ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

«Muchas percepciones y suposiciones comunes acerca de las personas mayores se basan en estereotipos obsoletos» alertó el Informe Mundial sobre el envejecimiento y la salud, del año 2015, publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que ponía sobre el debate público un fenómeno como el «edadismo» o también conocido «viejismo» (discriminación por motivos de edad).

Las actitudes negativas o discriminatorias hacia las personas mayores están muy extendidas y son perjudiciales para su salud física y mental, planteó el documento, que invita a reflexionar sobre un aspecto pocas veces tenido en cuenta.

«En tiempos de retos impredecibles para la salud, ya sea a causa del cambio climático, de nuevas enfermedades infecciosas o de la próxima bacteria que se haga resistente a los antibióticos, una tendencia es segura: el envejecimiento de la población se está acelerando en todo el mundo. Por primera vez en la historia, la mayoría de las personas pueden aspirar a vivir hasta más allá de los 60 años. Esto tiene profundas consecuencias para la salud y para los sistemas de salud, su personal y su presupuesto», expresó en el texto la doctora Margaret Chan, Directora General de la OMS.

La respuesta a estos desafíos está precisamente en los cambios «igualmente profundos» en la manera de formular las políticas para las poblaciones que envejecen y de prestarles servicios; pero también en lograr que se comprenda el envejecimiento.

¿Es el «edadismo» un problema real? A esa pregunta para la cual la OMS nos recuerda que en la actualidad hay unos 600 millones de personas en el mundo que tienen 60 años o más; cifra que se duplicará en el 2025 y alcanzará los 2 000 millones en el 2050.

«Este problema tan extendido parte del supuesto de que todos los miembros de un mismo grupo (en este caso, los ancianos) son iguales», sostiene la OMS, al tiempo que alerta que no existe una persona mayor «típica». «La diversidad resultante en las capacidades y las necesidades de salud de las personas mayores no es aleatoria, sino que se basa en hechos ocurridos a lo largo del curso de la vida, que a menudo pueden modificarse. Aunque a la larga la mayoría de las personas mayores experimentarán múltiples problemas de salud, la edad avanzada no implica dependencia».

La discriminación por motivos de edad puede tomar muchas formas, como actitudes prejuiciosas, prácticas discriminatorias o políticas y prácticas institucionales que perpetúan estas creencias estereotipadas.

De acuerdo con los expertos, se dan de forma generalizada en todas las sociedades, y no se limitan a un grupo social o un grupo étnico. Algunas investigaciones indican incluso que tal vez, actualmente, sea una forma más generalizada de discriminación que el sexismo o el racismo. Ello tiene graves consecuencias tanto para las personas mayores como para la sociedad en general, pues «hace que se reduzcan las preguntas que se formulan y la forma en que se conceptualizan los problemas; por tanto, puede ser un gran obstáculo para formular buenas políticas», explica la OMS.

Se trata de actitudes que los ancianos enfrentan a diario. Las vemos en los medios de comunicación, cuando presentan a los ancianos como personas «frágiles» y «dependientes».

Las personas mayores que se ven como una carga para los demás pueden acabar pensando que su vida tiene menos valor y, como consecuencia de ello, son más proclives a la depresión y el aislamiento social. En un estudio realizado recientemente, se observó que el promedio de vida de las personas mayores encuestadas que tenían actitudes negativas con respecto al envejecimiento fue 7,5 años más corto que el de las que tenían actitudes positivas, ejemplifica la OMS.

Es conocido que la discriminación por motivos de edad provoca menores niveles de autonomía, menor productividad y mayor estrés cardiovascular. Algunos de estos prejuicios se basan en el deterioro biológico observable y podrían estar distorsionados por las ideas acerca de trastornos como la demencia, que a veces se consideran erróneamente como expresiones del envejecimiento normal.

Es urgente inculcar a todas las generaciones una nueva manera de entender el envejecimiento, donde es necesario aceptar la amplia diversidad de la experiencia de la edad avanzada, reconocer las inequidades que a menudo subyacen a ella y estar dispuestos a preguntarnos cómo podrían hacerse mejor las cosas.

Se trata de resignificar la vejez y abordarla desde una mirada compleja para descubrir qué es ser «viejo» en la sociedad del presente siglo, un cambio que pasa necesariamente por visualizar esta etapa como una más del ciclo de vida, en la que las personas pueden seguir contribuyendo, desarrollando su potencial y ejerciendo sus derechos, entre los cuales el derecho a decidir sobre sus vidas es esencial.

Esta mirada implica necesariamente dejar de ver a los mayores como frágiles, vulnerables y beneficiarios, para reconocerlos como ciudadanos activos, que contribuyen al crecimiento económico, que producen y consumen bienes y servicios, que realizan tangibles aportes a la familia y a la sociedad, que tienen derechos y responsabilidades. «Si queremos construir sociedades cohesivas, pacíficas, equitativas y seguras, el desarrollo tendrá que tener en cuenta esta transición demográfica y las iniciativas tendrán que aprovechar la contribución que las personas mayores hacen al desarrollo y, al mismo tiempo, garantizar que no se las excluya», subraya el Informe Mundial sobre el envejecimiento y la salud.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Cristina dijo:

1

16 de enero de 2017

04:24:43


Tengo 71 años, tuve cancer hace 23 años y un ictus hace 8 años, vivo en España. Desde que tuve mi ictus perdi amistades, me dicen que con viejos y enfermos no quieren saber nada, ya no puedo manejar, tampoco caminar mucho. En fin, me siento muerta en vida. La cabeza me funciona muy bien pero......estoy sola. Simplemente una llamada nos animaria, solamente un...voy a comprar comida, quieres algo....ayudaria. Sobre todo estoy rabiando por verme limitada.

