ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Para hablar en Cuba del desarrollo, la investigación científica y la formación de profesionales en las disciplinas de higiene, epidemiología, microbiología y nutrición, hay necesariamente que mirar a un centro que, con más de una centuria de existencia, sigue siendo piedra angular para el sistema de salud pública cubano.

Cuando el próximo 17 de mayo el Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología (INHEM), arribe a su aniversario 115, lo hará sabiendo que juega hoy un rol imprescindible en el mejoramiento del estado de salud de la población, precisó en conferencia de prensa el doctor Disnardo Raúl Pérez González, director de esta institución.

La Jornada de celebración por este nuevo aniversario, bajo el lema de «Más de un siglo, al servicio de la salud cubana», estará dedicada al insigne científico y salubrista cubano Carlos J. Finlay, reconocido internacionalmente por descubrir el agente transmisor de la fiebre amarilla; así como a la figura de Fidel, principal impulsor de la salud pública revolucionaria.

«Pero no solo rememoraremos la historia del INHEM, sino que reafirmaremos el trabajo investigativo y la encomienda que tiene esta institución en ser continuadora de los estudios en las diferentes áreas que agrupa. Debemos pararnos en la historia y mirar al futuro; y esta jornada debe ser estímulo para continuar brindando salud a nuestro pueblo», dijo Pérez González.

De acuerdo con el especialista, una de las principales líneas de investigación de este centro está orientada fundamentalmente a la vigilancia de las enfermedades crónicas no transmisibles y sus factores de riesgo, en tanto ocupan los primeros puestos de la mortalidad del país. Asimismo, se estudia con sistematicidad la nutrición e inocuidad de los alimentos, la problemática de la obesidad y el sobrepeso, o la deficiencia de micronutrientes; los determinantes sociales, así como el ambiente y la salud con enfoque de familia (local, escolar y vivienda), por solo mencionar algunas.

«Este instituto no solo investiga, sino que constituye un centro importante de formación de recursos humanos. Aquí se ayuda a formar los residentes en la especialidad de higiene y epidemiología de la región occidental del país, y se imparte la maestría de salud ambiental, de todo territorio nacional, así como otros cursos y talleres», explicó el director.

Un numeroso grupo de actividades científicas, docentes y político–culturales, matizarán esta jornada conmemorativa, que cerrará el día 17 de mayo con el acto central y el conversatorio: «115 años vivos en la memoria», alusivo a las figuras representativas que han prestigiado con su obra el trabajo del instituto, y dedicaron su vida al servicio de la higiene, la epidemiología, la microbiología y la nutrición en el país.

Además se hará entrega del Sello Conmemorativo: 115 Aniversario del INHEM a personalidades e instituciones con méritos que hayan contribuido de forma excepcional al progreso de este campo de la salud pública.

Por otra parte, el programa incluye la celebración de la Jornada Científica de Egresados «115 años camino al futuro», con la participación de profesionales graduados en las diferentes especialidades que imparte la institución, quienes debatirán sobre el estado del arte de las diversas disciplinas.

Fundado en 1902 como Laboratorio de la Isla de Cuba, en la actualidad el INHEM constituye una Entidad Nacional de Ciencia e Innovación Tecnológica adscrita a la Academia de Ciencias de Cuba, autorizado  para la educación de postgrado en todas sus modalidades. Es también Centro de Excelencia de la Red de Formación Ambiental para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA); Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el área de Salud de la Vivienda y Centro de Referencia Nacional para el estudio de la seguridad alimentaria, nutricional y la regulación sanitaria de los alimentos, cosméticos, juguetes y otros productos para ser consumidos o utilizados por la población. Además cuenta con servicios especializados de laboratorios de Microbiología y Toxicología Sanitarias.                                                                           

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

1

10 de marzo de 2017

03:59:21


¡Felicidades al colectivo del Instituto de Higiene, Epidemiología y Microbiología! Higiene es Salud, y esa verdad confiere connotación a la institución que rebasa un siglo de contribuciones; mientras que la epidemiología, con énfasis en los determinantes de estados o eventos, dígase enfermedades u otros daños relacionados con la salud, así como el control de los problemas de salud en sentido general, realza el rol del Instituto. A sus 115 primeros años seguramente se ratificará el compromiso de influir decisivamente para reducir las principales causas de morbilidad y defunción, como la cardiopatía isquémica, el cáncer y el accidente cerebrovascular, entre otras. Si un desafío tenemos todos es procurar conciencia social de la necesidad de reducir los accidentes, que cobran muchas vidas y producen discapacidad; sin dudas, algo más de lo hecho hasta ahora, en materia de prevención, es preciso hacer de inmediato y sostenidamente, pues los hechos no son tan accidentales, y han de adoptarse medidas más enérgicas y oportunas para evitar pérdidas de vidas y daños materiales. Los accidentes del tránsito no debían estar entre las principales causas de muerte y lesionados en nuestro país; es hora de erradicar la imprudencia e insensibilidad. También se debe priorizar, a nuestro juicio, el tema de los “patógenos resistentes a los antibióticos”, específicamente las familias de bacterias más peligrosas para la salud humana, entre ellas las bacterias gramnegativas resistentes a múltiples antibióticos, las bacterias multirresistentes (Acinetobacter, Pseudomonas y varias enterobacteriáceas como Klebsiella, E. coli, Serratia, y Proteus), que son especialmente peligrosas en hospitales, en ancianos y entre los pacientes que necesitan ser atendidos con dispositivos como ventiladores y catéteres intravenosos.

kitata endale dijo:

2

11 de marzo de 2017

13:03:44


Felisidades atodos trabajadores de salud publica. Este logro el esfuerso de todos pueblo de Cuba que viva el sosialsmo ustede son ejemplo para este mundo