ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Terminó el CM 2017 con el triunfo de la mejor plantilla inscrita en la lid. Estados Unidos, asido a una plataforma infranqueable capitaneada en la final por los envíos del derecho Marcus Stroman. De sangre boricua aportada por su madre, el serpentinero mostró certero control en los seis tipos de lanzamientos que empleó para hipnotizar al rubio equipo de Puerto Rico, selección a la que casi todos le damos el premio de la unidad, la combatividad y el de la esperanza, por la manera en que puso a soñar a su borinquen y a todo el planeta pelota.

Concluyó la máxima expresión competitiva del béisbol a nivel de selecciones nacionales, ganada por el país que lo vio nacer y el que inventó esta lid, a la cual por su poderío y las propias características de la justa, le estaba debiendo un triunfo.

Puerto Rico jugó mejor torneo sí, pero al final el pez grande se come al chiquito o lo que es lo mismo, el colonizador le hace pagar a la colonia. Entre bolas y strikes, la relación de poder también funciona. Estados Unidos pudo inscribir cuatro nóminas diferentes a la que se tituló el miércoles y obtener el mismo resultado.

Si allí se desarrolla el certamen de más nivel y se conoce que, por ejemplo, en la última temporada de los 864 peloteros participantes en los 30 equipos de Grandes Ligas, 238 son extranjeros, la materia prima para cualquier certamen de los dueños del CM es letalmente inflamable. Sin embargo, este al que la mayoría de los especialistas y aficionados consideran como el mejor de los cuatro celebrados, mandó una señal. Es la primera vez que a la ronda de cuatro grandes llegan igual cantidad de áreas geográficas: uno de Norteamérica, un latino, un europeo y un asiático. Eso viste al béisbol con sus mejores galas y da la medida de la fuerza de un evento en el que cada vez es más difícil imponerse.

En ese mapa «geobeisbolero» Cuba hizo lo que muchos han calificado y con razón, su actuación más discreta, la cual creo que no es para echarnos a llorar ni tampoco para despotricar de nuestros jugadores. Si en Estados Unidos nació este deporte, en Cuba su cultura lo ha arropado con profundidad y amor. La historia de nuestra nacionalidad así lo recoge y por eso debemos defenderlo hasta la médula. Es tan querida la pelota por los que aquí vivimos, que el paso por el CM 2017 ha levantado expresiones como «hicimos bastante» o «jugamos al nivel que hoy tenemos». Y aunque puede parecer un consuelo, no les falta razón a quienes así piensan, como tampoco a aquellos que consideran que pudimos hacer un poquito mejor las cosas.

Compartimos los tres criterios, pero lo que sí no podemos hacer es contemplar de manera inmóvil la actual situación de nuestro béisbol, la cual no pasa por los peloteros, que como ya hemos dicho casi los damos silvestres, sino por la manera de organizar y desarrollar este deporte que atraviesa la humanidad de cada cubano como la sangre por las venas.

En esta columna, desde el 14 de febrero del 2014, tras el regreso de Cuba a las Series del Caribe, en Margarita, Venezuela, hemos advertido que ese retorno y la presencia cada cuatro años de los CM tras ese evento regional, exige una modificación del sistema competitivo doméstico, no solo de la estructura de un campeonato. Se hizo una variación, pero quedó únicamente en el esquema de competencia del principal evento, la Serie Nacional. Por lo tanto, ni resolvió la calidad de la lid ni el desarrollo de los jugadores.

Cuba está precisada de elevar el techo de su pelota y para ello hay que jugar mucho, este es un deporte de una riqueza táctica infinita y requiere de enfrentarse a ese amplio abanico y eso solo se logra jugando, y en todas las categorías de manera organizada. Por supuesto, hay que adecuar ese movimiento competitivo a las posibilidades económicas del país, pero lo que no nos puede pasar es que un territorio como Santiago de Cuba no aporte ningún jugador a la selección nacional y la capital solo dos; que además, ambas plazas, las de más población del país, tampoco estén en la postemporada cubana. Ellas presidían la rivalidad, motor de la calidad y de la pasión en el terreno del béisbol nacional.

