ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

La temporada cubana de béisbol, en su segunda fase, cumple pu­ros trámites en los terrenos. Mate­má­ticamente, Ciego de Ávila pudiera alcanzar a Matanzas, pero es algo ya bien difícil, por la cantidad de encuentros que le quedan al calendario (diez para los yumurinos y 11 a los avileños); en tanto, Villa Clara y Granma aún no deciden cuál sería el tercer o cuarto puestos.

En los diamantes de juego no está ahora la atención, aunque para los seleccionados enrolados en las semifinales, el orden en que terminen es decisivo. Uno, porque se conocerían los cotejos de semifinales y dos, pues los de mejores posiciones piden primero en la ronda de refuerzos. Y esa justamente es la comidilla: saber quiénes serán los 12 peloteros, tres por equipos, que reforzarán al cuarteto vanguardista desde el venidero 29 de diciembre.

Noelvis Entenza, Dayron Riera, José R. Rodríguez, Erlis Casanova y Liván Moinelo, a pesar de los resultados de los dos últimos en la presente etapa, son cinco lanzadores para no dejar pasar en esta nueva oportunidad de fortalecimiento. So­bre todo si, como sabemos, en las series de siete a ganar cuatro, cada juego cuenta y valga la redundancia, contar con hombres como estos en la lomita pudiera convertirse en una garantía de triunfo.

Es cierto que si los cuatro mentores se van al menos por un serpentinero, sea o no alguno de los mencionados, solo les quedarían ocho peloteros (dos por equipos) para robustecer las nóminas semifinalistas y el mercado tiene ofertas sugerentes. Por ejemplo, Alexan­der Ayala, Ju­nior Paumier, Yordan Man­duley, Ju­lio Pa­blo Martínez (esperemos que re­base la varicela que lo aqueja), Rafael Viñales o Dainer Gálvez; Mi­chel En­riquez, Leonardo Urge­lles y Fre­de­rich Cepeda, los cuatro últimos en la lista de 19 elegibles que no participan en este segmento de la lid.

Pero, una cosa son las virtudes de esos jugadores, incluyendo los mon­ticulistas, y otra son las necesidades, ya sea por carencias en alguna posición o por razones tácticas, de los equipos que dirimirán los primeros lugares de la campaña. Ahí es donde entra a jugar el criterio de selección, aunque muchos nos que­demos con la boca abierta sobre por qué tal o más cual quedó fuera. Y creo que tales decisiones solo deben obedecer a esos dos últimos motivos y no a un interés de la Dirección Nacional de Béisbol. Esta sí debe usar esa facultad para la selección del país, bien para reforzar a la escuadra que asista a la Serie del Caribe, la integración del equipo al IV Clásico Mundial o al tope Cuba-Estados Unidos, objetivos internacionales a la vista del primer semestre del venidero año.

No es de extrañar, ni creo sea criticable, que los mentores traten de cubrir lo que le falta. Lo que sí nos parece que sería fatal es no blindar los cuerpos de lanzadores, pues lo que hemos visto en el epílogo de la segunda vuelta es que cuando pasa el abridor se hace engorroso sacar out.

Al margen de lo que decidan los directores, tendremos cuatro nóminas con un salto cualitativo y en consecuencia deberíamos tener unas mejores semifinales, lo cual reviste suma importancia de cara al torneo de campeones caribeños y al Clá­sico Mundial.

¿No va a hablar del director del Cuba? Esa debe ser la pregunta en este punto de la lectura, porque es también comidilla.

Nuestra opinión está dicha hace mucho tiempo en esta misma columna. El mentor de la se­lección nacional ha de ser una responsabilidad que no debe compartirse con ninguna otra, como lo es en Cuba en otros deportes y como lo es en el mundo entero. No se debe ser juez y parte y, mucho menos, competir en vez de por el título nacional, por un cargo. La  misión de dirigir a la principal escuadra del país debe ser por un tiempo determinado y por un contrato y, a quien se le encargue, tiene que juzgársele por los objetivos trazados y previstos a alcanzar.

Ya la participación en la Serie del Caribe favorece estimular al núcleo fundamental de los jugadores que gana el campeonato y también al director campeón.

Al margen de nuestra opinión, si ya no fue como comentábamos creo que se cometió otro error al no designar, incluso antes que los preseleccionados, al mentor de la futura plantilla, quien tendrá la inmensa y nada fácil responsabilidad de guiar a la escuadra cubana a su reto más grande en la historia del béisbol revolucionario. En la pelota siempre tenemos que arroparnos con el optimismo  de cada uno de los que viven en esta isla, pero también del mayor raciocinio posible para evaluar con claridad el terreno y saber por dónde podríamos suplir las carencias que hoy tenemos. Conjugar am­bas premisas nos daría la posibilidad de entender mejor que el Clásico Mun­dial es el mismo, el que es diferente es nuestro béisbol.

