ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner

Gerardo Medina no está en los cálculos de quienes apuestan porque el sector privado y cuentapropista cubano se convierta en el Caballo de Troya que logre lo que un bloqueo de medio siglo ha sido incapaz de alcanzar.

Pero Gerardo Medina existe y no está solo. Usted puede encontrarlo normalmente en el Centro Comercial La Caridad de Camagüey, donde se reúnen cerca de medio millar de trabajadores no estatales.

Pero en estos días representa a su provincia en el VII Congreso del Partido, y debate en comisiones junto a otros dos centenares de delegados el Plan de Desarrollo Económico y Social de Cuba hasta 2030.

Medina trabaja como productor y vendedor de calzado y es además secretario del núcleo del Partido en La Caridad. Una entre muchas historias similares a lo largo del país que pasan desapercibidas en los grandes medios de comunicación internacionales.

Y escuchando a Medina quizás no sea una casualidad.

“Sobre la apuesta del enemigo respecto al sector no estatal yo te diría que no tienen ni el mínimo chance aquí”, asegura a Granma tras compartir criterios similares en la Comisión.

“Nosotros nacimos de la Revolución, somos de la Revolución y hay un grupo de comunistas dentro de ese sector no estatal”, añade.

Esta variedad de formas de propiedad vino para quedarse, refiere. Las proyecciones hasta el 2030 apuntan a un crecimiento aún mayor del sector. “Cada día el sector no estatal va a darle más aportes a nuestra sociedad, a nuestro país, a nuestra juventud y a nuestro pueblo en general”.

Confía en que la mayoría de los trabajadores seguirá defendiendo el proceso revolucionario con las armas a su alcance: “los principios e ideales”.

Gerardo Medina no puede estar en los cálculos de quienes avizoranel fin de la Revolución, sencillamente porque es muy difícil apostar en contra de hombres como él.

 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Juan Carlos Vacca dijo:

1

17 de abril de 2016

18:20:44


Como dice Gerardo, lo importante son los principios e ideales, y yo creo que eso el pueblo cubano no lo va a cambiar jamas por mas que le muestren papelitos y globos de colores, menos, viniendo del imperialismo yanky. Viva Cuba, Viva El Socialismo. Hasta la Victoria Siempre. Juan Carlos.-

Dagoberto Valero dijo:

2

17 de abril de 2016

22:29:35


Hay muchos Gerardo dentro de nuestro pueblo, y no sólo militantes, muchos cubanos, y son mayoría, defienden su REVOLUCION, caminando seguros hacia el Socialismo a lo CUBANO. No importa si tienes un carne en el bolsillo, lo verdaderamente importante es defender la Patria, allí donde estés. No hay que tenerle miedo a la riqueza, si se crea de forma colectiva se reparte para todos. Los cantos de SIRENA, las PACOTILLAS que nos quieren vender; las formas solapadas que no esconden para madurarnos: NO PASARAN!!! Saludos desde New Jersey.

francisco Respondió:


18 de abril de 2016

17:52:11

Claro, forista Dagoberto Valero: esos "engaña bobos" y esas "gracias" de decir: "qué bolá" no van a engañar a un pueblo culto y amante de su independencia conquistada a altísimo precio y mantenida a precios mayores. El Sr. Presindente de los EE.UU. como comandante en jefe de los ejércitos norteamericanos de todo tipo, con una órden firmada puede devolvernos el territorio de la ilegal base militar que mantienen en Cuba solo para ofender nuestra dignidad. Y no lo hace. El es el principal personero del imperio en estos momentos y el imperio solo sabe hacer eso: "IMPERIAR"

francisco dijo:

3

18 de abril de 2016

08:58:30


Excelentes ideas salidas de la conciencia revolucionaria de este cubano. Pero la formación de clases sociales con diferentes posiciones con respecto a las relaciones de producción genera no solo desigualdades económicas y sociales, genera además contradicciones y las conciencias de los miembros de estas clases son divergentes. El imperio se ha estudiado muy bien la obra de Marx y Engels. "El Capital". Y en general toda la obra de estos filósofos comunistas. Engels ante la tumba de Marx expresó la idea de que el ser humano no vive como piensa, si no lo contrario: piensa como vive. Es por eso que el Che analizaba que la tarea del socialismo es crear conciencia y calidad de vida y no una economía que brindara cierta opoluencia unos y penurias para otros. El socialismo sin la creación de conciencia no es sustentable.

