jornadas del Cenesex durante todo el año y coordina junto a Unfpa, el Cenesex y el Ministerio de Educación– podrán entregarse hasta el 31 de julio y la premiación se realizará en el Día de la salud sexual, el próximo 4 de septiembre.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.