ANOTACIÓN POR ENTRADAS

V. DE GIRÓN

C

H

E

HOL
MTZ

000 200 100
006 001 00

3
7

6
13

1
1

G: Dairon Durán (4-0). P: Dayron Riera (9-9).  Jrs: Yurisbel Gracial, Ariel Sánchez, Víctor V. Mesa y Jorge L. Peña

 

V. DE GIRÓN (2do juego)

C

H

E

HOL
MTZ

000 201 002
020 100 000

5
3

8
9

3
0

G: Liván Moinelo (13-9). P: Ramón Licor (3-3).   Jrs: Franklyn Aballe y Aníbal Medina

 

A. C. Sandino

C

H

E

CAV
VCL

000 001 000
000 030 00

1
3

7
8

1
0

G: Alain Sánchez (8-5). P: Dachel Duquesne (9-6). Js: Yasmany Hernández

C. González

C

H

E

GRA
CMG

010 002 000
610 000 00

3
7

11
9

2
1

G: Danny Betancourt (7-5). P: Leandro Martínez (9-5). Js: Yormani Socarrás (5)  Jr: Guillermo Avilés

 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

lenay dijo:

1

19 de diciembre de 2016

00:13:05


Mis amigos europeos me hablan con pesar que no entienden por que desertan los jugadores del equipo cuba.es una verguenza para mi y para los aficionados que esto siga sucediendo

Jose L dijo:

2

19 de diciembre de 2016

06:12:52


Esperemos que ese NECESARIO DIRECTOR no sea Victor Mesa

Eduardo Respondió:


19 de diciembre de 2016

15:05:26

Pues respetando tu opinion, el mejor manager en estos momentos es Victor mEsa

agb dijo:

3

19 de diciembre de 2016

06:35:50


Muy buen articulo sobre todo el tema director. Cuba no aprende, no hay que inventar mas busquen un director para que trabaje con luz larga. Como fue con Servio al principio y como es el mundo. Mientras se siga cuidando puestos nada saldra bien.

Eloy R. Corcho dijo:

4

19 de diciembre de 2016

06:49:25


Compañero periodista: 1. Está confirmado que la Comisión Nacional designó al grupo de los 50 preseleccionados al Clásico sin contar con los Directores de equipos. ¿Usted no va a comentar eso como se debe? 2. El Director Nacional del Beisbol dijo que la designación del Director del equipo al Clásico sería cuando finalizara la presente serie nacional. Siendo eso tan irracional, mas aún si lo unimos a lo planteado en el párrafo anterior, ¿la prensa especializada no debió procurar una explicación para luego trasladarla a la afición? 3. A la prensa especializada no se le ocurrió preguntar lo que es evidente: ¿no tiene la Comisión de Cuadros del INDER una evaluación integral del nivel, cualidades y competencias de todos los Directores de equipos y necesita del resultado de la serie para poder hacer la designación? 4. Podría usted publicar algun trabajo que nos permita saber acerca del aval que acredita la competencia del actual Jefe Técnico de la Comisión Nacional de Beisbol? Me gustaría pensar que recibiré respuestas a mis interrogantes. Le quedo agradecido.

Esther Respondió:


19 de diciembre de 2016

15:05:30

Hermano Eloy, me sumo a tus inquietudes al tener las mismas incertidumbres con relación al comportamiento de la dirección nacional de beisbol, no acaban de aterrizar con tristeza leía lo que plantean los forista en este articulo sobre todo el tema de la deserción de nuestros peloteros, este escrito lo considero bueno pero no hay nada claro parece ser que el tema del director al clásico lo han tomado de tema referente para que los que navegan se lean los articulos. Hay tanto que deducir con relación a la dirección del deporte nacional que va siendo hora de que el gobierno coja al toro por los cuernos si no de veraz no se a donde vamos a parar. Por como andan las cosas al final todos los cubanos preferirán jugar mejor futbol, espero que alguien sensato responda las interrogantes

francisco dijo:

5

19 de diciembre de 2016

06:57:02


Disparates de la DNB: 1.- ...pues los de mejores posiciones piden primero en la ronda de refuerzos... Cuando debía ser al contrario para nivelar la poca calidad que hay y hacer mas intensos los partidos. 2.- La gigantezca "piña" que existe a la hora de seleccionar peloteros. Para lo que sea: Para el Cuba, para la "venta" al exterior, las ventas legales y las de por debajo del telón (los hermanos Gourriel, recuerdan), o para ser nombrado "director vitalicio" del Cuba sin un solo mérito para ello. 3.- Apartar toda la preparación y los entrenamientos de los peloteros de las modernas técnicas de la Biomecánica. Eso de los lanzadores entrenando con un trapito y los bateadores bateando bolas paradas contra un saco de yute, solo se le puede ocurrir a una entrenador de cualquier otro deporte, pero nunca a uno de pelota. Por eso nos hemos quedado sin lanzadore y los pocos que tenemos no tienen velocidad. En los juegos contra los universitarios yumas se vieron lanzadores de ellos, jovencitos y de poco peso corpural lanzando por encima de las 90 millas/h. Da pena y verguenza. Cómo entrenaban Pérez Pérez y Macías? 4.- El director del Cuba tiene que ser definido por un tiempo o para unos eventos en particular. Y si pierde, adios, adios. Y estoy de acuerdo que no debe ser uno de los directores de la serie. Pero si debe ser escogido por sus demostrados conocimientos en las áreas específicas de este juego deporte y en la dirección de hombres para uma misión. Esa misión para el Cuba siempre debe ser GANAR.