ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
El pueblo cubano hace suyo el privilegio de aportar sus propuestas a la Carta Magna. Foto: Jorge Luis Merencio

Miles de reuniones, con una presencia masiva de personas, se han celebrado en todo el país desde que el pasado día 13 iniciara el proceso de consulta popular del Proyecto de Constitución de la República de Cuba, el cual se extenderá hasta el venidero 15 de noviembre.

Este mecanismo inédito en el mundo, en el que el pueblo funciona como una gran asamblea constituyente, le da la oportunidad a cada cubano de opinar sobre el texto, proponiendo adiciones, supresiones, aclaraciones, ampliaciones, u otra redacción en cada uno de los párrafos del proyecto.

Como expresa Sergio Emilio Castillo Torres, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Guantánamo, la Carta Magna que se propone es adelantada, moderna, supera a todas las que ha tenido el país y está estructurada según lo más importante.

También se acoge al principio de progresividad de los derechos, ofrece igualdad, es amplia e inclusiva, de acuerdo con la doctrina actual del derecho comparado, y regirá, como Ley de leyes, la vida de las actuales y futuras generaciones de cubanos. De ahí el apoyo que recibe por el pueblo.

Un número significativo de las intervenciones ha estado enfocado en reconocer la integralidad y solidez del texto y expresar el respaldo a lo formulado en él. Otras, en proponer adiciones, modificaciones o eliminaciones y también en exponer dudas sobre el articulado del trascendental documento.

DE LA ECONOMÍA

Ese comportamiento se ha puesto de manifiesto, por ejemplo, en el análisis del Título II, relacionado con los Fundamentos Económicos, y cuyo primer artículo, el número 20, asegura que en la República de Cuba rige el sistema de economía basado en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, como forma de propiedad principal, y la dirección planificada de la economía, que considera y regula el mercado, en función de los intereses de la sociedad.

Al respecto, Ilia María Quesada Pérez, del consejo popular de Rubén López Sabariego, en la ciudad de Guantánamo, ponderó el hecho de que la empresa estatal socialista continuará siendo el sujeto principal de la economía nacional, ya que es la esencia de nuestro sistema productivo, generadora de los principales renglones y bienes de consumo.

Me siento orgulloso de que en el ­Proyecto de Constitución se reconozca a la cooperativa como una de las formas principales de propiedad, por el peso que tenemos en la producción de alimentos para el pueblo, apuntó con satisfacción Orle Matos Rodríguez, presidente de la CPA 17 de Mayo, en el Valle de Caujerí.

Consideró Orle que en el artículo 31, párrafo 119, se incluya que el trabajo debe constituir, más que un deber, una obligación para todo aquel que no tiene limitaciones para laborar, pues en todo el país hay trabajo y, sin embargo, miles de personas son vagas y viven del esfuerzo de los demás y de la sociedad, fenómeno al que no escapan las cooperativas.

Con ese propio párrafo tiene que ver la duda o interrogante de Guillermo Mastrapa: «¿Qué va a pasar, cómo va a proceder el Estado con las personas en edad laboral que no trabajan, que viven de los demás y constituyen un potencial delictivo?».

Héctor González López abordó la falta de correspondencia entre los precios y los salarios, mientras Josefa Cuadra Vázquez, también cederista, consideró que ante los bajos salarios el Estado debe aplicar políticas reguladoras de precios a cumplir por comerciantes estatales y privados.

Añadió que la Constitución debe tener en cuenta que el bajo salario en buena parte de las entidades está provocando un éxodo significativo de trabajadores estatales hacia el sector privado, que paga mejor. Dicho fenómeno adquiere ribetes pronunciados en sectores estratégicos para el país como el educativo y el de la Construcción.

Por su parte, el también cederista Israel Dubois Andújar elogió la medida estatal de crear el trabajo por cuenta propia para estimular la economía y generar empleos, pero cuestionó la anarquía de los precios que algunos instauran, por lo que sugirió que en la Ley de Leyes debe aparecer el mecanismo para regular aquellos.

Lo cierto es que mediante el proceso de consulta, el pueblo cubano, con su tradición de ser protagonista de cada momento histórico de la Revolución, hace suyo el privilegio enorme de aportar sus opiniones, sus ideas, a la futura Constitución de la República, en la cual se reafirma el carácter socialista de nuestro sistema político, económico y social, así como el papel rector del Partido Comunista de Cuba.  

El país, no cabe duda, saldrá fortalecido de este nuevo examen, de este ejercicio, expresión del carácter democrático y participativo del Estado revolucionario y del poder soberano del pueblo, devenido este en órgano constituyente de la nación.