Pepe Respondió:


18 de abril de 2016

10:49:56

Quizas mi intelecto no es lo suficientemente desarrollado pero creo que usted se contradice. El hombre piensa como vive, de acuerdo. Entonces la conciencia se crea como efecto de un modo de vida y no lo contrario. Si usted fue en auto a la escuela desde que empezo y nunca le falto una alimentacion adecuada y balanceada, si le fue posible ir de vacaciones todos los años a donde eligieran sus padres; entonces pensara de forma independiente, segura y dara por sentado que merece tener esos privilegios. Si usted tiene que inventor cada dia frente al fogon y decidir si con su dinero se va a vestir o comer, entonces usted pensara como un "luchador" y en esa categoria caben muchas cosas. Por tanto, hay que crear riquezas y seguridad fisica y material, segun Engels, y eso se traducira en una forma de pensar segura, con riqueza e independencia. Espero me publiquen.

jorge luis dijo:

4

18 de abril de 2016

13:05:30


pepe no dijiste nada malo porque no te van a publicar la esencia de lo que planteo Raul es que no se tenga esa diatriba aunque por supuesto todos debemos luchar pero para producir y no para robar al estado o vivir del estado y poder cocinara en ese fogón lo que nos ganamos dignamente ,estudiemos a profundidad lo que dijo Raul ,esa es la esencia

francisco dijo:

5

18 de abril de 2016

17:46:32


Forista Pepe, muchas gracias por leer mi humilde comentario y por responder. En mi caso nunca fui a la escuela en auto, tenía que caminar cerca de 2 km en la primaria, luego en la secundaria la caminata era de mas de 5 km. Y en la universidad, a 10 km de mi casa, tenía muchas veces, junto a mis compañeros de estudios, que regresar a casa en la guaguita de san fernando: un poquito a pie y otro caminando. Fui limpiabotas, mensajero, cargador de maletas, planché guayaberas en una tintorería, barrí una calle de mi querida ciudad. Corté caña, sembré boniatos, recogí café. Y ahora soy licenciado, master y doctor en ciencias. Por eso mismo. Viví siempre entre los trabajadores y pienso como esa clase social. Nunca robé nada, y no voy a comenzar ahora a hacerlo. Si tengo comida, como con placer y para cuidar de mi salud, y si solo tengo un pedazo de pan y un vaso de agua, todo sigue bien. Si tengo que dormir en un hotel cinco estrellas, duermo, pero dormí mucho en hamacas y como techo el hermoso cielo nocturno de Cuba. Y por otra parte, que el pueblo cubano logre una verdadera y próspera economía socialista es una tarea que necesita de todo el pueblo y no es apretando una tecla que se va a lograr. Me refería al pensamiento de clase social a la que pertenecemos. Y los únicos privilegios que he tenido en la vida son: 1;- Ser compatriota de dos Gigantes: Martí y Fidel. 2.- Ser hijo de mis padres, que pobres y trabajadores honrados como el que mas, me enseñaron a ser honrado como ellos. 3. Ser esposo de una cubana que me ha dado la felicidad mayor que exista y me dio dos hijas divinas, una de las cuales, me dió a mi nieta, que es simplemente una princesita cubana, como Martí las soño, que tiene la Bandera Cubana como uno de sus dibujos preferidos. Todo lo demás, que no es tanto, pero es lo que es, lo he logrado a punta de esfuerzos, físicos e intelectuales. Y no soy un ET. Todos los días en mi casa es esa misma batalla. Pero sabe, tengo una gran solución para esos grandes problemas: sin que mis hijas y mi nieta lo noten, para que no se "crean cosas", les doy gran parte de mis propios alimentos. Y les enseño aquella tremenda frase del Gigante Martí: "La miseria pasa, la deshonra es eterna". Seamos todos, los de abajo (eso que los demás llaman de arriba), como los de arriba (eso que los demás llaman de abajo), mas honrados cada día y verán como muchos problemas se van a resolver. Esa la Cuba que Martí soñó.