ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Russia Today reporta hoy sobre el brote de Nipah, un virus incurable, que se identificó en el estado indio de Kerala, según informaciones el diario The Times of India.

Las autoridades sospechan que la infección se ha cobrado la vida de al menos 10 personas, entre ellas médicos, pero actualmente se ha confirmado solo en tres fallecidos.

Foto: Rusia Today

El virus ha sido hallado en los cuerpos de los miembros fallecidos de una familia de la localidad india de Changaroth. Los investigadores encontraron ejemplares de murciélagos de la fruta –los principales portadores de la infección– en un pozo abierto propiedad de la familia.

Ahora, debido a que el Nipah se transmite a través de la saliva de los infectados, las autoridades custodian a personas que puedan haber estado en contacto con los fallecidos y estén en riesgo de haber contraído el virus.

Las estadísticas indican que el Nipah tiene potencial para causar una pandemia mortal, la razón por la cual la Organización Mundial de la Salud considera una prioridad la investigación urgente sobre el virus, como ocurre con el ébola y el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés), publica Science Alert. El medio también señala que actualmente Kerala registra con una treintena de hospitalizados por sospechas de estar infectados del virus Nipah.

Los huéspedes naturales del virus son los murciélagos de la fruta, y el Nipah se transmite a través de su saliva, que puede quedarse en frutas mordidas por los murciélagos y así infectar a otros animales y personas.

El virus se descubrió en Malasia en 1998, cuando una extraña enfermedad fue detectada en 265 personas, que presentaban cuadros de fiebre e inflamación cerebral. Más de un centenar de personas fallecieron como consecuencia de aquel brote.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.