Los jóvenes combatientes de la Brigada de la Frontera, Orden Antonio Maceo, iniciaron también el proceso de reuniones de consulta popular del Proyecto de Constitución. Foto: Lorenzo Crespo

DEL PROYECTO DE CONSTITUCIÓN

- ARTÍCULO 20. En la República de Cuba rige el sistema de economía basado en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, como forma de propiedad principal, y la dirección planificada de la economía, que considera y regula el mercado, en función de los intereses de la sociedad.

- ARTÍCULO 21, inciso b: Se reconoce entre las formas de propiedad la cooperativa: la sustentada en el trabajo colectivo de sus socios propietarios y en el ejercicio efectivo de los principios del cooperativismo.

- ARTÍCULO 26. La empresa estatal socialista es el sujeto principal de la economía nacional. Dispone de autonomía en la administración y gestión, así como desempeña el papel principal en la producción de bienes y servicios. La ley regula los principios de organización y funcionamiento de la empresa estatal socialista.

- ARTÍCULO 31. El trabajo es un valor primordial de nuestra sociedad. Constituye un deber, un derecho y un motivo de honor de todas las personas en condiciones de trabajar. Es, además, la fuente principal de ingresos que sustenta la realización de los proyectos individuales, colectivos y sociales. La distribución de la riqueza con arreglo al trabajo aportado, se complementa con la satisfacción equitativa de los servicios sociales universales y otros beneficios.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Rafael Manzano dijo:

1

27 de agosto de 2018

22:21:13


Estoy seguro que en ningún país se realiza esta consulta con las más el pueblo y el pueblo es el que dice la verdad la situación económica en cuba No es la mejor y el pueblo está dando ideas concretas sobre este aspecto Yo pregunto que va hacer o que hará el estado con tantas personas capacitadas físicas y mentalmente que no trabajan ? Que hará el estado con los especuladores que abusan de las necesidades del pueblo ? Que hará el estado para competir con o regular la situación del sector privado que está absorbiendo buena parte del personal calificado que ha sido hecho por el estado ? Y digo tomará medidas con los vagos , pondrá leyes rigurosas contra loes especuladores y contrabandistas ajustará los salarios acordé a la posición y producción del individuo ? Creo que son aspectos sensibles y fundamentales en la economía El otro aspecto económico que creo es de analizar es hacerle conocer los planes reales al pueblo la verdadera producción el costo por peso y no informar vagamente de un proyecto que se hace el pueblo necesita saber el costo si fue productivo etc eso es educación económica Otro aspecto es darle más poder a las cooperativas darle más recursos créditos y posibilidades de tener capital extranjero invertido en sus proyectos esa es mi opinión estoy seguro todo saldrá bien pues se está haciendo con transparencia y fidelidad Gracias R. Manzano

Yander Hidalgo dijo:

2

28 de agosto de 2018

11:37:29


Considero acertada la concepción de modificar nuestra constitución teniendo en cuenta el momento histórico que nos toca vivir. Sin embargo, existen elementos que deberían ser modificados, no obstante, en el anteproyecto no se evidencia la intención de cambiar todo lo que debe ser cambiado. Tal es el caso del artículo 44, Capítulo VI, donde dispone que el “trabajo es remunerado conforme a su calidad y cantidad; al proporcionarlo se atienen las exigencias de la economía y la sociedad… lo garantiza el sistema económico socialista, que propicia el desarrollo económico y social, sin crisis…” a mi entender esta disposición es una de las causas por la cual, el salario mínimo en Cuba no garantiza las necesidades básicas del trabajador y su familia. Para que se me entienda, en una de las mejores constituciones que se han aplicado en nuestro país, (que es la de 1940), se establece como derecho del trabajador que el salario mínimo se determinará atendiendo a las condiciones de cada región y a las necesidades normales del trabajador en el orden material, moral y cultural, y considerándolo como jefe de familia. De tal forma que la Ley establece la manera de regular periódicamente los salarios sueldos mínimos por medio de comisiones paritarias para cada rama del trabajo, de acuerdo con el nivel de vida y con las peculiaridades de cada región y de cada actividad industrial, comercial o agrícola. Considero que esto es lo que necesita nuestro pueblo, poder satisfacer sus necesidades a partir del ingreso que generen por el trabajo realizado. De esta forma considero de eliminaría el robo y la corrupción, que, si bien es cierto que el delito expresado en su forma más grosera como robo no se justifica, al considerarse este como el detrimento de la dignidad del hombre, se tiene que analizar las causas que lo condicionan, existen variables que provocan este comportamiento y que en ocasiones, aunque reitero, no se justifican, son la alternativa para la supervivencia de muchos de los cubanos. La constitución tiene que disponer que el estado cubano garantice, que la capacidad de compra del salario mínimo de Cuba responda a las necesidades alimenticias del trabajador y su familia. Si se quiere construir una sociedad justa y equitativa, creo que debemos analizar los preceptos planteados por los predecesores del socialismo, en tal sentido, Federico Engels, en su discurso ante la tumba de Carlos Marx expresó “El hombre necesita en primer lugar comer, beber, tener un techo y vestirse, antes de poder hacer política, ciencia, arte, religión…”. Si el salario mínimo de Cuba no garantiza la alimentación del trabajador y su familia, ¿qué otra alternativa le queda? No sé si estarán de acuerdo conmigo, pero traté de pensar en aquellas carencias en cuestión de derecho al trabajo que tiene nuestra actual constitución y al leerme la de 1940 entendí que en ellas están los derechos por los cuales hoy estamos abogando. Por tanto, considero que la nueva constitución debe hacerse teniendo en cuenta nuestra historia y esta forma párate de ella.

