ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Cuando este 31 de mayo el orbe despierte celebrando otro Día Mundial sin Fumar, casi tres millones de personas ya habrán muerto en lo que va de año por causas atribuibles al consumo del tabaco, que es paradójicamente la principal causa prevenible de defunción en todo el mundo. Alrededor de otros tres millones de personas, hasta sumar casi seis, habrán fallecido también para cuando termine el año, y el ciclo se repetirá en el calendario siguiente. O peor; según las previsiones, esta cifra aumentará hasta más de 8 millones de fallecimientos anuales en el 2030 si no se intensifican las medidas para contrarrestarlo.

El tabaquismo, tan perjudicial para cualquier persona, con independencia de su sexo, edad, raza, cultura y educación, provoca sufrimiento, enfermedades y fallecimientos, empobrece a las familias y debilita las economías nacionales, sostiene la Organización Mundial de la Salud que realiza un llamado a hacer conciencia sobre el grave problema de salud pública, así como una amenaza para el desarrollo global, que representa la epidemia del tabaquismo; y la urgente necesidad de aplicar y fortalecer las medidas de control del tabaco.

Para Cuba, una de las prioridades y objetivos de desarrollo es lograr la no iniciación tabáquica en adolescentes y jóvenes, consolidar las diferentes regulaciones institucionales establecidas, y llamar la atención en el respeto a los ambientes libres de humo de tabaco, subrayó en conferencia de prensa la doctora Elba Lorenzo Vázquez, coordinadora nacional del Programa de Prevención y Control del Tabaquismo, estrategia con la que cuenta el país desde el año 1986.

En América Latina, Cuba ocupa el tercer lugar en prevalencia de tabaquismo, con un 24 % de la población que fuma activamente, subrayó la experta.

Asimismo, en determinados grupos de edad como los adolescentes ha aumentado el consumo de tabaco, de acuerdo con los resultados de la encuesta nacional de tabaquismo en jóvenes, entre 13 y 15 años de edad, realizada en el año 2010.

«Este año se pretende iniciar un nuevo estudio de tabaquismo en adolescentes y jóvenes para poder comparar la evolución de esta prevalencia, la cual según observaciones que hemos hecho, muestra evidencias de que se ha incrementado», dijo Lorenzo Vázquez.

La especialista subrayó además que si bien están dispersas porque Cuba no cuenta con una ley que abarque toda la sociedad, sí existen múltiples normas jurídicas para la regulación y el control del consumo del tabaco en diferentes espacios de la vida cotidiana. «Una de las problemáticas fundamentales radica en que el papel de la legislación hoy no se cumple las más de las veces, el fumador no respeta el derecho de la persona que no fuma, y este último no defiende siempre el derecho a no exponernos a ese humo».

Más de la mitad de los integrantes de las familias cubanas están expuestos al humo del cigarro. Las estadísticas muestran que el 54 % de las familias cubanas, el 55 % de los niños, el 51 % de las embarazadas y el 60 % de los adolescentes están expuestos a este agente contaminante. Estos datos nos ubican en el primer país de América con exposición de humo de tabaco en el hogar, refirió la especialista.

De ahí que el papel que debe desempeñar la familia dentro de casa, donde los más afectados son los niños, es esencial. En los infantes los daños a la salud se acrecientan, dado que las sustancias tóxicas que inhalan se mantienen mayor tiempo en su organismo, según el criterio de varios especialistas.

«El tabaquismo involuntario o pasivo es una de las principales causas de enfermedades en los no fumadores, cuyo riesgo de padecer cáncer de pulmón se incrementa en 20-30 % y de enfermedades cardiovasculares en 25 %», sostuvo.

La lucha antitabáquica, que está incluida en la Agenda para el Desarrollo Sostenible, es una de las formas más eficaces de contribuir al logro de la meta 3.4 de los ODS: de aquí al 2030, reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles en todo el mundo, incluidas las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

La Máster en Ciencias Yanira Gómez Delgado, Jefa del Departamento Independiente de Salud Escolar, del Ministerio de Educación destacó que fumar en las instituciones educativas es considerado una indisciplina grave, y existen normas que prohíben el consumo de tabaco en estos espacios. Al respecto, mencionó que el Programa de Prevención y Control del Tabaquismo es una prioridad dentro del tratamiento curricular en las instituciones docentes como parte de la labor educativa para la prevención de las adicciones, y estimular la conducta de rechazo al consumo de sustancias tóxicas.

«El tabaquismo no solo perjudica a los adolescentes por las afectaciones directas que producen los componentes del humo de tabaco sino que también puede ser un indicador de otros componentes de riesgo, en tanto los cigarrillos se consideran como droga de iniciación, lo que significa que su consumo suele preceder al consumo de alcohol o de drogas ilícitas. Además se vincula con otros comportamientos de riesgo, como la participación en peleas y en relaciones sexuales no protegidas», agregó Lorenzo Vázquez.

Por su parte Wendy García Toledo, del Secretariado Nacional de la Federación Estudiantil Universitaria, manifestó el respaldo de la organización desde sus escenarios de actuación a las regulaciones existentes sobre la venta y comercialización de tabaco, y sobre aquellas que prohíben fumar en escuelas y espacios deportivos.

