ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El Instituto de Nefrología cuenta hoy con una nueva área para la atención a los pacientes y ha sido ratificado como colectivo moral. Foto: Nuria Barbosa León

Yanet rompe el hielo y habla, y sus palabras son las de todos. Las miradas suelen ser el espejo perfecto cuando lo que decimos se comparte. Su esposo, Alfredo Díaz, lleva seis años en el programa de diálisis peritoneal del Instituto de Nefrología. Y ella, de algún modo también, porque la compañía es esencial. «Cuando uno tiene un familiar con esta enfermedad la dinámica de la familia cambia por completo. Se empieza a generar una angustia, que a la vez desaparece cuando se tiene la suerte o dicha de venir a una institución como esta, y encontrar un colectivo de trabajo como el que integran los profesionales del servicio de diálisis peritoneal», el cual, dice, tiene más que merecida la ratificación de ser hoy un colectivo moral.

Recordemos que así llamamos a ese equipo de trabajo que de manera unida logra brindar esa calidad en los servicios a la que se aspira, es aquel que dignifica en su trabajo diario su razón de ser.

«En su trato con pacientes y familiares los distingue la dedicación, el amor y todo el empeño que ponen en que sintamos la confianza de que en sus manos todo está resuelto, que todo puede mejorar », agrega, al tiempo que reconoce en nombre de muchos al profesor Raúl Bohorques Rodríguez, a quien la modestia no le deja sobresalir, por ser fundador de este programa y formador de ese colectivo, «una dedicación que se agradece de por vida».

Y no fue la única en dar gracias. Dennys Iglesias tiene 37 años y lleva «felizmente» tres meses y diez días de trasplantado. «Tienen la capacidad de hacernos sonreír». También dijeron otros, de «devolvernos las ganas de creer».

El servicio de diálisis peritoneal del Instituto de Nefrología, para el occidente del país (INEF), que si bien para el año 2007 cuando comenzó, contaba apenas con una habitación dentro de otra sala, tiene hoy gracias al esfuerzo del programa de remodelación e inversión del sistema de salud una nueva área, de tres locales aledaños, que ofrece mejores condiciones de trabajo al personal, y que redunda en una mejor asistencia médica para los pacientes, explicó el doctor Raúl Bohorques Rodríguez, especialista en II grado en Nefrología, y subdirector de asistencia médica del INEF.

La reapertura tuvo lugar en el contexto de la jornada por el aniversario 50 de la institución, próxima a celebrarse, y durante la cual también se reabrieron la unidad quirúrgica y la sala de trasplante renal.

Alrededor de 50 pacientes en el país, entre niños y adultos se encuentran dentro de este programa y utilizan la diálisis peritoneal como método sustitutivo de la función renal. Una opción de tratamiento cuyos resultados técnicos son similares a los de la hemodiálisis, sostuvo el doctor Bohorques Rodríguez.

«A poco más de ocho años del funcionamiento del servicio, con buenos resultados, el sistema de salud está en condiciones de extender el programa. Es una tendencia que está ocurriendo en el mundo, pues si bien el principal método sustitutivo de la función renal es la hemodiálisis, la diálisis peritoneal proporcionalmente está creciendo más, producto fundamentalmente, de los avances tecnológicos», dijo a Granma el doctor Guillermo Guerra Bustillo, director del INEF.

Hoy a nivel internacional se aboga mucho porque la puerta de entrada sea la diálisis peritoneal, y luego ir a trasplante o a hemodiálisis si se daña el peritoneo. Son métodos complementarios, y de lo que se trata es de darle mayor supervivencia y calidad de vida al paciente, explicó el doctor Guerra Bustillo.

No obstante, las personas que utilizan este método ambulatorio —las cuales reciben un entrenamiento para realizar los procederes de intercambio de líquidos en el propio domicilio y a quienes se les garantizan todos los insumos— preservan su árbol vascular y se mantienen más fácilmente reincorporados a su vida social y laboral, subrayó Bohorques Rodríguez.

