ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

SANTO DOMINGO, República Dominicana. – Sin pitcheo y sin producir con corredores en circulación, los Tigres de Ciego de Ávila no pudieron rebasar a un oponente, como el mexicano Venados de Mazatlán, que aprovechó todas las brechas que le dio el rival y optimizó las oportunidades a la ofensiva para meterse, en calidad de invicto, en la final de la Serie del Caribe.

Un inning le bastó al campeón azteca, el cuarto episodio. En ese acto, con solo dos inatrapables más tres boletos hicieron un trío de anotaciones que pesó una enormidad sobre el ataque antillano, dominado por los embrujados envíos del zurdo Héctor Daniel Rodríguez. En la entrada, tanto el abridor Vladimir Baños como su relevo, el zurdo Liván Moinelo, literalmente perdieron el home y se perdió el juego de pelota.

En cuanto a los bateadores cubanos, muchos turnos empezaron son swing al primer lanzamiento, la mayoría rompientes bien alejados de la zona de strike. A eso hay que agregar, el lastre de que hasta la sexta entrada, con corredores en circulación se fueron de 8-0, incluyendo dos doble play. En la séptima, Lourdes Gurriel negoció la base, Avilés volvió a lucir inmenso y pegó jit para que Osvaldo Vázquez impulsara el descuento.

Con hombres en primera y segunda, la pizarra del Quisqueya Juan Marichal mostraba marcador favorable a los mexicanos de 4-1. Machado siguió moviendo el banco y trajo a Sayler Hernández, pero su roletazo sirvió para el tercer doble play de la defensa de Mazatlán. Fue el duodécimo fallo con hombres en las almohadillas.

El viejo axioma del béisbol de que si no la haces te la hacen se combinó con la anémica efectividad del pitcheo de la Mayor de las Antillas, vestido de gala ayer con sus mejores hombres, pero desprovisto totalmente en esta jornada sabatina. En la séptima, los bates mariachis se desataron y fabricaron otras tres con lo que le dieron doble click al marcador.

No se puede decir que los avileños no pelearon, es más, no dejaron de hacerlo y en el octavo volvieron a registrar con la primera empujada de Alfredo Despaigne en el torneo. Y con buenas comparecencias al home del más pequeño de los Gurriel y de Avilés, boleados ambos, repletaron las bases. Sin embargo, esta vez Osvaldo Vázquez no pudo hacer la cruz y el ponche abortó la amenaza con la decimosexta vez que un bateador de los 17 que encontraron compañeros en los pasillos, no producía.

Lo que sucede es, y hay que entenderlo y asimilarlo, que para estar al nivel de esta lid, frente a un equipo como los Venados, con tres estadounidenses, un cubano (Yunieski Betancourt que emoujó para el rival cuatro de la siete), un italiano y otro dominicano en su formación al campo, hay que presentarse con un pitcheo que en el país hoy no tenemos. En consecuencia, esa carencia convierte en muy vulnerables a los bateadores ante los serpentineros que encuentran aquí, que en ocasiones sin mucha exigencia como el abridor azteca Héctor Daniel Rodríguez, los logran dominar con mucha facilidad.

Ciego de Ávila y Cuba terminan su paso por esta 58 Serie del Caribe, con una cara muy distinta a la que comenzaron. Lo hicieron combatiendo ante un elenco que una vez más hay que decirlo, los superó en toda la ruta. Hoy los de Mazatlán disputarán la final con el otro Tigre, el venezolano de Aragua, desde las cuatro de la tarde, hora local.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

agustin dijo:

1

7 de febrero de 2016

00:21:47


Yosvany Torres en caballo de cuba hoy por hoy pero no gusta pero va a ganar la serie nacional

Robert dijo:

2

7 de febrero de 2016

00:27:46


Dios quiera que para el clásico mundial podamos contar con todos los peloteros nacidos en Cuba, eso pide a gritos el pueblo.

Ivan dijo:

3

7 de febrero de 2016

00:28:55


Coincido completamente con Oscar y subrayo, un pitcheo. que hoy en Cuba no tenemos, hicieron su mejor esfuerzo pero así no se puede ganar

Liuben dijo:

4

7 de febrero de 2016

00:31:21


Siguen llegando más y más fracasos, sin prisa pero sin pausa. Dolorosa la mala imagen que dejamos, pero más doloroso aún que la ofensiva del contrario la haya liderado un cubano, muestra de que algo anda mal en la forma en que se dirige nuestro deporte nacional.

