ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Juvenal Balán

Cuando en 1922 Frederick Ban­ting descubrió, junto a Charles Best, la insulina, una hormona que permite tratar a los diabéticos, el curso de esta enfermedad cambiaría, al pasar a ser controlable.

No obstante, los más de 300 millones de personas diabéticas que existen en el mundo, dan cuenta de que es este un problema de salud creciente; y sobre el cual cada 14 de noviembre— en honor al natalicio de Banting—, se celebra el Día de la Diabetes.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, casi 61 millones de personas viven con Dia­betes Mellitus (DM) en las Américas, donde uno de cada dos adultos tiene sobrepeso u obesidad, el principal factor desencadenante de la enfermedad junto con la inactividad física. Además, se calcula que esta en­fermedad está relacionada con más de medio millón de muertes cada año en la región.

Cuba, donde la diabetes ocupa justamente la octava causa de muerte en la población, no escapa a esta preocupación, aseguró a la prensa Esther Pallarols, funcionaria del De­partamento de Enfermedades no Trans­misibles del Ministerio de Sa­lud Pública.

La especialista explicó que según los resultados de la III Encuesta Na­cio­nal de Factores de Riesgo, realizada en el año 2010,  más del 40,4 % de la población de 15 años y más, no realiza actividad física suficiente, y la obesidad en su forma global, que incluye el sobrepeso, representa un 43,8 %.

“El incremento vertiginoso de la prevalencia de diabetes, los efectos que provoca en las personas que la padecen, las cuales tienen que cam­biar totalmente sus estilos de vida, al requerir una alimentación específica, tratamientos orales o in­yectables, monitoreo constante del nivel de glucosa en sangre y orina, y la probabilidad de tener que manejar secuelas graves como la ceguera, insuficiencia renal crónica, amputaciones, disfunciones sexuales; así como el costo económico de cada paciente a la familia, al sistema de salud y a la sociedad, convierten a la diabetes en una problemática”, dijo.

Si bien están dispensarizados como diabéticos un 5,2 % de la población cubana general, siendo más frecuente en las mujeres, la doctora Pallarols indicó que la mencionada investigación mostró una prevalencia de un 10 % en la población mayor de 15 años, lo cual habla de un grupo considerable de personas que tienen diabetes y no lo saben, por lo cual muchos llegan al diagnóstico cuando ya están presentes las complicaciones de esta enfermedad.

Asimismo, la especialista subrayó que más del 55 % de las personas que fallecen a causa de la diabetes, lo hacen prematuramente, pues son menores de 75 años y no alcanzan la esperanza de vida promedio en el país.

Cuba, resaltó, cuenta con un programa Nacional de Diabetes enfocado en el control y prevención de la enfermedad, un Instituto Nacional de Endocrinología desde donde, además de los servicios asistenciales, se investiga sobre el manejo del pa­ciente diabético. También existe un Centro Nacional de Atención In­te­gral para las personas diabéticas que prioriza la educación terapéutica en busca de una mejor calidad de vida, al enseñar a los enfermos a convivir con este padecimiento. En las provincias existen centros con igual propósito, además de las consultas de atención al paciente diabético en cada área de salud.

Por su parte Oscar Díaz Díaz, di­rector del Instituto Nacional de En­docrinología, señaló la importancia que tiene detectar desde la atención primaria de salud a los pacientes con DM y subrayó los esfuerzos que realiza el país para mantener disponibles y accesibles los hipoglucemiantes fundamentales que se usan en el mundo, al igual que la insulina humana.

Los pacientes tienen a su disposición también el diagnóstico de la microalbuminuria, pueden te­ner autocontrol de su glucosa a través de los glucómetros que se les venden en la red de farmacias a precios módicos, y tienen el privilegio de contar con un fármaco de primera línea como el Heberprot-P”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

FASV dijo:

1

14 de noviembre de 2014

05:42:16


LA DIABETES ES HEREDITARIA Y SE TRANSMITE POR LOS GENES AL MOMENTO DE LA CONCEPCION, POR ESTO NO SE PUEDE HACER NADA PARA EVITARLA.CUANDO YA SE DECLARA ES CIERTO QUE HAY QUE TOMAR MEDICINAS, AGUANTARSE LA BOCA Y CHEQUEARSE A MENUDO.TAMPOCO ES PARA DEJARSE MORIR DE HAMBRE POR UNA DIETA DEMASIADO ESTRICTA. QUE SERIA LA VIDA SIN UN RICO FLAN O UN CONGRI CON LECHON ASADO?

Luz mary dijo:

2

14 de noviembre de 2014

07:15:05


A propósito del comentario sobre la diabetes y su incidencia cada día quisiera expresar mi preocupación por el exceso de azúcar que le ponemos al yogurt producto muy consumidos por todos especial mente por niños y ancianos y otros como jugos y refrescos en el caso del yogurt el natural ya lo dice no hay por que echarle en la fabrica azúcar pues hay personas que no lo pueden tomar por ser diabéticos y otras por que le gusta así quisieran le trasmitan esta preocupación alas fabricas de refrescos y jugos que hacen el producto que es un melado y principalmente a la de yogur natural es natural no endulzado excesivamente gracias

Ernesto dijo:

3

14 de noviembre de 2014

08:52:26


Hace casi un mes la prensa informo que se encontraban en las Farmacias para la venta a pacientes diabéticos tirillas para la determinación de la concentración de azúcar a través de la orina. En la red de farmacias de Las Tunas ese medio diagnóstico que es más económico que las tirillas de los glucometros aun no se conoce. ¿Pudiera Granma ayudar a esclarecer que sucede, porque se informa y promociona un producto y no llega a los pacientes que lo necesitan? Esta información sería un buen obsequio para los diabéticos en su día.

Maria dijo:

4

14 de noviembre de 2014

10:57:54


Muy bueno el comentario de las Tunas sobre la venta de tirillas para la determinación de la concentración de azúcar a través de la orina. en la provincia de Cienfuegos pasa igual, nadie conoce sobre el tema. solo me quede con el recorte de periodico.

Juan Sánchez dijo:

5

14 de noviembre de 2014

10:59:34


Efectivamente en Cuba los diabéticos tienen una excelente atención por parte de lo servicios de Salud, pero están toralmente abandonados por la industria alimentaria y los servicios de gastronomías. Cuando los diabéticos salen de su casa, no encuentran nada que tomar, ni que comer, porque todo lo que se hace les está contraindicado. ¿Cuándo los directivos de estas entidades se van a sensibilizar con el serio problema que tiene la población con la diabetes y la obesidad? En un país como Cuba, donde los servicios de salud son pagados por el Estado -- porque no son gratis como erroneamente se afirma-- la falta de sensibilidad de estas instituciones se revierte en un incremento de los gastos por concepto de Salud Pública.