LFO Respondió:


16 de enero de 2017

13:25:33

Considero que esas personas que decian ser sus amigas no lo eran en realidad, porque los buenos y verdaderos amigos siempre estan presente en los momentos buenos y malos de nuestras vidas, desde este momento me puede considerar como una nueva amistad para ayudarla a seguir viviendo y mientras usted tenga deseos de vivir pues adelante, siempre se pude más, cuente con mi ayuda espiritual, saludos Luvia

Maritza Respondió:


16 de enero de 2017

13:33:32

Amiga nunca estamos solas completamente, Dios esta con nosotros por eso aun respiramos, me alegra saber y le doy gracias a Dios que su mente esta bien, no se mortifique por su problema como ud. somos muchos los que estamos y los que estaran, confie en Dios y hablele a él y todo lo que quiere pasara

Nena Respondió:


16 de enero de 2017

16:21:32

Amiga Cristina, no está sola, segura estoy que muchos cubanos y cubanas al leer su comentario, nos dolió lo que le sucedió, tengo 54 años, y dos hijos varones (16 y 18 años) a los que educo aún en el respeto y amor a las personas mayores, me siento orgullosa cuando las personas mayores ( ancianitas y ancianitos) me dicen lo respetuoso que son.

Miguel Angel Respondió:


17 de enero de 2017

09:03:24

Querida amiga Cristina, si me lo permite, no había escrito, pues me dolió mucho, muy profundo, lo expuesto por Ud, concuerdo en todo lo expresado por las personas q la alientan, yo me uno a ellas, mente muy positiva, existen personas peor q Ud y viven. Jamás se sienta sola, por esta vía ya tiene un millón de amigas y amigos, me encuentro entre ellos. Le deseo lo mejor del mundo, calidad de vida para continuar luchando por la vida. Dios la bendiga. Un beso y abrazo.

josé manuel Respondió:


20 de enero de 2017

11:37:21

no te preocupes siempre hay una persona q t ayudara

YLZ Respondió:


20 de enero de 2017

13:10:30

NO SE SIENTA DEPRIMIDA, PIENSE QUE LA VIDA LE ESTA DANDO UNA OPORTUNIDAD, QUE TODAVIA ESTA FUERTE PARA SEGUIR Y PREOCUPARSE POR UD MISMA, COMO DECIMOS LOS CUBANOS PARA MIMARNOS. DESDE AHORA PUEDO SER UNA AMIGA.

Inés Respondió:


22 de enero de 2017

00:00:22

Estimada Cristina, trate de no decaer con los golpes de la vida. Aproveche esta que es realmente una bendición , no se deje.. Es horrible hasta donde llega el egoísmo humano, a veces de los más cercanos en la propia familia. Viva con optimismo, déle la espalda a quienes se la dieron y busque siempre la compañía de los que no fallaron, siempre hay algo nuevo, otra cosa, abrazos y mucha suerte,

yudis Respondió:


17 de febrero de 2017

14:49:52

Me dio mucha tristeza su comentario,aquellas personas que decian ser sus amigos no lo eran en realidad,pero no se amilane por eso hace años escuche una frase de un profesor y siempre la recuerdo: No hay extraños en el mundo sino, amigos que esperan ser descubiertos. En Cristo Jesus puede Ud encontrar un amigo Fiel.Dios le bendiga y doy gracias a el por que Ud vive y tiene buena memoria.Cuente con una nueva amiga.

margarita dijo:

2

16 de enero de 2017

04:32:33


Tengo 66 anos y comparto la idea que tener mente positiva ver lo imposible posible y asumir la vejez con una sonrisa demostrar a los mas jovenes de lo que somos capaces y no tomar la vejez como enfermedad si no como una etapa mas de nuestra vida.

LFO Respondió:


20 de enero de 2017

11:23:48

Margarita, le aconsejo que continue con ese espeíritu de vivir a pesar de sus 66 años, felicitarla y apaludirla por esas ansias de vivir, y comparto el mismo criterio de usted de que la vejez para nasa es una enfermeda.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

3

16 de enero de 2017

04:45:21


Gracias, Profesora, por colocar a relieve un importante problema y llamar la atención sobre la necesidad de concienciar sobre los retos que plantea el envejecimiento. Todos debemos actuar contra el edadismo, las actitudes negativas y la discriminación por razones de edad. Tenemos que enfrentar y prevenir los estereotipos y conductas discriminatorias hacia las personas en razón de su edad. Ciertamente, el aumento de la esperanza de vida y la disminución de la tasa de fecundidad elevan la proporción de personas mayores de 60 años, lo que puede considerarse un éxito de las políticas de Salud Pública y de desarrollo socioeconómico, pero también constituye un reto para la sociedad, que debe adaptarse a ello para mejorar al máximo la salud y la capacidad funcional de las personas mayores, así como su participación social y su seguridad. Nuestros abuelos, padres y adultos mayores merecen una atención digna y diferenciada.

Francisco dijo:

4

16 de enero de 2017

10:39:55


LAS CANAS SON LA CORONA DE LA VIDA, todos son reyes, así que a respetarlos.

Dulce María Anglin Duncan dijo:

5

16 de enero de 2017

11:16:02


Tengo 50 años y espero tener otros 50 jajaja, pero no es de mí de quien quiero hablar sino de mi mamá, ella tiene 86 años y enhorabuena, tiene una vitalidad de 20, o sea que yo soy mayor que ella en 30 años y eso me reconforta por eso creo que andan mal aquellos que creen que la edad tiene que algo que ver con los achaques, ayudemos a que concluyan su viaje con toda la dignidad que los hizo llegar a su plenitud física. GRACIAS POR ESE ARTÍCULO, OJALÁ LO LEAN QUIENES MÁS LO NECESITAN.