Lo que se ha convertido en un clamor de la mayoría de la afición, la aparición de un torneo elite, es una necesidad sí, pero no debe instalarse de ucase, aunque el tiempo apremie. Es necesario concebirlo bien, desde el espectáculo deportivo que es, hasta su alcance social para que el pelotero se enamore de él. Ha de ser una competencia de clubes –no por criterios territoriales– y creo no debemos temerle al término, entre otras cosas porque la experiencia no estaría reñida con la expresión social del deporte revolucionario, como no lo estuvo en los expaíses socialistas europeos y hoy en China.

Como vía de desarrollo no es para nada descartable la inserción de peloteros en cualquier liga profesional, incluyendo la afamada MLB, está probado que da resultados y, como ya sabemos, se negocia con esa organización. Pero creo necesario, por lo que representa la pelota para el país, del desarrollo de una competencia de nivel en casa, que aportaría calidad. Una temporada exigente, de alta demanda, es igual a desarrollo, no solo deportivo, sino social y económico. La pelota tiene para hacernos regresar a los cuatro grandes del CM y liderar nuestra sociedad, cual bujía en cualquier esfera.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

vfaifeperez dijo:

1

23 de marzo de 2017

23:56:22


Dejémonos de parloteos.... desde que se cambio la estructura del Baseball ( Pelota) en Cuba el camino ha sido cuesta bajo..... cuando fueron los mejores resultados de la Pelota Cubana.... Cuando había una Serie Nacional y una Serie selectiva....no los inventos maquiavélicos de una sola serie dividida en tres pedazos, con refuerzos, recontra refuerzos que al final nadie sabe que provincia ganó el campeonato que como rinden de verdad los peloteros.... y esto es solo una arista del problema???....Ojala hagan una mesa redonda de verdad y pongan a la gente de las peñas deportivas como la del Parque Central de espectadores directos haciéndole preguntas a la gente de la Comisión Nacional..... seria muy interesante

duniesky Respondió:


29 de marzo de 2017

09:38:05

Usted tiene toda la razón, pero dudo mucho que esa mesa redonda o intercambio de la intocable federación nacional o su jefe el INDER con los verdaderos aficionados tenga lugar algún día, sencillamente no pueden, no quieren y no les conviene.

Luiso-San Andres Respondió:


29 de marzo de 2017

10:02:11

Es la primera vez que hago un comentario en este sitio y no lo hago felizmente, me siento muy mal con lo que está pasando en la pelota cubana, esa que es mi pasión y la de muchos cubanos, esa que no debemos dejar morir porque no me imagino a Cuba sin un estadio para ir a ver un juego de pelota, sea la categoría que sea, por eso debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para elevar nuestro nivel y volver a ser lo que eramos antes, los mejores, voy a empezar por comentarles el siguiente hecho y ojalá las personas que tienen que ver con esto tomen conciencia y adopten las medidas pertinentes para que hechos como estos no vuelvan a ocurrir, resulta ser que ayer 27-03-2017 cerca de las 10:30 am me traslado para el estadio Feliu Leyva del municipio Holguin, sede del equipo de beisbol de dicho municipio en la serie provincial, para ver el segundo juego correspondiente a la final de esta serie entre los mineros de Moa y los sultanes de Holguin, el día anterior los sultanes tomaron la ventaja en esta final al mejor de 5 juegos por la vía del nocao 13 a 1, y resulta ser que toda las condiciones estaban creadas para el desarrollo de este segundo juego y luego de un out el equipo visitante protestó porque no se encontraba en el estado al menos un AGENTE DEL ORDEN PUBLICO(policía), pasado los 10 minutos según estipula el reglamento los árbitros declararon la victoria para el equipo visitante, señores mios esto es una FALTA DE RESPETO con nuestro deporte nacional, con los jugadores y directores de equipos que se prepararon para el juego y sobre todo con el pueblo que estaba allí presente, yo entiendo que a veces no se pueda jugar por falta de pelotas, por falta de merienda(o agua) o porque el terreno no está con las mejores condiciones, soy consciente de los problemas económicos que presentamos en nuestro país, pero por falta de un AGENTE DEL ORDEN PUBLICO(policía), esto es inexplicable, esto no tiene nombre, acaso los jugadores tienen que preocuparse por eso o los mismos espectadores, donde están los organizadores del evento, donde están los directivos que tienen que controlar esto, hasta cuando vamos a permitir que cosas como estas empañen nuestra pelota, que pasará con el responsable de esta nota discordante, como vamos a elevar el nivel de nuestra pelota si ocurren cosas como estas, la pelota en cuba es nuestra pasión y por tanto hay que cuidarla y cuidarla bien y seguiré planteando esto en cada espacio que me encuentre aunque como casi siempre la culpa, la maldita culpa no la tiene nadie.

