ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Desconocido

“Solo del trabajo sistemático y el cumplimiento de lo que nos corresponde con calidad y disciplina dependerá la sostenibilidad epidemiológica del país”, refirió el doctor José Ángel Portal Miranda, miembro del Comité Central del Partido y viceministro de salud a los diputados de la comisión de salud y deporte del parlamento cubano, que comenzó su segundo día de debates con una actualizada información sobre la situación epidemiológica del país.

Para lograr entender el esfuerzo creciente que se ha realizado en cuanto a la organización y la implementación de medidas múltiples de vigilancia epidemiológica y sanitaria, en función de lograr que enfermedades como el virus del zika, el chikungunya, la fiebre amarilla, no entren al país; y otros como el cólera y el dengue se mantengan bajo control, es preciso que se entienda el complejo escenario epidemiológico mundial actual, y se comprenda la necesidad de que la población mantenga la disciplina en el desarrollo de las acciones, apuntó el viceministro primero.

De acuerdo como el doctor Portal Miranda, en la región de las Américas el escenario continúa siendo complejo por la circulación de varios virus transmitidos por los mosquitos del género Aedes (aegypti y albopictus). En ese sentido apuntó que se ha confirmado transmisión de la fiebre por el virus de Chikungunya en 38 países y por Zika en 40, así como reiteró que el Dengue continúa afectando prácticamente a todos los países y territorios de esta región. A su vez, dijo, se expande el brote de Fiebre Amarilla en la República de Angola, afectando sus 18 provincias, mientras en otros países de África y América se reportan casos de esta enfermedad.

Todas estas enfermedades están especialmente sujetas a vigilancia, pero no son las únicas, agregó, pues circulan en el mundo otras como la gripe aviar, el paludismo o el síndrome respiratorios por coronavirus, e incluso el ébola, aunque esta última ya apunta al total control.

Al cierre de mayo presentamos una situación favorable en cuanto a las enfermedades transmisibles pues prácticamente todas disminuyen. Pero, enfatizó, es hacia el control del agente transmisor, es decir al mosquito Aedes, hoy ampliamente distribuido en las regiones tropicales y subtropicales del mundo, que se dirigen fundamentalmente nuestros esfuerzos, para reducir los niveles de infestación. Al respecto mencionó las ventajas de Cuba, aun conociendo los problemas que pueda tener, por contar con un programa específico para el control de este vector, al que se destina innumerables recursos cada año.

Sobre la distribución actual del virus del Zika informó que está presente en 61 países, 40 en la región de las América, los cuales han confirmado transmisión vectorial confirmada. Sin embargo lo más llamativo es que 47 de estos países lo han hecho entre el 2015 y lo que ha transcurrido del 2016. “Por lo tanto es una enfermedad que se ha estado transmitiendo en la última etapa de manera significativa, sin haber tenido esos países indicios de circulación del virus en el pasado”, enfatizó.

Para el mes de junio sumaban 398 000 caos sospechosos y más de 56 000 confirmados, y nueve fallecidos, siendo los países más afectados en el área Brasil, Colombia y Venezuela, Martinica, Guadalupe, Puerto Rico y Guyana, Honduras y el Salvador.

Foto: Desconocido

Transmisión persona a persona reportan 10 países, los cuales han aportado pruebas probables de que pueda ser por vía sexual, explicó el viceministro primero, si bien aún no se conoce dentro del virus del Zika la envergadura que pueda estar representando este tipo de transmisión.

Son 12 los países y territorios que han notificado síndrome congénito asociado a esta infección, dijo, y apuntó que una reciente notificación de Cabo Verde sobre la presencia del virus sugiere la posible entrada de la enfermedad a África. La OMS, señaló, ha manifestado la preocupación de la extensión de la enfermedad y las respuestas que faltan en cuanto a las repercusiones en el orden neurológico de este virus en el tiempo.

Sobre el Chikungunya, el doctor Portal Miranda recordó que es un virus que entró al Caribe en el año 2013 y que ha continuado extendiéndose en la región notablemente, produciendo gran número de casos, y hoy está presente en 38 países de la región, de los cuales 35 muestran transmisión autóctona.