El día 3 de junio, en los terrenos de la Ciudad Deportiva, unos 250 niños, niñas, y adolescentes, jugarán simultáneamente al fútbol, en un gran juego libre de humo, que respalda la iniciativa del Inder de establecer regulaciones para no fumar en los espacios deportivos. Esta actividad dará inicio a la campaña Sin humo soy más, de prevención contra el tabaquismo en adolescentes y jóvenes, trascendió en la conferencia de prensa.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Antonio Vera Blanco dijo:

1

19 de mayo de 2017

04:40:19


Ambientes libres de humo, ambientes libres de olores a compuestos orgánicos volátiles (gasolinas y solventes de pinturas, y otros semejantes), es algo que requiere de voluntad política para que se anteponga frente a los intereses del mercado. La salud, con el respeto al prójimo y al vecino, es una prioridad.

Fidencio dijo:

2

19 de mayo de 2017

09:57:24


Es preocupante la situación respecto a la tendencia creciente de adolescentes y jóvenes que cada día se asocian a la adicción. No es menos cierto que hay que tomar medidas al respecto que frenen tal situación, pero lo más efectivo, al igual que para el tratamiento del consumo de las drogas ilícitas, es la prevención. Pueden existir normas jurídicas y legislaciones por demás, pero si no se comienza predicando con el ejemplo de quienes las elaboran y tienen que hacer que se cumplan, de nada vale que existan. Si se ha definido el consumo de cigarrillos en lugares y espacios específicos como una indisciplina grave, ¿cómo consebir que en una Secundaria Básica haya profesores y directivos que sin el menor rescato fuman en las narices de los estudiantes y no hay quien tome medidas disciplinarias al respecto? De igual manera, cómo un profesional de la salud va recomendar a un paciente eliminar el hábito de fumar si en su bolsillo, y muchas veces en su mano tiene un cigarrillo que consume en su propio puesto de trabajo. Y qué decir del papel que debe jugar la familia como institución educativa para evitar que los adolescentes y jóvenes caigan en tan perjudicial vicio. Se puede inferir claramente que nadie que no esté convencido de lo que dice y hace puede convencer a los demás, todo empieza con el ejemplo de quienes tienen el deber y la responsabilidad de educar. Pero esto se extiende más allá de lo creible; cómo es posible que en un centro educacional haya personas que de forma ilícita se dediquen a vender cigarros a los estudiantes y trabajadores y no pase nada. Dónde está el papel que desempeñan las administraciones, las organizaciones y cada persona en lo individual para atacar tales conductas. Lo peor de todo es que hay quienes se pronuncian en contra de esto, hacen sus denuncias y luego nadie se implica en aplicar lo establecido en los reglamentos para tomar medidas. Si se conocen los efectos nocivos de tales conductas, a nivel social también deben tomarse medidas severas. ¿por qué cuando usted va a un establecimiento estatal del comercio y la gastronomía lo primero que encuentra en la tablilla de ofertas en cigarro, cigarro y cigarro? ¿Es que sin la venta de ciogarro la economía del país cae en crisis? ¿Cuanto hay quer invertir por encima de lo que puede aportar la venta desproporcionada de cigarros para curar las enfermedades generadas por este flagelo? Siempre que haya quien venda, va a aparecer comprador. Sucede lo mismo con el consumo de alcohol. Queremos alejar a los adolescentes y jóvenes de él pero no hay actividad que se realice donde este no esté presente. Y qué decir de su proliferación en cualquier esquina o calle de la ciudad de la presencia de un termo de cerveza a cualquier hora y cualquier día de la semana sin importar las molestias sociales que esto pueda causar a vecinos, instituciones estatales, al tránsito de personas e incluso ala generación de actos violentos e indisciplinas sociales. Creo que si todo esto es considerado como conductas inadecuadas y hay regulaciones y normas establecidas para ello, quienes tiene la respònsabilidad de hacerlas cumplir lo hagan y lo hagan bien.

Oscar Ramos Isla dijo:

3

19 de mayo de 2017

11:28:06


Requiere de cumplir con la ley. Imponer multa aquellas personas que fuman en hospitales, escuelas, guaguas etc.

Diana dijo:

4

19 de mayo de 2017

11:32:19


solo quiero que me respondan mi interrogante. Sin fuerza de voluntad cómo se puede dejar de fumar

Humberto Garro Ramirez Respondió:


22 de mayo de 2017

06:20:02

yo deje de fumar hace 6 meses y lo deje mediante un metodo llamado Allen Carr , es un metodo psicologico , se q hay un libro sobre el tema, pero yo llegue a el mediante un video , titulado " dejar de fumar es facil lo q hay q saber como" y a mi me resulto, y se q muchas personas tambien lo han dejado mediante este metodo.

juan dijo:

5

19 de mayo de 2017

12:31:05


No alcanza solo con compromiso social el estado debe tomar medidas solidas encaminadas a lograr tal fin,mucha difusion masiva en cuanto a las enfermedades causadas por el cigarro asi como la la prohibicion de fumar en lugares publicos y lugares cerrados, en una ocacion en la recepcion de un hospital infantil habian mas colillas que personas algo desagradable y en un hospital no se fuma por otro lado aumentar el precio de los cigarros