Ingresan como promedio solamente tres días al año, puntualizó la doctora Yanet Álvarez González, jefa del servicio de diálisis peritoneal.

La hemodiálisis consiste en extraer la sangre del enfermo, la cual va a la máquina o riñón artificial, pasa por un filtro, se depuran las sustancias tóxicas que se han ido acumulando, y del líquido de diálisis entonces se toman las sustancias que el paciente necesita, explicó el subdirector de asistencia médica.

Por otra parte, señaló, la diálisis peritoneal continua ambulatoria en principio funciona igual, pero no se hace fuera del cuerpo, sino dentro. «Se le coloca en este caso al paciente un catéter en el abdomen, y a través de este se le infunde un líquido de diálisis. Ya dentro del abdomen se establece, entonces, un intercambio entre la sangre que pasa por los pequeños vasos sanguíneos del intestino y en la membrana peritoneal, y el líquido, que dejamos entre cuatro y seis horas. Luego lo sacamos por sifonaje e infundimos líquido fresco. Este proceder se realiza las 24 horas, todos los días, por tanto el paciente no se dializa intermitentemente sino que está constantemente en diálisis. Es una función que se parece más a la que están haciendo los riñones», refirió.

Para el experto, si bien «el paciente tiene que trabajar un poquito más porque es el responsable de su propio tratamiento, los horarios en este método no son rígidos, le permite al enfermo estar en la privacidad de su hogar, y no tiene que trasladarse tan elevado número de veces al hospital a realizarse la diálisis».

Por ejemplo, subrayó, los niños se benefician tremendamente de este método, en tanto es muy complicado tener que sacar de esas venas un flujo de sangre relativamente alto, para que la máquina pueda procesarlo por el filtro y devolverla. «Generalmente hay que someterlos a operaciones, ponerle catéteres para poder contar con una vía que permita extraer ese volumen de sangre para la hemodiálisis. Un niño en este proceder, va a la escuela, tiene mejor calidad de vida».

Al cierre de agosto la cifra de pacientes dializados en el país era de 3 125, en las 51 unidades nefrológicas existentes, mientras que los pacientes trasplantados suman unos 1 100.

«Esas personas, que llegaron a necesitar cualquiera de los métodos sustitutivos de la función renal, nos dicen que hemos fracasado en lo primordial, la prevención», reiteró el doctor Guerra Bustillo, quien insistió en la necesidad de lograr cambios de estilos de vida y controlar o eliminar factores de riesgo desencadenantes de la enfermedad renal crónica como la hipertensión arterial, el sedentarismo, el tabaquismo, la diabetes, y la dieta no saludable.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

29 de octubre de 2016

06:00:13


A pesar de conocerlas, nos continúan impresionando tales noticias, descrito de forma tan bella y amorosa por la periodista Lisandra Fariñas Acosta. Cuanto amor, consagración, dedicación, entrega, la de este aguerrido colectivo en interés de mejorar la calidad de vida de sus pacientes. La obra de la Revolución, q a pesar del criminal bloqueo q nos priva de recursos financieros, equipamiento, materiales gastables, de todo tipo, para llevar a cabo el tratamiento, realizando un esfuerzo colosal, coloca los medios indispensables para garantizarlo. Este personal, sufre las mismas privaciones, dificultades y carencias q el resto de la población trabajadora, por qué cumplen ejemplarmente su función social? Por qué se consagran y esfuerzan en función de sus pacientes? Es por ello y mucho más, q 160 países votaron a favor de la permanencia de Cuba en la Comisión de los DDHH de la ONU. Es la obra de la Revolución, ejecutada por nuestro pueblo. Digno ejemplo para la mayoría de los países del mundo!!!! Vergüenza para el maléfico imperio yanqui!!!!!