Al respecto enfatizó que Cuba no ha tenido reportes de casos de chikungunya este año, siendo una enfermedad que ha estado estrechamente vigilada y que cuenta con respaldo de laboratorio.

La enfermedad más grave de las mencionadas es el dengue, apuntó el viceministro primero, que es endémica en 129 países. La Organización Mundial de la Salud ha advertido que es la enfermedad transmitida por mosquitos de más rápido crecimiento en el mundo, pues se ha incrementado 30 veces en los últimos 50 años, y el escenario se complejiza ante la amplia co-circulación de las diferentes cepas de este virus.

En el año 2015 en las Américas se reportaron dos millones de casos, y ya en el primer semestre de este año la OPS ha registrado 1 millón 679 000 casos.

Sobre la fiebre amarilla en Angola, informó que se trata de un brote detectado en el 2015 en las 18 provincias angolanas, con transmisión autóctona en 12 de esas provincias, en tanto tres países han informado casos importados de Angola (República Democrática del Congo, Kenia y la República Democrática de China).

En Cuba no se reportan casos de fiebre amarilla desde el año 1909, refirió el doctor Portal Miranda, pero para la comunidad sanitaria mundial este nuevo brote de la enfermedad sigue siendo una preocupación, teniendo en cuenta que en los últimos dos años, el mundo se ha enfrentado a dos alertas de alcance mundial.

“Primero fue el Ébola que, por primera vez salió de África, aunque logró ser contenido; desde hace unos meses, es el virus Zika. Con todo el mundo mirando hacia América Latina ante el auge de esa enfermedad, un panel de la universidad de Georgetown avisa de que la fiebre amarilla se postula ser el próximo virus que salte de su zona endémica y se convierta en global. La OMS anunció la pasada semana que lanzará campañas de vacunación de emergencia contra la fiebre amarilla en Angola y República Democrática del Congo (RDC), después de que la enfermedad haya matado a unas 330 personas y que ambos países hayan alertado de que se están quedando sin vacunas”, ejemplificó.

En el caso del cólera, se han reportado en la región en lo que va de año más de 14 574 casos en tres países de América (Haití, Ecuador y República Dominicana)

“Es esta compleja situación, que no podemos desconocer lo que nos obliga a estar mejor preparados”.

El riesgo de introducción de estas enfermedades en el país es elevado, debido a la amplia cooperación e intercambio internacional y los niveles de infestación del mosquito transmisor en determinados municipios. A estos factores se le suma la inadecuada calidad técnica del trabajo antivectorial, la persistencia de condiciones medio ambientales desfavorables, la escasa participación popular en la solución de los riesgos y la situación climatológica con elevadas temperaturas y humedad.

Recordó que ante este escenario epidemiológico internacional y el riesgo de introducción o propagación de estas enfermedades, la Dirección del Partido y del Gobierno aprobó un plan de medidas, bajo la conducción del Ministerio de Salud Pública, para el enfrentamiento al virus Zika y por consiguiente al Dengue y al Chikungunya, dirigido a la eliminación del agente transmisor, el mosquito.

Dijo que este plan abarcó todo el territorio nacional y se reforzaron las acciones en 60 municipios identificados como de mayor riesgo en el país, para lo cual fue vital el llamamiento que realizara el General de Ejército el pasado mes de febrero a la población, para poder mantener los niveles de salud alcanzado y evitar sufrimiento a la familia, a partir de la exigencia y disciplina ciudadana en la lucha contra el vector y el saneamiento ambiental, expectativa que dijo se cumplió.

Durante la etapa intensiva, refirió, en las acciones de control vectorial los ciclos de tratamiento focal y adulticida se cumplieron al 100 %. Se incrementó la percepción del riesgo de enfermar de la población y hubo mayor participación de esta en las acciones desarrolladas, de conjunto a los organismos y organizaciones de masas involucrados.

