ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Foto: Juvenal Balán

El Consejo de Estado de la República de Cuba, conforme a lo establecido en el Artículo 90, inciso a) de la Constitución, convocó para este sábado una Sesión extraordinaria del Parlamento cubano. Durante esta jornada se prevé:

- La aprobación del proceso de Reforma Constitucional y de la Comisión integrada por diputados, encargada de elaborar y presentar el proyecto de Constitución de la República.

- El análisis del Dictamen sobre el experimento que se lleva a cabo en las provincias de Artemisa y Mayabeque.

- La aprobación de la integración de las comisiones permanentes de la Asamblea Nacional del Poder Popular y de los grupos parlamentarios de Amistad.

- Cubavisión, Cubavisión Internacional, Radio Rebelde y Radio Habana Cuba transmitirán, a partir de las 11:00 a.m., la Sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, convocada para este sábado 2 de junio.

- El domingo y el lunes los diputados se reunirán también como parte de la preparación para el mejor desempeño de sus cargos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ventura Carballido Pupo dijo:

1

2 de junio de 2018

07:43:42


Los comprometidos estamos de pláceme con la marcha de los acontecimientos en nuestra nacion socialista. Los que no lo estan porque pueden estar navegando por la confusion, seguro se sumaran en cualquier momento a esta gran batalla que como buen continuar ha comenzado resultamente nuestro Joven Presidente de los Consejos de Estado y Ministro Miguel Diaz-Canel. Se obervan cambios para bien, no para fijar tendencias neoliberales que no tendran espacio. Son los cambios que tambien tuvo que hacer nuestro lider hostorico en la etapa de niñez de la Revolucion. Y los que tambien hizo Raul cuando tomo la Direccion del Pais. Que nadie se llame a engaño. Cada cosa en su monento historico. Hemos visto que el dañino secretismo va un poco quedando atrás. Con sobrada motivacion, observo todo lo que se mueve en la Direccion Central del Pais, para enfrentar los males que lastran la sociedad como la Corupcion Administrativa, el Burocratismo, el engañoo a los consumidaores. El nuevo Presidente en un corto período de tiempo ha tenido que enfrentar muy lamnentable dos situaciones fuertes: el fatal acidente del avión con su secuela de muertes de personas llenos de vida y de esperanzas, y las intensas lluvias en el Centro del pais, con graves daños a la economia y personas fallcidas. En ambos casos ha estado la respuesta oportuna. No es una cosa novedosa del actual mandatario; eso lo ha logrado de la escuela de Fidel y Raúl. También Hemos visto con alta satifacción que durante su primer mes en la presidencia de Cuba, y hasta el dia de hoy que escribo estas notas, Miguel Díaz-Canel dio muestras de que para gobernar debe salir a la calle, escuchar a la gente y aprovechar, en vez de evadir, a los medios de comunicación, en su camino para ganar y mantener respaldo ciudadano. En medio de un amplio despliegue de prensa, se le vio en reunión con el Consejo de Ministros, luego pasando revista a programas alimentarios y de energía renovable, valorando los planes de preparación de La Habana para celebrar en 2019 medio milenio de su fundación, o en un recorrido, los días 17 y 18, por barrios de la capital. Fue muy solidario, respetuoso, y vivio con la misma intensidad el dolor de los fallecidos en el citado accidente del avion. Como siempre lo hemos hecho, pero cada situación en su momento histórico, estamos demostrándole fehacientemente a los virulentos o obsecados enemigo que en Cuba existe el derecho de pensamiento. Derecho no para darle espacio a la Contrrevolucion. No somos tan tontos. Derecho que ponderando la diversidad, nos permite mediante el dialogo, abrir caminos; mas participacion del dueño de la Revolucion: el soberano. Nos permite avanzar en nuestro justo propósitos de lograr un Socialismo Próspero y sutentable . Va bien Diaz Canel. Nadie se puede poner celoso. Acompañarlo es una máxima, y no ponernos ahora a decir buscando la quita pata algato, lo que esta haciendo y lo que hicieron antes los paradigmaticos Fidel Y Raul y lo que no hicieron. En virtud del cual permítamen colgar en esta nota un trabajo de un joven pensador que me agrado sobremanera, lo publico integro. Miren el titulo del trabajo de marra, MIGUEL DIAZ-CANEL Y YO TAMBIÉ Por su autenticidad, su claridad y su frescura, el Boletín Memoria incluye en esta sección dedicada a difundir ideas y preguntas, análisis y propuestas, la nota del joven Ariel Montenegro, que hemos tomado del fraterno