ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
El Buró Político, recién electo, quedó conformado por 17 miembros. Foto: Juvenal Balán

No se acabó el 7mo. Congreso del Partido. Desde el propio documento más importante de la cita, su Informe Central, el compañero Raúl dejaba claro la continuidad de estos intensos días por el futuro de la Patria.

Expresó que tanto la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista como las bases del Plan Nacional de Desarrollo hasta el 2030, luego de su análisis en el Congreso, serán “debatidos democráticamente por la militancia del Partido y la Unión de Jóvenes Comunistas, representantes de las organizaciones de masas y de amplios sectores de la sociedad, con el propósito de enriquecerlos y perfeccionarlos”.

A párrafo seguido, apuntó: “Con ese fin solicitamos al Con­greso que faculte al Comité Central que sea electo para introducir las modificaciones que resulten del proceso de consulta y su aprobación definitiva, incluyendo los ajustes pertinentes a los Lineamientos que se aprueben en este evento”.

Solo tres días después, en la sesión de clausura en el Pa­lacio de las Convenciones, dijo que “esperamos concluir este proceso antes de que finalice el presente año, de modo que el Comité Central, en correspondencia con la facultad que le otorgó el Congreso los apruebe definitivamente”. Es decir, el Congreso solo cambia las salas del Palacio de Convenciones por el gran salón del pueblo, donde continuarán los debates. O lo que es lo mismo, esto empieza ahora.

Fue claro al explicar que se demanda una rigurosa preparación de quienes conducirían la discusión de esos textos, para acotar el prisma que ha presidido toda la obra de la Revolución y en consecuencia del Partido, que al decir de Fidel es fruto de ella: el de su carácter participativo y democrático. “Es imprescindible escuchar, razonar y tener en cuenta la opinión de la militancia y del pueblo en general”, recalcó de manera pausada y enfática, acuñando la importancia de la opinión del soberano.

Fidel, en su emotiva y preclara presencia, también lo expresaba cuando nos dijo “el pueblo cubano vencerá” y al convocarnos a emprender la marcha perfeccionando lo que debamos perfeccionar.

Si hay un pueblo preparado para participar de la gestión de su país, ese es el cubano, pues ha estado siempre al tanto de los destinos de la nación. Así ha sido en cada uno de los Congresos del Partido anteriores, en los parlamentos obreros, en el proceso de rectificación de errores y tendencias negativas en los ochenta o en su amplia participación en la letra de la Constitución de la República a inicios de los setenta. En las fases previas al Sexto Congreso, cuando aún no se habían tomado acuerdos de cara a la actualización del modelo cubano, sus criterios, propuestas y sugerencias, modificaron sustancialmente lo presentado a debate hace cinco años.

Hoy el ágora cubana no solo tiene esa experiencia, sino que con total transparencia conoce el informe central de su 7mo. Congreso, el de la clausura y los amplios intercambios sucedidos a lo interno de la cita. Porque la radio, la televisión, la prensa impresa los llevó a las casas de cubanas y cubanos. Y lo seguirán ampliando, pues lo ocurrido en las comisiones se transmite en el espacio televisivo de la Mesa Redonda.

Cuando Raúl presentó a Nemesia, que en abril de 1961 era una niña bajo la metralla imperial y perdió a parte de su familia, dijo que “como en el Sexto Congreso, la hemos invitado para recordarles a los agresores que ella y su Revolución siguen vivas”. Y sigue así porque ella se hizo para el pueblo, que no solo mantendrá con vitalidad a su 7mo. Congreso, si­no que continuará viviendo en su Revolución, como Ne­mesia.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

1

21 de abril de 2016

03:55:15


Ha de continuar el Congreso en cada cubano, con la voluntad de perfeccionar nuestro sistema político y social, de lograr gradualidad sostenible de la economía nacional, de fortalecer la unidad de acción en función de propósitos comunes, de continuar dignificando las conquistas sociales, así como los nobles y auténticos anhelos de los hijos legítimos de nuestra Cuba.

