ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Casi al finalizar el pasado año, justamente el 30 de diciembre, titulé está columna El ganador será. En aquel momento no habían comenzado ninguna de las dos semifinales, por lo cual la posibilidad de coronarse estaba sobre los cuatro aspirantes. Afirmé entonces «solo digo que está difícil de vencer a Ciego de Ávila».

Los tigres avileños estarán por tercera vez consecutiva en la disputa por el banderín de la pelota cubana. Y digo como el 30-12-2016: sigue siendo muy difícil de doblegar. Ya conoce a su oponente, Granma, que al vencer a Matanzas registra su mejor actuación en las temporadas beisboleras. Se estrena en una final.

¿Ganarán los felinos o los caballos volverán a cabalgar? En el béisbol no hay nada escrito. Las principales credenciales de los campeones defensores pasan por: cada vez que han llegado a la final en los últimos cinco años han ganado, y esto pesa muchísimo; hoy es el equipo más balanceado en los tres órdenes de juego, defensa de lujo, ofensiva muy versátil capaz de construir carreras usando todas las bandas del terreno y con batazos de diferentes calibres, además de la velocidad en función del ataque. Y el pitcheo de eximia calidad para el nivel de nuestra temporada. Único con cuatro abridores muy capaces, con los dos Vladimir, García y Baños; Dachel Duquesne y Erlis Casanova. Primer relevo con el talento de Raidel Martínez y no se queda detrás Liomil González. Como si fuera poco, el mejor cerrador de la pelota casera, José Ángel García.

Su cuerpo de dirección es experimentado, se involucra mucho en la propia dinámica de sus jugadores. Como dije el 30-12-2016, el campeón parece forrado.

Su rival tiene en la motivación, inspiración y combatividad por arrobas a sus principales atributos. Y por supuesto, la producción de largometraje más temida de Cuba es bastión donde ancla, y lo demostró ante Matanzas, buena parte de sus esperanzas. Lo que era un talón de Aquiles, la defensa, ahora se presenta como puntal. Línea central envidiable, a mi juicio la mejor del torneo y la confianza de tener —también en mi opinión—, al mejor exponente de la lomita en el país, Lázaro Blanco, dan tranquilidad y avalan sus bien fundadas aspiraciones.

A Carlos Martí le sobra experiencia, aunque él ha dicho que cada juego es una enseñanza. Ecuanimidad y poder de resolución blindan la conducción de este estratega, que prefiere no sobrevalorar sus posibilidades. Nos dijo que frente a Matanzas tenía un 50 % de éxito y lo mismo dijo ahora de cara a los avileños.

Tendremos una final inédita y la esperamos cargada de emociones, las mismas que sentimos todos al ver a un extraclase como Alfredo Despaigne, un hombre de la gran escena de la liga japonesa y que ni su sustancioso contrato ni su abolengo como pelotero, lo han despojado de entregarse sin límites a la tierra chica que lo vio nacer como pelotero, de la mano del profesor Guillermo Ortega, a quien jamás deja de recordar en cada jonrón. Pero así como él, también vemos a las luminarias avileñas, entre ellas Vladimir García, Yorbis Borroto y Osvaldo Vázquez.

¿Qué necesita esta final además de los protagonistas?

A los mejores árbitros y de ellos sus mejores galas. No juzgaría el trabajo en semifinales de malo, y a lo mejor la afirmación no encaja en el criterio de la afición. Sí, hubo baches, pero también aciertos. No olvidemos que los jueces pasan igual por la misma tensión del jugador, del director, y para colmo son los más odiados. Si él que canta out o quieto pasa sin penas y ni glorias, al final démosle un aplauso.

Exige que lo que necesite el juego de pelota esté concebido. No puede pasar que una luz no encienda, que un colchón se caiga en medio del juego o que una pizarra no funcione.

Demanda también que el pueblo vea tras el esfuerzo, a sus ídolos opinando en la TV en conferencias de prensa y que los periodistas tengan las condiciones para su trabajo, que los últimos cinco años solo han tenido justamente en Ciego de Ávila.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Nostradamus dijo:

1

17 de enero de 2017

00:45:50


Recuerdo muy bien su columna y también mi comentario. Dije que Granma le ganaba a Matanzas y que después nadie le ganaba. También dije que Roger Machado iba a dirigir el Clásico y que no ganábamos un partido.

Reyes Respondió:


17 de enero de 2017

08:24:36

Hermano, realmente su comentario no es gratificante para nadie, incluso ni para los Granmenses. Espero rectifique el final de su comentario.

Orquidia Respondió:


17 de enero de 2017

17:27:21

Es acaso usted brujo para sacarle una consulta, da mucha risa su confianza en su profecía

Engels dijo:

2

17 de enero de 2017

06:42:44


Es difícil dar un campeón para esta final pero si nos vamos a las ventajas de cada equipo Ciego se ve con mejor picheo y Granma con mejor bateo, pero cuando hay picheo el bateo se apaga, cuantos juego podrá jugar Lazaron Blanco, es el mas seguro de los Alazanes, ahora comparen los demás lanzadores de Ciego y Granma, mi favorito Ciego, quien ganara? A partir de mañana se sabrá

Engels dijo:

3

17 de enero de 2017

06:50:45


Cuba para el Clásico Mundial puede Armar un buen equipo, creo que para el cuerpo de dirección necesitaremos de los servicios de Machado, Víctor mesa y el director Granmense, ellos merecen estar en ese equipo son directores ganadores y es lo que cuba necesitara, ganar cada partido, no creo que le sea difícil llegar a la segunda ronda, pero después de ahí sera muy dicil seguir aunque no imposible, confiemos pues una buena actuación de Cuba donde cada jugador y director se entreguen en cada juego con mente positiva y disposición de ganar, confiemos en Cuba, que nos queda? En el béisbol todo puede suceder

info dijo:

4

17 de enero de 2017

07:13:47


Granma ahora es que tiene ganas de jugar a la pelota,, estoy seguro que va a ser una final espectacular

Osquel Acunha dijo:

5

17 de enero de 2017

08:08:43


Saludos, pienso igual que mi estimado Sánchez Serra, no en el orden de juego, pues mis alazanes están a medio camino en su trote a la cima y lo mejor es que lo saben, que le queda subir la cuesta más empinada y se preparan, pero los tigres ya se ven con el trofeo entre sus garras y ese va a ser su gran error, desde que Granma comenzó ganando ya se frotan las manos pensando en pelea de león para mono, y si vamos atrás, en Play Off anteriores, Ciego con el mejor equipo de las temporadas y Granma con un conjunto de macheteros como me dijo un aficionado una vez en el estadio nunca ha podido desbancarlos en 4-0 ni 4-1, han tenido que sudar la gota gorda, Granma sin pitcheo, sin defensa, a puro batazo y corriendo muy mal las bases, le ha hecho frente y bastante, que no lo olviden. Lo otro, hace 3 meses que se sabía de antemano que Granma estaría en la semifinal, a última hora tuvieron que quitar bombillas del Guillermón para poder jugar en Bayamo, eso es una brabaridad... usted se imagina que seamos campeones y que cuando el Guillermón reclame sus bombillas, no tengamos nuestro estadio listo para comenzar la próxima serie estrenando el banderían de noche por falta de luz en el Mártires de Barbados? Caballeros...por favor.