sitio La joven Cuba, e invitamos a disfrutar su lectura y a reflexionar sobre lo que comenta o propone, al mismo tiempo que nos sumamos al propósito y al espíritu del título que encabeza el trabajo. (Tomado de La joven Cuba) Por: Ariel Montenegro La suerte es que no bajó de la Sierra y la moral histórica no será el muro en el que se estrellen todas las críticas contra él. La suerte es que quienes lo alaban dicen que sabe escuchar y que rara vez pierde los papeles en una discusión; y quienes lo critican solo dicen que es gris y demasiado parecido a todo lo demás. La suerte es que, dentro de ese parecido, se diferencia lo suficiente, al menos para este momento. La suerte es que tiene la edad de mis padres, que estudió en las mismas escuelas, fue a los mismos trabajos voluntarios y misiones internacionalistas. En la década del noventa pasó las mismas penurias y prefirió trabajar por lo que creía, como mis padres, en lugar de irse al turismo, irse a una firma o, simplemente, irse. Por eso, como a mis padres, lo entiendo a pesar de las diferencias. La suerte es que sus hijos, cuando niños, probablemente, comieron el mismo pan con aceite que yo, jugaron con los mismos juguetes rusos y guardaron las mismas envolturas de los caramelos que no se comieron nunca. Hoy van a los mismos teatros y a los mismos bares. Por eso creo que me entendería, como a sus hijos, a pesar de las diferencias. Y aunque no tiré fuegos artificiales, porque las reacciones festivas no son lo mío, creo que Miguel Díaz-Canel es una bocanada de aire para los que queremos que el socialismo en Cuba se arregle y lo veíamos venirse abajo porque, salvo un par de honrosas excepciones, estaba siendo administrado por gente que lo envejecía demasiado como para seguir caminando sin que se le partieran espontáneamente los huesos de las piernas. Mi generación, los que nunca vimos ese “antes” de bonanza que cuentan hubo antes de 1990, tenemos la rara oportunidad de comenzar a juzgar desde cero a la principal figura del país, mientras que él, tiene el privilegio de recibir un cheque en blanco de un país donde crece el desinterés cada día como una preocupante postura política. Se equivocará, digo yo, pero es un derecho que tiene. A lo que no tiene derecho es a la inacción, a la inercia y a la desidia. Yo le tengo confianza, porque me lo vengo encontrando desde que era ministro de Educación Superior, y en los espacios en los que coincidí con él como estudiante, y luego en sus incontables reuniones con los periodistas, era de los pocos que no daba piñazos en la mesa, que no le ponía el cartel de gusano a un interlocutor por no estar de acuerdo, que reconocía haber enriquecido su visión de determinado asunto en lugar de imponer la que traía, aunque le hubieran demostrado lo contrario. Si ese Díaz-Canel que preguntaba, que dialogaba, que tomaba notas en su Smartphone de lo que decía un estudiante, logra llevar eso mismo al espacio público nacional, tendrá buena parte de la arrancada resuelta. Cuenta con un enorme capital simbólico que le otorgó Raúl Castro cuando anunció que sería el primer secretario del Partido en 2021. Los conservadores se lo pensarán dos veces antes de frenarlo con sinsentidos porque ya saben dónde estará dentro de tres años. Tiene el reto de convertirse en una figura pública activa, en lugar de aparecer mucho, pero hablar poco. Tendrá que dar discursos, entrevistas, conferencias de prensa. Tendrá que explicarse y hacer que los demás se expliquen. Por su edad y su historia, le será más difícil que lo obedezcan ciegamente, pero también será más difícil engañarlo. Cuenta con la ventaja de que la gente no se morderá la lengua para hablar delante de él. Tendrá que ganarse el respeto, pero tiene todo el espacio y la mayoría del poder para hacerlo. Yo, que no soy la criatura más optimista ni entusiasta del planeta, creo que puede hacerlo bien. Creo que tiene la capacidad de llamar a mis contemporáneos a cosas más medulares que solamente cerrar filas. Su virtud más útil en este momento, es que se parece al siglo XXI, que lo entiende bien y sabe comunicarse con quienes lo entienden mejor. Un amigo periodista me dijo el 20 de abril que por primera vez sentía que la dirección de Cuba podía pedirle algo que fuera exactamente para lo que él está preparado, no disciplina, sino lo mejor que puede producir y crear. Mi amigo dice que si Díaz-Canel lo llama, él va. Y yo también. (FIN) Termino”Fidel, Raul, Diaz-Canel, unidos por el mismo cordon umbilical en pensamiento, en acción y en grades deseos de dar felicidad eterna al noble pueblo cubano. De eso se trata.