ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

LA HABANA.—El martes 8 de diciembre se celebró en la capital cubana una reunión informativa entre representantes de los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos sobre el tema de las compensaciones mutuas.

La delegación cubana estuvo encabezada por Abelardo Moreno Fernández, viceministro de Re­la­cio­nes Exteriores y la estadounidense por Mary McLeod, viceasesora legal principal del Depar­ta­men­to de Es­tado.

Las delegaciones intercambiaron información sobre las compensaciones pendientes de solución en­tre ambos Estados. La delegación de Cuba expuso las bases de las re­clamaciones, en particular las de­man­das del pueblo cubano al Go­bierno de los Estados Unidos por da­ños humanos y económicos, re­co­no­cidas por los tribunales del país.

Ambas partes acordaron continuar los intercambios sobre este tema. El encuentro se desarrolló en un clima respetuoso y profesional.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Hermes Munoz dijo:

1

9 de diciembre de 2015

05:06:20


Que paguen por todo lo hecho. Cuba Va .

Jose A García dijo:

2

9 de diciembre de 2015

06:16:20


Y Los Yankees qué reclaman?

Rolando dijo:

3

9 de diciembre de 2015

06:40:54


Como siempre mita de la informacion y que dijo eua sobre su reclamaciones por favor asta cuando eso da pie a especulaciones volas mentiras y demas gracias

Armando67 dijo:

4

9 de diciembre de 2015

07:22:20


La política de "gotero" o "cuentagotas" como digo yo de USA se parece a la de la UE, muchas reuniones, pérdida de tiempo y al final nada claro.

Singh Castillo dijo:

5

9 de diciembre de 2015

09:16:00


Este es un asunto que pudo resolverse hace 55 años, pero la Administración Eisenhower y las posteriores se negaron a reconocer el derecho soberano de Cuba a efectuar nacionalizaciones. Recordar que esas nacionalizaciones (no confiscaciones) sucedieron en el marco de la intención de Washington de derrocar a la Revolución liderada por Fidel Castro. El gobierno de Ike comenzó a tramar su derribo apenas seis meses después de la entrada triunfal de Fidel a La Habana, en enero de 1959. Aún antes de las nacionalizaciones, en marzo de 1960, el director de la CIA, Allen Dulles, por pedido de Eisenhower, presentó un plan subversivo que condujo a la derrota de Kennedy en la Bahía de Cochinos, en abril de 1961. En ese contexto, las empresas norteamericanas en Cuba fueron obligadas por el Departamento de Estado a no colaborar con el Gobierno revolucionario, como la conocida negativa a refinar petróleo adquirido por el Estado en la URSS. En ese estira y encoge, resultaron nacionalizadas mediante una práctica legalmente reconocida en el mundo. Insisto en nacionalización y no confiscación porque el Gobierno cubano ofreció, como era su deber, un cronograma para el pago de las compensaciones debidas a los propietarios, pero fue rechazado por Washington con la mala intención de hacer pasar a la Isla como la villana en esta historia. Eso es algo de lo que no se habla en EE.UU. En ese sentido señalo que el Gobierno cubano realizó los pagos mutuamente acordados a otros propietarios extranjeros, cuyas empresas también fueron nacionalizadas. Con el tiempo, el gobierno de EE.UU. hizo algo peor. En la Ley Helms-Burton sumó a las reclamaciones de ciudadanos norteamericanos las de propietarios que en 1960 eran nacionales cubanos y luego de salir del país adoptaron la ciudadanía estadounidense. Ejemplo: Bacardí. Durante todos estos años el pueblo cubano ha sido víctima de una guerra económica brutal, sintetizada en lo que el gobierno norteamericano llama "embargo" que ha tenido no solo un alto costo material para Cuba, sino también ha provocado la muerte de compatriotas por la falta de algún medicamento o equipo médico Made in USA. Es un bloqueo que obliga extraterritorialmente al cumplimiento de leyes norteamericanas por empresas o bancos de terceros países, so pena de fuertes multas por la OFAC. De ahí el rechazo universal en la Asamblea General de la ONU. La más reciente 191 a favor de Cuba y sólo EE.UU. e Israel en contra. Esperemos que en las negociaciones se tomen en cuenta esos antecedentes y ambas partes lleguen civilizadamente a un acuerdo favorable.