ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
En los últimos dos años, se ha mantenido la tasa de mortalidad infantil por defectos congénitos más baja de la historia del país en 0,8 por cada 1000 nacidos vivos Foto: Romero Cruz, Yusmary

Quizá porque tanto trabajo tiene como denominador común la felicidad que regalan a miles de familias cubanas; quizá porque después de cada día, la sonrisa de un solo niño o niña es suficiente para asegurar que cada esfuerzo ha valido la pena, no pudo existir mejor forma de celebrar un nuevo aniversario para los trabajadores del Centro Nacional de Genética Médica—a conmemorarse el próximo domingo 5 de agosto—, que junto al grupo de teatro infantil La Colmenita.

La función fue especial, y hubo sobre el escenario médicos y trabajadores convertidos en actores y actrices, construyendo, haciendo su propia fiesta. Y no faltó el asalto de esa colmena de alegría, que regaló canciones, record y recordó que estos 15 años, y los avances que en materia de salud y bienestar ha alcanzado el país, son una muestra de la esencia humanista del proyecto social cubano.

Foto: de la autora

Como regalo para «la quinceañera», Carlos Alberto Cremata, el director del grupo, anunció que quedaba constituido para toda Cuba la primera colmenita de adultos, justamente con profesionales de la salud de la institución homenajeada. Su trabajo, con la cooperación del grupo de teatro infantil, estará dedicado a la medicina cubana, dijo.

Basta mirar los indicadores, los logros, la historia de este centro, para apreciar que se trata de una obra colectiva, fruto de la consagración y el compromiso de sus trabajadores, desde ese primer núcleo que fue el Departamento Docente de Genética  Médica del Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas Victoria de Girón a inicios de la década del ochenta del pasado siglo.

En la jornada de homenaje, los trabajadores de este centro recordaron además las palabras de Fidel en el acto de inauguración en el año 2003, cuando señaló que la institución, en su nueva concepción,  estaría también enfocada en la investigación.

«En aquella fecha laboraban 87 trabajadores, con una edad promedio de 35 años. Hoy, contamos con 174 trabajadores, el 80 % de esta cifra son mujeres, y una edad promedio de 45 años; la institución ha crecido y madurado», se afirmó en las palabras de homenaje.

Si en el 2003,  solo 14 profesionales tenían categorías docentes y 10 categorías científicas, lo que significaba que 1 de cada 8 trabajadores  tenían esta categoría, en la actualidad 26 trabajadores son docentes y 46 tienen categorías científicas, lo que ha duplicado este índice:32 son másteres y 8 doctores en ciencias; 3 de los investigadores del centro son miembros de la Academia de Ciencias de Cuba, se destacó en la actividad.

Foto: de la autora

Dentro de los principales resultados en el área de la actividad docente vinculada con la formación de recursos humanos,en estos 15 años, puede destacarse que se han graduado 91 especialistas en Genética Clínica, y más de 950 másteres en asesoramiento genético, para cubrir las necesidades de la Red Nacional de Genética Médica y las de pueblos hermanos como Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, entre otros.

Asimismo, la introducción en el curso 2003-2004, en el programa de la carrera de medicina, de la asignatura Genética Médica en el IV semestre.

En la actividad asistencial, desde la creación del centro, la doctora en Ciencias Beatriz Marcheco Teruel, Directora del Centro de Genética Médica, subrayó a Granma que se han ampliado las posibilidades en el diagnóstico para todo el país desde unas 40 enfermedades que se diagnosticaban en el año 2003, hasta más de 120 enfermedades de origen genético, en la actualidad.

Ha crecido y se ha consolidado la Red Nacional de Servicios de Genética Médica, con departamentos provinciales adecuadamente equipados, tanto en recursos humanos como en tecnología, con impacto en las investigaciones y la asistencia, explicó. 

Particular importancia tiene la conducción y monitoreo del Programa Nacional de Diagnóstico, Manejo y Prevención de enfermedades genéticas y defectos congénitos, queha logrado una cobertura entre el 95% al 99% en embarazadas y recién nacidos, en todos los programas de atención prenatal y neonatal, dijo.

Del mismo modo, el centro ha fortalecido la integración de la red con otras especialidades médicas e instituciones científicas, así como la automatización de los registros de enfermedades genéticas y defectos congénitos.

Según la doctora Marcheco Teruel, a pesar del bloqueo económico, en estos 15 años se ha modernizado el equipamiento tecnológico de los laboratorios. En los últimos 5 años se han procesado anualmente alrededor de 12000 muestras biológicas, y se realiza un promedio de  29730 determinaciones a estas muestras. Poco más de 600 mil estudios de laboratorios han sido realizados a lo largo de estos 15 años, precisó.

En el área de las investigaciones el Centro Nacional de Genética Médicamuestra también una consolidación de su desempeño, y en ese sentido se subrayó que en los últimos 5 años, se han realizado 259 publicaciones, y se han avalado 212 resultados científicos técnicos.

Al respecto, en la jornada homenaje se mencionaron entre los principales reconocimientos recibidos el que entregara el CITMA por el trabajo científico-técnico como apoyo al desarrollo económico y social de la capital, desde el año 2012 hasta la actualidad, entre otros.

Por otra parte, el Centro haobtenidocinco Premios anuales de la Academia de Ciencias de Cuba por resultados investigativos, así como premios y menciones a nivel central y nacional en el Concurso Premio Anual de Salud, y premio de innovación a nivel provincial.

De manera individual investigadoras de la institución han recibido la Medalla por el Aniversario de la Fundación de la Ciudad de La Habana, entregado por el CITMA; Premio al Mérito Científico por la obra de toda la vida y el Premio internacional Sofía Kovalevskaia otorgado por la Academia de Ciencias de Cuba a mujeres derelevantes resultados en la ciencia.

Para su directora, uno de los impactos más significativos del trabajo del centro y la red ha sido la disminución progresiva de la mortalidad infantil por defectos congénitos, desde 4,5 y 3,8 por cada mil nacidos vivos  en el periodo 1975-1981— antes de la extensión nacional de los programas de prevención prenatal iniciales—, a valores inferiores a 2 por 1000 nacidos vivos  a partir de 1999; e inferiores a 1,5 a partir del 2006.

«En el año 2003, ocasión en que fue inaugurado el centro, la mortalidad infantil por defectos congénitos era de 1.7 por 1000 nacidos vivos. Apenas 15 años después, este indicador se ha reducido en más del 50% y en los últimos dos años, hemos mantenido la tasa de mortalidad infantil por defectos congénitos más baja de la historia del país en 0,8 por cada 1000 nacidos vivos», subrayó la doctora Marcheco Teruel.

El Ministro de Salud Pública, doctor José Ángel Portal Miranda, envió felicitaciones  a este colectivo, «que pone en alto todos los días a la salud pública cubana».

«Lo hecho hasta hoy es solo el inicio de una obra grande, aún por hacer», enfatizó la directora de este centro.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.