Ángel dijo:

2

24 de marzo de 2017

03:28:05


Dígalo como es: La pelota necesita ,le urge ser un campeonato autofinanciado.Salir del presupuesto del estado sería el mayor paso de avance.Todos los torneos del mundo son profesionales,el deporte funciona así,no lo pudimos cambiar.Nos toca cambiar a nosotros o perderemos para siempre eso que nos caracterizó y aún el mundo cree que tenemos.Un deporte de alto nivel.Saludos

Dieudome dijo:

3

24 de marzo de 2017

03:30:55


Señor Oscar Sànchez, necesito que usted me corrija si me equivoco. Antes del Baseball los aborìgenes jugaban al Areito. El primer campeòn del mundo fue Inglaterra o al menos ese torneo se jugò en ese paìs. Si mi vieja memoria no me traiciona, ( y estoy apelando netamente a ella, a mis recuerdos), no estoy seguro que fue en el Norte revuelto y brutal (ya lo era desde mucho antes de los inicios del Basebal), donde se iniciò ese apasionante y polèmico deporte en el que cada coûbano se cree màs ducho en la mateia que el manager que tiene la "desgracia" de ser el designado para dirigir el equipo criollo. (^_^) Muchas gracias.

Nostradamus Respondió:


24 de marzo de 2017

20:48:31

Estimado, hay que corregirlo en todo: 1- El primer mundial de fútbol se jugó en 1930, en Uruguay, siendo los uruguayos los primeros campeones del mundo. Inglaterra ganó su única copa en 1966 cuando fueron locales. 2- Los areítos eran ceremonias de los aborígenes antillanos para conmemorar victorias recientes o pasadas y una forma de transmitir sus costumbres a las otras generaciones. Quizás te confundiste con Batos. 3- El béisbol moderno se inventó en EE.UU, en el norte revuelto y cruel que llamas, quizás sea una mezcla de varios deportes como el cricket o el Rounder, aunque posiblemente sea una mezcla de juegos existentes desde los albores de la civilización, incluyendo Batos. 4- Puede que sea difícil afirmar categóricamente el origen y el inventor, creo que no resulta dramático señalar a quienes lo están destruyendo. Saludos, a veces la memoria o el conocimiento no se ajustan a la realidad.

Nostradamus Respondió:


24 de marzo de 2017

20:54:37

Creo que hablé de fútbol cuando quizás te referías a la primera Copa del Mundo de Baseball, en realidad no la ganó Inglaterra, la ganó Reino Unido a EE.UU y sólo estos dos países compitieron.

Francisco Miralles Lara dijo:

4

24 de marzo de 2017

04:44:50


Hola y un saludo para todos: Yo recuerdo que tras el regreso de Cuba a la Serie del Caribe se hizo un llamado a hacer propuestas con el objetivo de mejorar la calidad de nuestro beisbol. Se hicieron muchas propuestas y algunas de ellas se plantearon tan detalladamente que me dije ahi está la solución y me refiero a la propuesta "Proyecto 51" del señor Tino Iturralde Alvarez.Dudo que la CNB le diera alguna importancia de lo contrario ya habría dado algún comentario al respecto.Creo que desde hace mucho necesitamos de un "Congreso de Beisbol" en nuestro pais de donde salga el Presidente de la CNB, como sucede con otras organizaciones. Creo que es hora de hacer lo que hace mucho tiempo debimos haber hecho,si queremos levantar la calidad del beisbol cubano. Saludos Francisco.

Pablo Perez dijo:

5

24 de marzo de 2017

05:03:12


HAY QUE VOLVER A LAS SELECTIVAS DE SEIS EQUIPOS

Francisco Respondió:


24 de marzo de 2017

20:58:30

Ángel dijo: 2 24 de marzo de 2017 03:28:05 Responder Dígalo como es: La pelota necesita ,le urge ser un campeonato autofinanciado.Salir del presupuesto del estado sería el mayor paso de avance.Todos los torneos del mundo son profesionales,el deporte funciona así,no lo pudimos cambiar.Nos toca cambiar a nosotros o perderemos para siempre eso que nos caracterizó y aún el mundo cree que tenemos.Un deporte de alto nivel.Saludos