ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

A este 2016 —dirían los abuelos— lo que le queda es un estornudo. Faltan apenas días para que el nuevo año comience, y con él la carrera cotidiana de alcanzar nuevos propósitos o renovar impulsos para cumplir con viejas metas.

Es tradición desear «éxitos», «paz» y «prosperidad», o «todo lo bueno del mundo». Pero lo que nadie olvida desear (se), primero, es «salud» y luego el resto; con esa preclara premisa de que sin salud, nada más es disfrutable. Por ello le propongo, y propóngase usted mismo desde ya, en esta antesala del 2017, no solo desear tener salud, sino ser el primer responsable con el autocuidado de la misma. Nadie como uno mismo para velar por ella.

Recuerde entonces agregar a sus nuevas metas, ¿por qué no?, dedicar un espacio para practicar ejercicios y ponerse en forma, y de paso hágalo no solo con su cuerpo, sino con su mente: lea un libro, dedíquese tiempo a usted mismo.

Estamos, dicen, en «invierno», pero Cuba es un eterno verano, así que protéjase del sol, no se exponga demasiado, sobre todo entre las diez de la mañana y las cinco de la tarde.

Revise qué consultas o pruebas de pesquisa tiene pendientes, y póngase al día.
Cuide la higiene, conservación y preparación de los alimentos, y preste atención, además, a aquellos que adquiera en la calle. Prepare junto a su familia las cenas tradicionales, pero no se pase, sobre todo con la sal y balancee la dieta. Muchas veces, más allá de precios, decidimos obviar las frutas y verduras y las cambiamos por un plato de «chicharritas». Nadie habla de prohibir, se trata solo de no cometer excesos.

Y sobre ello, modere el consumo de bebidas alcohólicas. Nada mejor que acabar y empezar un año sanos, así que póngase límites y si es de los que conducen, pues brinde sin alcohol o tómese unas vacaciones del timón ese día.

El 2017 puede ser un buen año para dejar de fumar. Piense en ello, decida excluirse de la larga lista de enfermedades que son atribuibles al consumo del tabaco.

Recuerde que en su casa, usted decide por la salud también, y en sus manos está mantenerla libre de mosquitos, sobre todo del Aedes, lo que es igual a reducir el riesgo de contraer dengue o zika, por ejemplo.

A la «limpieza general de fin de año» agregue el autofocal familiar. No toma apenas tiempo inspeccionar su vivienda y los alrededores y eliminar todo posible criadero del vector. Sea cuidadoso con los desechos, evite acumular basura y mantenga los patios ordenados, limpios y chapeados.

Si es de las personas que posee aspersor manual, el comúnmente conocido aparato de Flit, úselo, pero hágalo bien. Con rellenar el recipiente del aparato de insecticida Lomaté (no tiene olor y no mancha, actúa rápidamente sobre varios tipos de mosquitos y no tiene efectos dañinos sobre la salud si se utiliza adecuadamente), dejando un pequeño espacio para que se pueda producir la aspersión; aplicar diez bombeos para cubrir una habitación mediana, dirigiendo la aplicación hacia el techo, y mantener la habitación cerrada entre diez y 15 minutos, será suficiente para eliminar los mosquitos.

En el caso que se obstruyera el agujero del capilar de su aparato, límpielo con agua y una cerda plástica de un cepillo, pero nunca lo amplíe, y mantenga el aparato de Flit, así como el insecticida, lejos del alcance de los niños. No debe utilizarse como un juguete.

Vele que su casa sea segura para los pequeños. Evite esos «descuidos o accidentes» lamentables que perturban la tranquilidad familiar y pueden ser fatales.

Y propóngase también dedicar tiempo, comprensión y amor a los mayores del hogar. Intente, aun en medio de la vertiginosa cotidianidad, tomarse la vida con la calma suficiente para mirar alrededor y tomar las decisiones adecuadas. Para que, cuando brinde a su salud, lo haga consciente del compromiso que entraña.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez. dijo:

1

26 de diciembre de 2016

08:55:32


La salud, a nuestro juicio, se genera en la digna cotidianidad de la vida; es una construcción anhelada e inacabada, que tiene como visión la plenitud gozosa, en un contexto armónico, y que se ha nutrido de lo mejor de las etapas primigenia, antigua, renacentista y moderna, sin excluir las premoniciones del pos-modernismo, hacia el estilo de vida óptimo para el bienestar sostenible, que integra convenientemente, en un proceso complejo, lo "biopsicosocial" con otros dinámicos procesos de la vida y la naturaleza, sin excluir la prosperidad de las potencialidades humanas ni la influencia de la vastedad cultural. Pienso que salud plena es espíritu libre y puro, en biología íntegra, sin la sombra de riesgos, dentro de una sociedad justa y feliz, que se desarrolla en un entorno natural favorable. Salud es coherencia y deleite en lo multidimensional de la vida, que abarca de sí lo biológico y lo psicológico, sin excluir lo moral ni lo que se aporta a lo común, y más allá de sí la influencia benéfica de lo social, un entorno favorable y un ambiente natural salutogénico. Brindemos por la Salud, pero con responsabilidad y buen tino. !Feliz 2017!

carlos macrobiotica Finlay dijo:

2

26 de diciembre de 2016

10:08:50


Muyyy facil en el instituto Finlay durante 13 años curaron con macrobiotica comiendo solo arroz integral, frijoles, sal marina integral, cebolla, rabano, zanahoria, millo, ajonjoli, cancer terminales, diabetes, insuficiencia renal, osteoporosis, ulceras, asma...etc...Concepcion Campa como directora y Carmen Porrata nutricionista y doctora en fisiologia..demostrando que eso es lo que habia que implementar en el pais en todo el sistema de salud y dejar de utilizar medicinas que son mas toxicas que las causas de todas las enfermedades como azucar, arroz blanco, arina trigo refinado, lacteos, proteina animal. agua clorada. sal yodada...etc..Se elaboro un analisis economico al utilizar alimentos naturales e integrales y dio como resultado como minimo se arraria al pais mas del 80% de presupuesto de salud...ejemplo el arroz integral(base de las dietas) con el costo de produccion de 1 kg de carne se producirian 60 kg de arroz integral...todo eso avalado por el instituto de nutricion e higiene de los alimentos de Cuba....para documentos macrobiotica mi correo tukolag@gmail.com...

Julian dijo:

3

26 de diciembre de 2016

10:33:29


Interesante artículo que pena tener que esperar que finalice un año para divulgar algo tan importante como es la salud. Ello debe ser una práctica y conciencia cotidiana como premisa de nuestro desarrollo económico. No hacemos nada con tener una excelente política de salud cuando no tenemos una práctica día a día de ella. Ejemplo la obesidad es una mala imagen de nuestra salud.

Miguel Angel dijo:

4

27 de diciembre de 2016

05:10:02


Magnífico trabajo Lic Lisandra Fariñas Acosta, Ud resume en su información orientaciones q se ofrecen a nuestra población durante todo el año por diferentes medios de comunicación, q deben incluirse en nuestro sistema educacional como materia independiente. Mucha salud para Ud también, éxitos personales y profesionales en el venidero 2017

mirtha dijo:

5

27 de diciembre de 2016

11:35:28


Cuanto de cierto existe en la reflexión, sin embargo pocos somos conscientes de la importancia de cuidar la salud propia para poder ocuparse del que nos rodea, es hora de tomarnos en serio y velar por nuestro yo para poder lograr de forma óptima nuestras metas.