Reflex dijo:

5

7 de febrero de 2016

00:36:28


"En la entrada, tanto el abridor Vladimir Baños como su relevo, el zurdo Liván Moinelo, literalmente perdieron el home y se perdió el juego de pelota." esta frase la cito textualmente de veras que deja mucho que desear amigo Oscar. El que lea sus palabras diría que el juego lo perdieron Baños y Moinelo, si tan malos son porque no trajo Roger a su abridor Yander Guevara para abrir? por que no mencionas de forma clara y evidente que el cuarto bate del Cuba de Avila no produjo nada cuando tenia que hacerlo y solo mencionas al "caballo de los caballos" como lo bautizaron cuando dio el hit de la honrra? Por eso nuestro beisbol esta como esta por la tapadera de cosas ya imposibles de cubrir. El cuarto bate cubano ha enfrentado esas ligas y ha visto ese pitcheo y no hizo nada de nada, entonces le pedimos a los jugadores que ven esos pitchers por primera vez que inventen algo que ya esta inventado o queremos que Moinelo cada vez que salga a lanzar sea una maquina de tirar strikes y Roger mis respetos para él pero es pésimo Director, cuando Moinelo dió la base por bolas le quitó la bola como si fuera su enemigo, de veras que deja mucho que desear ante un equipo que no ha tenido mas roce con el béisbol que lo que tiene en nuestra ya deteriorada serie nacional. Sólo me queda decir algo, no culpen a los pitchers, no culpen a los jugadores que el equipo que nos representó es la cara de lo que tenemos hoy en nuestra serie nacional y aclaro es lo mejorcito de nuestra serie. El problema es institucional que no hacemos nada solo queremos que los muchachos coman soya y bateen con la fuerza de la carne. Que los muchachos jueguen en su liga al quiquinbol y bateen en las ligas extranjeras. No apadrinen mas jugadores que cada vez somos mas paternalistas y hacemos este tipo de cosas ahh y por favor saquenle el pie a los lanzadores que bastante bien lo hicieron ante jugadores que ven pitchers de mas de 90 millas fácil no así los bateadores que fallaban con el primer lanzamiento que no aparecían los bates cubanos cuando habia posibilidad real. Además saben que los pitchers nuestros aguantan 2 o 3 innings bien pero si no producen carreras no puede soltarse o calmarse porque siempre esta tenso que le hagan una o si falla le caiga arriba todo el país como si fuera en ese momento el diablo; mientras lo hagas bien te damos villas y castillos pero cuando fallas te hundimos en el lodo. Mis respetos para el equipo y mi pesame para el beisbol. Luego de esta serie muchas criticas y pocas soluciones a los problemas. El que quiere hacer encuentra soluciones, el que no, se mete a periodista deportivo para criticarlo todo sin aportar nada. Saludos

Bob69 Respondió:


8 de febrero de 2016

12:58:07

Mis respetos para su comentario. El problema, es institucional. Mientras el deporte cubano siga mirándose como un problema político, no podremos avanzar. Hemos llegado al tope deportivo en todos los sentidos. El mundo ha avanzado. Nosotros permanecemos en la época de la Perestroika.

Josue Respondió:


9 de febrero de 2016

10:08:25

En todas las esferas deportivas, gracias a los recursos materiales y la atencion por parte del Estado, se alcanzaron resultados de alto rendimiento y todos nuestros atletas se entrenaban integralmentuna durante todo el ano, lo que hacia que en las competencias internacionales estuviesemos muy por encima de nuestros contrincantes que se preparaban escasamente por cortos periodos para competir. Hoy en dia, desde hace varios anos, compiten por otros paises deportistas profesionales que reciben entrenamiento integral diariamente. Ya no competimos contra "amateurs", estamos compitiendo con atletas que tienen nuestro mismo nivel y que han tenido la posibilidad de enfrentarse invidual o/y colectivamente a otros profesionales (quizas esto ultimo falta a nuestros atletas). Si continuamos en la forma actual, costara trabajo volver a ser lo que fuimos anos atras.