Raúl Bohorques Respondió:


29 de octubre de 2016

11:14:18

Estimado Miguel Ángel, el colectivo de Diálisis Peritoneal del Instituto de Nefrología le agradece sus gentiles palabras y le garantizamos que cada vez trataremos de ser mejores. Cordiales saludos.

Dalila Casanova dijo:

2

29 de octubre de 2016

10:19:27


Muy alentador el programa, mil gracias a la salud cubana. Pero por qué no extienden ese servicio a las provincias? Tengo una hermana que hace dos meses y medio, se le detecto la insificiencia renal y al mes y medio ya le estaban haciendo hemodialisis en el hospital de Moron, de existir esa tecnica de dialisis a lo mejor se la estubiera practicando, con un mejor pronostico y mejor calidad de vida

Raúl Bohorques Respondió:


29 de octubre de 2016

11:25:26

Estimada Dalila Casanova, agradecemos su comentario, los servicios de nefrología del hospital Arnaldo Milián de Santa Clara y del Hospital Lucía Iñiguez de Holguín, también cuentan con esta técnica de tratamiento, esta modalidad terapeutica permite tratar pacientes a distancia, por solo citar un ejemplo nosotros desde La Habana, atendemos una paciente que vive en Sandino, Pinar del Río, favor diríjase a las autoridades de salud de su provincia, cordiales saludos, Bohorques

Edgar dijo:

3

29 de octubre de 2016

11:07:45


Servicios como estos, deben generalizarse a todo el país, tengo un amigo en Baracoa (donde el huracán arrasó) que a mi criterio no ha sido bien atendido por el servicio nefrólogico del Hospital Octavio de la Concepción y el del Hospital Agosthino Neto en Gtmo, le estirparon un riñón, querían drenarle el sobreviviente, menos mal que aqui lo traje, lo valoraron en el INEF y el proceder ha sido totalmente otro; lamento que ya cuente con una IRC Grado III-A en el único riñón que le queda, intenamos evitar (aunque es evidente) caiga en hemodiálisis; si allá en su zona de residencia existera este servicio de diálisis peritoneal, sería mejor. Perdon...no estudié medicina. Pero es una enfermedad que duele, se necesita mucha sencibilidad humana para lidiar con ella. Felicidades al INEF !, Adelante !!!.

Miguel Angel Respondió:


29 de octubre de 2016

11:47:09

Ud tiene toda la razón, es imperioso generalizar este importante servicio. Por lo q Ud explica, parece q fue mal valorado, existe un servicio similar en la región oriental, hacia donde debieron remitirlo, el INEF es para el occidente y para el país. Hay q tener esperanza, su paciente tiene opciones, la diálisis peritoneal y el trasplante renal. Le deseo mejorías a su paciente. Abrazo fraternal.

edilia paredes dijo:

4

30 de octubre de 2016

16:56:19


Felicidades al Instituto de Nefrologia y en especial al colectivo de Diálisis Peritoneal por tan merecido estímulo moral

Verónica Gaona dijo:

5

5 de noviembre de 2016

19:35:17


Cuánto gusto leer noticias como esta! Sus enseñanzas y ejemplo son guía para quienes nos formamos en tan prestigiosa institución. Desde otra Patria pero con el mismo sentido de solidaridad, trabajamos día a día por un objetivo común, mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

maria elena utria Respondió:


6 de noviembre de 2016

23:03:51

Muchas felicidades para el colectivo de dialisis peritonial, conosco bien la maestria que tienen para llevar adelante sus objetivos en ese servicio, dar la mejor entrega de sus conocimientos, experiencias,y profesionalidad a los pacientes, que es nuestro objetivo , soy trabajadora de esa institucion desde hace mucho tiempo, laboro en la sala de cuidados intensivos y digo que me siento muy orgullosa de ser parte de este instituto y tener colegas de trabajo, con los meritos que se les acreditan tener como galardon el de ser estimulo moral, una vez mas desde angola , luanda, reitero mis felicitaciones para todo el colectivo de dialisis