maguero dijo:

3

29 de agosto de 2018

11:27:07


La economia es lo fundamental en este pais . Todos aquellos que trabajamos en el sector estatal sabemos cuanto afecta el bloqueo a la economia las importaciones , por eso urge tomar medidas : afectan a nuestra economia aquelllos que venden los medicamentos que nuestra empresa Biocubafarma produce e importa para la salud del pueblo sin saber lo dificil que es lograr que lleguen al pais debido al bloqueo , los que roban en mercados industriales y los revendedores que compran la mercancia para despues explotar al obrero , aquellos que impunemente roban en los mercados el pollo, la cuota alimenticia que tanto trabajo cuesta garantizar al pueblo para ellos las sanciones deben ser ejemplares , basta de rebaja de condenas a aquellos que violan la ley impunemente sean funcionarios o trabajadores deben ser sancionados con el peso de la ley , hoy nadie respecta la autoridad judicial , porque las sanciones son foljas debido al temos a ser criticados por aquellos que dicen defender los derechos humanos que no son otros que los principales enemigos del pueblo. todo aquel que sea sancionado por danar la economia debe ser enviado a los campos de caña o cultivos para que con su trabajo paguen lo que robaron al pais , o ser enviado a trabajar en construcciones , hasta cuando vamos ha estar alimentando a los vagos en este pais y dandole facilidades para que vivan mejor que el que trabaja.

Daniel dijo:

4

30 de agosto de 2018

21:53:24


Considero que lo primero es que hay que reconocer el derecho económico de los cubanos desde el artículo 1. Sobre el artículo 20 de que en Cuba rige el sistema de economía basado en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, como forma de propiedad principal, y la dirección planificada de la economía, que considera y regula el mercado, en función de los intereses de la sociedad, estoy de acuerdo, pero, junto a ella tiene que coexistir la pequeña y mediana empresa privada sobre aquellos medios de producción no fundamentales ni estratégicos, con una economía de mercado. Pongo dos ejemplos, con la apertura de Restaurantes y la posibilidad de arrendar habitaciones y a pesar de las trabas burocráticas en par de años la iniciativa privada creo en cuba un número de capacidades de alojamiento y una red extra hotelera al servicio del turismo (no solo para extranjero) que el estado necesitaba 20 años. (No lo digo yo, sino el ministro de turismo), en cuba por no entregar tierras a los que la quisieran trabajar y por tanto conservar grandes extensiones en manos de empresas estatales que no las explotaban (por las razones que fueran) se llenaron de marabú. Cuba necesita con urgencia de inversión, que no tiene que ser necesariamente extranjera, los cubanos de aquí y los que están fuera tienen el derecho de poder invertir en su país, siempre que el dinero no sea sucio tiene que ser bienvenido. Cuba no es ningún paraíso para la inversión, tiene muchas trabas burocráticas y la inversión hay que llamarla, comprarla, gestionarla, no puede ser que para hacer una fábrica de galletas hay que estar negociando cinco años y que una fábrica de pañales y otra de detergente con una empresa vietnamita necesite tanta propaganda, como si fuera una industria de la industria básica. El secretario del partido comunista vietnamita, en conferencia magistral en la universidad de la habana, reconocía que sus grandes avances económicos se debían a una gestión de socialismo de mercado, y lo proponía a cuba, empezaron 16 años después de nosotros con un país en ruina y vea usted, crecen este año un 6 % y reciben 15 millones de turistas.

frb dijo:

5

31 de agosto de 2018

14:30:19


Por favor , por que no habilitar un sitio WEB para los cubanos residentes en la isla, al igual que existe uno para los residentes en el exterior? A todo el mundo no le gusta hablar en reuniones y de esa forma uno puede opinar expresando sus ideas con calma, alguien me puede responder sobre esto