ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Frederich Cepeda bateó a sus anchas, pero el pitcheo no respondió para mantener la ventaja inicial. foto: Ismael Batista, enviado especial

Guadalajara.–Tampoco pudo Granma llegar a la final de la Serie del Caribe al caer, por segundo año consecutivo, en la instancia semifinal en un cerrado duelo, esta vez frente a Águilas Cibaeñas, de República Dominicana.

Los Alazanes de Carlos Martí estuvieron con el control del choque durante cinco entradas, en las cuales gozaban de una ventaja de 3-0. Pero en el viraje del choque por los dominicanos, hay varios matices que hicieron que el traje del triunfo granmense se deshilachara.

Uno de ellos es que dejó hombres en bases en cinco innings, en tres de ellos los corredores estaban en posición anotadora, y en el quinto los ángulos repletos. Aquí, con el juego 3-0 y un out había que evitar a toda costa la doble jugada a la defensa.

En esa circunstancia el turno le correspondía a Frank Camilo Morejón, héroe del choque anterior, pero con menos probabilidades de impedir el dobleplay salvador para el oponente. Emergentes les sobran a este equipo, además con la ventaja de contar con otro receptor de clase defensiva, como Yulexis la Rosa. En este estadio, una ventaja de 3-0 es prácticamente mínima, siempre hay que buscar hacer carreras por cualquier vía, en aras de despejar amenazas rivales.

Debió ser el episodio clave, el mejor porque atenazaba al adversario, pero fue lo peor que le sucedió a los Alazanes.

No anotar en ese capítulo fue decisivo en el revés de la Mayor de las Antillas. Como también lo fue la anemia ofensiva con hombres en bases por la que pasó Yurisbel Gracial en el turno de tercer bate, en el que es obligatorio producir. Vino en tres ocasiones con compañeros en circulación, en dos con hombres para remolcar y ni los trajo ni los adelantó.

Muchos pensarán ahora que en el sexto inning con 94 lanzamientos, Blanco ya estaba al borde del colapso. Pero en defensa de la decisión de mantenerlo apuntaría el buen tratamiento táctico que le venía dando a su faena. Aunque comparto que el trabajo era ya excesivo; el jonrón que le pega el juego 3-2 fue con el envío 101.

El resto del análisis es más sencillo, el primer relevo, el de contención con Miguel Lahera, no funcionó y después el equipo que mejor defendió en todo el campeonato fue incapaz de resolver una situación clásica de sacrificio en la séptima entrada y llegó el empate a tres. La remontada, la exigencia sobre el relevo con bases llenas sin out y la elevación de la autoestima dominicana, terminaron por desinflar al equipo de Carlos Martí.

Estos torneos son así, en un juego de pelota te va la vida y se requiere de mucha precisión. De todas maneras el ser el conjunto más destacado en la ronda preliminar, le dio la posibilidad a los Alazanes de mejorar un escaño. En la anterior Serie del Caribe finalizaron en cuarto lugar y ahora llegaron a la tercera posición.

Frederich Cepeda había dado triple en el segundo episodio para remolcar a Guillermo Avilés y él mismo anotó en jugada continuada por error en tiro a la antesala. Raúl González lo remolcó y se redondeó el paquete granmense de ese acto.

Párrafo aparte para quienes dicen que Cepeda no tenía nada que hacer en este equipo, en una justa como la Serie del Caribe. El espirituano es, en estas circunstancias, como esos hombres que el dramaturgo alemán Bertolt Bretch llamó imprescindibles. En el juego de la verdad no le sacaron out, bateó de 3-3, anotó dos y empujó la misma cantidad.

Ah, la jugada de robo de base en el noveno, sin out con tres abajo, en este nivel, es una locura, pero la aplaudo. Ceo que era la mejor manera de caer: combatiendo.

Anotación por entradas

Estadio Panamericano

C

H

E

DOM

000 002 320

7

10

4

CUB

003 000 000

4

10

1

G: Ramón Ramírez (1-0). P: Miguel Lahera (0-1). Js. Josh Judy (2). Jrs: Ronny Rodríguez y Frederich Cepeda.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

RichardRüdiger dijo:

101

9 de febrero de 2018

16:04:01


mi criterio es que aun cuba no tiene un maneger que sepa dirigir el beisbol kubano un turnie donde saben que cada cambio es algo positivo no lo realizan sabiendo que todos los equipos latinos batean mucho y apesar no ven las fallas , siempre hablan del jugador despain no demostro talento que hace la reserva solo mirar no ensenan agresividad . el ultimo juego bases todas cubridas y el receptor al bateo en la reserva tener boenos jugadores con poder y al final no cambio al parecer el beisbol kubano no prospera ya equipos de europa somos mejor que kuba

Jordan dijo:

102

10 de febrero de 2018

21:21:34


Saludos cordiales: Estimados paisanos en honor a la verdad según el nivel actual del béisbol cubano si los Alazanes de Granma quedaban en 5to lugar cumplían con los pronósticos, si quedaban en 4to sobrecumplían, si quedaban en 3ro era una muy buena actuación; en 2do la actuación era excelente y si ganaban la corona podíamos catalogar su actuación de extraordinaria. Así que felicitemos a los peloteros que hicieron todo lo posible por darnos una gran satisfacción. En cuanto a la dirección lo dejo para otro comentario.Afectos

Manuel Antonio Otero Hernández dijo:

103

18 de febrero de 2018

09:35:52


Con miedo no se puede dirigir el béisbol. Está demostrado en cada torneo que los peloteros cubanos tienen calidad, el fallo sigue estando en las direcciones. Hay que hacer algo para preparar mejor a los entrenadores, buscar alternativas de superación basadas en la dirección de equipo. El béisbol como la mayoría de las labores requiere de personas inteligentes y que sepan determinar la oportunidad requerida bajo presión y dejarse de caprichos, desconfianzas y seguir confiando en la casualidad. Llama la atención que se habla de batear a la zona contraria y los peloteros cubanos siguen encaprichados en alar la bola y los contrarios se dan cuenta de eso y se preparan para el clásico doble play. Bueno, sigue pasando lo mismo y no veo que se resuelvan los problemas. ¿Quién le pone el cascabel al gato?