Asimismo, destacó que en estos resultados el papel jugado por los grupos temporales de trabajo en cada territorio, presididos por sus principales autoridades, la participación de soldados y oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en el tratamiento adulticida intensivo, así como de la Policía Nacional Revolucionaria y la Fiscalía en las acciones de enfrentamiento, fue esencial.

El resultado es presentar hoy una situación notablemente favorable, subrayó, y en ese sentido apuntó que respecto al dengue, de 46 municipios con transmisión que llegamos a tener en marzo (el pico de transmisión más alto registrado) y 14 provincias, hoy solo quedan con transmisión de dengue un solo municipio en la provincia de Guantánamo, en un área de salud de la cabecera provincial, que debe cerrar este mes.

Referente al Zika reiteró que está siendo vigilado. El país cuenta con capacidad de laboratorio y hasta el momento se registran 22 casos importados y uno autóctono, sin transmisión. De los importados, diez corresponden a Venezuela, tres a Brasil, uno a Colombia, uno a República dominicana y siete a Guyana.

Asimismo, explicó que ha disminuido de manera paulatina la fiebre inespecífica, uno de los síntomas que nos alerta sobre la presencia de estas enfermedades, tanto en casos sospechosos como confirmados. La tasa de incidencia si en la etapa intensiva se situaba en 12,1 por 100 000 habitantes, actualmente se encuentra en 0,46 por cada 100 000 habitantes.

También, dijo, se ha experimentado una disminución de la focalidad del Aedes aegypti, aunque aún se encuentra por encima de los niveles de seguridad. Los índices de infestación bajaron de 0,58 a 0,18, lo cual está por debajo de la media histórica de los últimos cinco años. Las provincias que superan este indicador son: Holguín (0,39), Camagüey (0,29), Villa Clara (0,21), Cienfuegos (0,38), Sancti Spíritus (0,35) y Matanzas (0,30) “El reto es alcanzar el 0,05, que es el índice que nos permitiría eliminar la transmisión”, acotó

El viceministro primero mencionó que hacia el cierre de junio se acumulan 5 485 focos, para una disminución de 5 721 con respecto a igual fecha del año 2015 y 4 142 menos con respecto a la media histórica, si bien continúa siendo el depósito para almacenar agua (62,0 %), el de mayor aporte a la focalidad, destacándose el tanque bajo (35,6 %).

Reiteró que el plan de medidas para la prevención y enfrentamientos a las enfermedades transmitidas por el mosquito del género Aedes se encuentra ahora en una etapa de sostenibilidad. “No tenemos derecho a retroceder todo lo alcanzado, por lo cual tomando en cuenta las experiencias obtenidas de la etapa intensiva, se ha trabajado en plan de medidas intersectorial, encaminado a eliminar y/o disminuir los factores que favorecen la infestación por Aedes aegypti y albopictus. Entre estas se cuentan la calidad del trabajo antivectorial y el ordenamiento medioambiental, la implementación de medidas de vigilancia epidemiológica, el perfeccionamiento del control sanitario internacional, el respaldo asistencial a los pacientes que puedan padecer estas enfermedades, así como las acciones de promoción y educación para la salud”.

Son diez los componentes del plan, y hacen que cada organismo tenga tareas concretas en este sentido, entre las que puntualizó se mantienen los grupos temporales de trabajo que operarán de acuerdo con las características entomo-epidemiológicas de cada territorio. Igualmente se prioriza el completamiento y preparación de las fuerzas de vectores para el trabajo técnico, la atención médica de los casos que puedan aparecer, en especial el seguimiento a las embarazadas, así como el desarrollo de investigaciones y el saneamiento como componente básico en el que tiene participación clave otros organismos.

En relación con las enfermedades diarreicas agudas (EDA), el doctor Portal Miranda informó a los diputados que para el 2015 se produjo una disminución de las atenciones médicas por EDA del 13,5 % comparado con el 2014; mientras en el 2016 se mantiene una disminución de 17,6 % respecto a igual periodo del 2015.