Miguel Angel dijo:

2

21 de abril de 2016

05:17:07


Por supuesto com Oscar Sánchez, solo concluyeron las sesiones cerradas de los delegados e invitados al 7o Congreso, ahora continua con la discusión democrática de los documentos con el resto de los militantes del PCC, de la UJC y la población, pueden surgir muchas propuestas interesantes. Por ejemplo me gustaría decir q considero q la limitación a 60 años con edad límite superior para pertenecer al Comité Central está un poco apretado, porque una persona entre 60 y 70 años se encuentra en excelente capacidad síquica y física, suficiente experiencia para aportar en las reuniones de este nivel del Partido, si esta apto para trabajar, por que no puede pertenecer al CC, voy a colocar un ejemplo clásico, el Director General del Centro Nacional de Inmuno Ensayo, el Dr Agustín Lage Dávila, con una trayectoria estudiantil, revolucionaria, partidista y científica extraordinaria, tiene 67 años y se encuantra al máximo de sus capacidades, por que no puede pertenecer al CC PCC, se podría limitar el % de personas entre 60 y 70 años, pero no eliminarlas totalmente, no es justo. Pienso hacer la propuesta. Existen otros excelentes comp con mucha experiencia y juventud acumulada q pueden ser muy útiles en este nivel de dirección. Pueden aparecer muchas mas, después serán analizadas si corresponde o no, es decir es un proceso de consulta, democrático con militantes y no militantes.

Nailen Maria Salas Hernandez dijo:

3

21 de abril de 2016

11:09:02


Me da alegria que nuestro Comandante Fidel se presentara en el Congreso, fue muy emocionante.

abelboca dijo:

4

21 de abril de 2016

11:53:31


El congreso ahora es que empieza con la instrumentación en todos los órdenes de todos los acuerdos con el mismo espíritu crítico que adoptó Raúl en sus dos brillantes discursos, sin temores a los cambios que haya que hacer y teniendo siempre presente que mientras no se muden de este continente (lo cual es impositble) los yanquis seguirán siendo nuestros sempiternos enemigos. Esto nunca se puede olvidar en cualquier cosa que hagamos en nuestro país.

Jose Carlos Ramos Respondió:


21 de abril de 2016

14:02:53

No entiendo porque seguimos con lo del enemigo en vez de aceptar que la guerra fria acabo. Miremos al futuro !

Pedro Respondió:


21 de abril de 2016

21:59:23

!Abre lo ojos, compay! La " guerra fría "sí acabó, pero ahora lo que hay es "guerra caliente" (Afganisthan, Irak, Libia, Siria, Yemen, etc. etc. etc.)...

medardo m rivero p dijo:

5

21 de abril de 2016

18:24:17


El articulo nos muestra una faceta que debe ser vista por todos como lo es el concepto “unidad” para los cubanos y es el concepto del “soberano”, al que Raúl, se ha referido siempre, desde que en nuestro país aprobamos la constitución, y que es claramente, el pueblo. Los cubanos, estamos llamados a reflexionar sobre el concepto “soberano”, pues, todavía dicho concepto, no es dominado y asumido profundamente. El pueblo patriota de Cuba, no ha tenido temor a resistir todos estos años al bloqueo asesino que en lo comercial, financiero y económico, nos han impuesto los gobernantes norteamericanos, sus dos partidos gobernantes y su sistema empresarial monopolista mundial, que imperan y participan con su influencia, donde quiera que se encuentran. El pueblo patriota de Cuba, no tuvo temor cuando la invasión por Playa Girón de los apátridas Manipulados Y mandados por el gobierno norteamericano; tampoco cedió en la crisis de octubre ante una guerra nuclear. El pueblo patriota de Cuba, es pacífico, le gusta la paz, pero no le gusta que lo “mangoneen, maltraten y humillen”. Creo, por eso, que el VII congreso, ha hecho y validado el significado de soberano, no solo para los que afuera intentan socavar a la patria, la revolución y el socialismo, que es sagrado para los cubanos, sino también para el interior de nuestra ciudadanía con responsabilidades productivas, sociales y de mando-direccion.