ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

A esa sensación de tener en mente nuevos propósitos y alistarnos a renovar impulsos y anotar de una vez en la lista de «hecho», viejas y nuevas metas, algunos le llaman –no sin razón– espíritu de fin de año. Son días de recapitular y proponer (nos), buenos deseos en los que nunca falta el estar y mantenerse saludable.

Hace un año atrás, en lo que era la antesala del 2017, le sugeríamos no solo desear tener salud, sino ser el primer responsable con el autocuidado de esta. «Nadie como uno mismo para velar por ella», insistíamos entonces.

Un consejo que no caduca, y menos cuando el 2018 nos toca la puerta, y los días del final del calendario se caracterizan por ser agitados y festivos.

Así, con ese mismo espíritu de celebrar lo bueno que se tiene y lo que está por venir, disfrute, pero con moderación.

Recuerde que esta temporada es propicia, si nos descuidamos, a que ocurran incidentes desagradables que arruinarían la alegría.

Precaución sería la palabra de orden. Nada de limitarse, solo tener el cuidado necesario con la higiene, conservación y preparación de los alimentos, por ejemplo, y prestar además particular atención a la calidad de aquellos que adquiera en la calle.

No deje de preparar junto a su familia las cenas tradicionales, pero no se pase, sobre todo con la sal, y balancee la dieta.

Tenga cuidado en la preparación de los platillos y en el uso de utensilios de cocina. No se exceda en grasas, dulces o ingredientes irritantes como el picante, para aquellos que tanto les gusta. Y no hay por qué dejar de realizar algún tipo de actividad física. Si sus amigos o familiares viven cerca, podría, por qué no, ir a su encuentro caminando.

Modere el consumo de bebidas alcohólicas. Regresar a nuestra casa después de celebrar, en horas de la madrugada, representa un gran peligro, ya sea por el desvelo o por haber ingerido bebidas alcohólicas. Los accidentes se encuentran entre las principales causas de hospitalización en estas fechas, por lo cual es una máxima que conduzca con precaución.

Evite sobrecargar de pasajeros el vehículo, los excesos de velocidad y las distracciones, como el celular.
Vigile constantemente a los pequeños de casa. Recuerde que los accidentes no ocurren «tan al azar». Cuide su felicidad y la tranquilidad familiar.

Estas medidas no le restan tiempo a su disfrute, y sí, además de evitar daños, contribuyen a incidir en el fortalecimiento de la cultura de prevención, y en la adopción de conductas seguras para no tener que lamentar accidentes y lesiones.

Y sobre todas las cosas, no olvide en estos días, y como camino al nuevo año que comienza, la armonía y la comprensión. Ello está en la base de la buena salud y la felicidad.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Maykel dijo:

6

29 de diciembre de 2017

13:51:18


Feliz año nuevo para todos los cubanos dentro y fuera de esta bella isla. Que el 2018 les traiga mucha salud, amor, paz prosperidad y muchas cosas buenas que se cumplan las metas que se trazan y que lospropositos no vencidos en este 2017 sean prioridad para el año nuevo. FELICIDADES

Julio Barbosa dijo:

7

30 de diciembre de 2017

16:47:55


Saludos buenas tardes: Muy agradable e interesante su trabajo con el título. Son días de recapitular y proponer (nos), buenos deseos en los que nunca falta el estar y mantenerse saludable. Estoy al cumplir los 60 años y gracias a que desde joven cree el hábito de levantarme temprano y hacer ejercicios, entre los cuales incluyo los recomendados por la psicóloga, he podido solventar los efectos del tiempo y el estrés que debido a la propia dinámica de la vida afecta a muchos cubanos y como usted plantea, para tener salud nadie como uno mismo para velar por ella. Es cierto que muchas veces nos descuidamos, sobre todo en cosas como comer a cualquier hora y acostarnos a dormir, manipular alimentos sin una adecuada higiene, ingerirlos sin lavarlos correctamente o auto medicarse sin la debida consulta al especialista ante cualquier síntoma, cosas que parecen sencillas, pero que nos pueden crear una situación compleja y desagradable para la vida. Soy de los que me gusta hacer cuentos, buscarles un segundo sentido a las palabras o frases siempre que la situación lo permita, sin caer en pesadeces, vulgarismos u ofender a nadie, me rio de mí mismo lo que me ha permitido que muchas personas se acerquen a mí para conversar y al mismo tiempo me sirve para librarme del estrés. Es saludable también saber que tienes gente que te quiere y aprecia, que la familia te reciba igual cuando llegas del trabajo con las manos llenas que vacías. Le deseo a usted un buen fin de año junto a su familia y amistades, cuenta además con admirador de sus trabajos.

Lisandra Respondió:


1 de enero de 2018

23:38:53

Gracias Julio. Salud y éxitos en el nuevo año, y siga viviendo la vida con esa alegría. Un saludo, Lisandra