Puntualizó que superan la tasa nacional seis territorios: La Habana, Mayabeque, Sancti Spíritus, Holguín, Santiago de Cuba y el municipio especial Isla de la Juventud; no obstante el país se ha mantenido en zona de éxito y ninguna provincia se encuentra en zona de epidemia o alarma.

“Independientemente de las condiciones medioambientales y sanitarias que favorecen la aparición de la diarrea, gracias a las medidas tomadas y la participación de la población cambiamos el curso histórico, y hoy la tasa de EDA está por debajo de los últimos cuatro años”, dijo.

Respecto al cólera, el viceministro primero apuntó que el 90,3 % de los casos reportados en el año se concentran en tres provincias: Santiago de Cuba (50,5 %), Holguín (29 %) y Guantánamo (10,9 %), pero un 93 % de los mismos se diagnosticaron en las primeras siete semanas del año. El posterior comportamiento ha sido al control, con la ocurrencia de solo casos aislados, y el corte de la transmisión.

Los eventos, dijo, han estado asociados a violaciones de normas sanitarias, debilidades de la vigilancia epidemiológica e inadecuados hábitos higiénicos personales. También a la presencia de riesgos ambientales como la disposición final de residuales líquidos y sólidos, los prolongados periodos de sequía, las afectaciones del suministro de agua, el uso de fuentes alternativas sin la calidad requerida.

El miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y ministro de Salud Pública Roberto Morales Ojeda, reiteró la necesidad de que ante cualquier sintomatología las personas acudan y nos permitan actuar como corresponde.

De igual modo, el titular del sector insistió en la necesaria participación de los organismos, la población y las autoridades sanitarias, con la responsabilidad de mantener resultados después de la etapa intensiva. “Este ha sido un programa que ha cumplido con los propósitos de bajar los niveles de infestación, pero estamos en los meses del verano que son los más complejos, ante el incremento de las temperaturas y precipitaciones, que favorece el incremento de la focalidad. De la implementación de las medidas de sostenibilidad dependerá no incurrir en los mismos errores de otras ocasiones. No se puede actuar por campañas y luego retroceder. Hay que mantener el rigor y la disciplina”.

“Hablamos de momentos donde es preciso ahorrar los recursos del país. En esta etapa intensiva se emplearon más de 24 millones por encima del presupuesto asignado a la campaña, y por ejemplo 8 000 toneladas de petróleo más de las dispuestas para el tratamiento adulticida. Pero si existe una medida que puede impactar positivamente en el aprovechamiento de los recursos, es justamente evitar epidemias”, alertó el ministro.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

midaimys dijo:

1

12 de julio de 2016

15:11:04


Sin tregua contra en mosquito, Cienfuegos en el combate.

Geovanys dijo:

2

20 de julio de 2016

15:48:46


Es nesesario cumplir con las indicaciones de nuestro vice ministro y ministro, elevar la promocion y la exigencia sanitaria en la poblacion , pero entre los recursos asignados a la campaña anti vectorial , se nesesita el tratamiento para los residuales liquidos (fosas y sanitarias) , ya que estas presentan el mayor porciento de focalidad generadora , dependiendo del riesgo de la proliferacion por huevos residuales en el interior (paredes) de los mismos sin destruir , tratar con un producto especifico el 100 % de las fosas y red sanitarias y mantener el tratamiento a los deposistos de agua en las viviendas mensualmente , debe de traer un resultado positivo para la disminucion de la focalidad en el pais

Jose M Rodriguez.C dijo:

3

24 de julio de 2016

18:50:53


Estoy de acuerdo con el comentario de mi compatriota cubano Geovanys.Saludos Emigrado Cubano Jose M Rodriguez.C Ciudad Pompano Beach Condado Broward Estado Florida Estados Unidos.

Marlen León dijo:

4

7 de septiembre de 2016

11:58:51


Y en la Capital seguirá requeté mal, porque los Policlínicos no han hecho bien su trabajo, ¿qué hacen los Municipios de Higiene y Epidemiología? NADA!!!, además, ¿cuándo van a empezar a poner multas a los que No limpian los alrededores de los edificios, los sótanos de los edificios y casas???