ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Germán Veloz Placencia

«La salud pública es una ciencia y se logra a través del esfuerzo organizado de la sociedad y el Estado en acciones de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación, con un objetivo central: la salud, el bienestar y el alargamiento de la vida de las personas con calidad. En ese concepto la labor de la enfermería en todas sus funciones, es vital, en tanto constituye la columna vertebral del sistema de salud pública y es el eje alrededor del cual giran todos los procesos de este sector», apuntó a Granma el Doctor en Ciencias Pastor Castell-Florit Serrate, director de la Escuela Nacional de Salud Pública (ENSAP).

Nuestras enfermeras y enfermeros que suman más de 89 000 profesionales están en tiempo y espacio inmersos en todas las actividades, dijo el entrevistado, para quien el liderazgo de la enfermería cubana constituye un paradigma en América Latina.

«En estos más de 50 años de Revolución se comenzó con la formación de auxiliares de enfermeras, después de técnicos medios y licenciadas en enfermería, los cuales ya representan más del 70 % de todo el personal. Pero, además, es importante considerar las miles de enfermeras con categoría docente, y un grupo, pequeño todavía, pero ascendente, de Doctoras en Ciencias. Es indudable que cuando logras un nivel científico técnico tan destacado, ya esa profesión denota un liderazgo esencial», explicó Castell-Florit.

Durante el XVII Congreso de la Sociedad Cubana de Enfermería –que concluye este viernes en el Palacio de Convenciones de La Habana con la participación de más de 400 delegados cubanos y extranjeros– el profesor llamó la atención sobre un aspecto que considera fundamental a la hora de entender el rol que estos profesionales desempeñan. «La enfermera no es un personal auxiliar del médico, es una profesional con personalidad propia, que complementa el trabajo de los médicos».

En ese sentido, dijo, si bien en Cuba se han logrado ir superando, existen a veces barreras, donde justamente se opaca el trabajo de estos profesionales, cuando la realidad es que lideran todos los procesos de salud y que tiene autonomía para ejecutarlos.

Del mismo modo, explicó que este sector se destaca también en los procesos de dirección y gestión, por su propia formación, una de las más completas, pues están presentes en escenarios de asistencia, docencia, investigación, y producción científica, entre otros. «No se puede negar que van al frente», comentó.

Sobre la atención primaria de salud (Aps), uno de los espacios donde la enfermería cubana tiene un extraordinario protagonismo, el entrevistado subrayó que es justamente haber considerado la Aps como una estrategia transversal al primero, segundo y tercer nivel de atención médica es uno de los éxitos fundamentales del sistema de salud. Y en medio de esta estrategia, que constituye la sustentación de todo ese sistema, está la enfermería presente, refirió.

Por otra parte, el director de la Escuela Nacional de Salud Pública (ENSAP) puntualizó que el liderazgo de enfermería crece a partir de la adquisición de competencias, por lo que la continua capacitación es vital. «Ello es decisivo y posibilita que el personal administrativo y médico no coloquen a la enfermería en un papel secundario sino que la incorporen a la toma de decisión de las instituciones».

Asimismo, mencionó la necesidad de que los medios de comunicación consideren a la enfermera o enfermero como lo que son, y no los despersonalicen al decir que son un personal auxiliar.

«Es un error imperdonable». La población, dijo, también puede hacer su parte, «no ayuda a comprender el rol de estos profesionales el que amenacen, por ejemplo, a los niños con la inyección de la enfermera cuando se portan mal».

Enfermería 2017, concluyó, es una necesidad para integrar una representación importante del personal del enfermería del país y de otras naciones, en aras de avanzar en el desarrollo de esta rama de la salud pública.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

22 de septiembre de 2017

07:36:21


Muy interesante el trabajo, avalado por las autorizadas palabras del destacado profesor, el Doctor en Ciencias Pastor Castell-Florit Serrate. Es un reto, q debe proponerse el indispensable personal de enfermería, el sistema de salud y toda la sociedad cubanos.

Lic Susana dijo:

2

23 de septiembre de 2017

15:54:51


Muy buen artículo, gracias compañeros por reconocer nuestra lbor, donde día a día ofrecemos nuestro empeño por ver la mejoría de una dolencia,un malestar y hasta escuchando las penas de un vecino.La enfermería de práctica avanzada es un nuevo reto para los prefesionales del sector sin dejar pasar por alta el porte y aspecto,educación formal y buen trato que nos enseño Florence( madre de la enfermería) y patentizó nuestro líder histórico . Gracias a todos

thais dijo:

3

13 de octubre de 2017

12:29:35


Es un honor pertenecer a este ejecito de profesionales , con el liderazgo de Florencia ,nos hemos sumado hacer nuestro el dolor de otros y sonreir con la alegria del que desde su lecho de enfermo ve una esperanza en cada una de esas abejitas inquieta todo el dia y la noche para recuperar su salud .Muchas gracias a todos y todas por elegir tan hermosa profesión sigan cosechando logros que de nosotros recibiran siempre amor ,respeto y mucho cariño.

idalmis Infante dijo:

4

14 de octubre de 2017

10:56:45


La enfermeria cubana agradece al Dr Pastor Castel el reconocimiento a lo que hacemos, nos debemos al pueblo,es una profesion eminentemente humana, que se ocupa integralmente de los problemas sociales, bilogicos y sicologicos de la poblacion, ahi radica nuestra fortaleza,solo espera a cambio, respeto a lo que hacemos y el reconocimiento de quienes le dedicamos todos nuestros desvelos.