ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Julio César la Cruz no dejó espacio para la duda en su triunfo sobre el venezolano Albert Ramírez. Foto: especial para Granma, Roberto Morejón,

OSHAWA, Toronto.—Las cuentas estaban claras. La única manera de superar la actuación del boxeo en los pasados Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 era ganando ocho combates de los dos programas finales de diez, en el centro deportivo de esta ciudad.

Los seis oros y cuatro platas cosechadas, aunque alcanzaron para liderar en este deporte al igual que cuatro años atrás (8-1-0) vieron la luz en un contexto donde más de uno pensó en ciertas intensiones de los jueces por frenar el ímpetu de los nuestros en las jornadas precedentes del torneo.

Los cálculos, según lo anunciado precompetencia por el preparador principal Rolando Acebal, apuntaban a la aspiración de ganar siete u ocho primeros lugares.

La cita tapatía dejó el listón bien alto, cuando los pugilistas antillanos dieron una vuelta de rosca a los rivales para desmarcarse ampliamente, ocasión en que los canadienses --en nítida paradoja comparada con su desempeño actual-- salieron mucho mejor parados al capturar la segunda posición gracias a (2-0-3).

Una mirada al panorama ofrece por conclusión que los anfitriones en Oshawa –aupados por su público respetuoso y afectivo— solo dispusieron de Arthur Biyarslanov (64kg) para dar en la diana dorada, aprovechando la poca acometividad y la equivocación táctica de Yasnier Toledo.

Otro detalle interesante de estas discusiones fue que Estados Unidos únicamente avanzó a la última instancia con Antonio Vargas (52kg), en tanto Venezuela tomó la vanguardia de los retadores con tres representantes. México y Colombia, dos hombres cada una, y República Dominicana, defendida por Héctor García (56kg), perdedor ante Andy Cruz, completaron la decena de los oponentes de los cubanos. Brasil, en una performance opaca, no contó con nadie en la final.

PUDIERON SER MÁS TÍTULOS

Por segunda oportunidad consecutiva, Yosbany Veitía (52) regresa a casa con el segundo lugar en estas lides. En Guadalajara perdió a manos del mexicano Joselito Velázquez y aquí lo superó el norteamericano Vargas.

“Perdí la iniciativa, el muchacho es campeón mundial juvenil y está muy bien preparado. Hice mi mayor esfuerzo, pues nunca lo había enfrentado y las cosas no me salieron como esperaba”, argumentó el cubano, quien en su semblante traía la huella de quien no tiene nada que reclamarles a los oficiales, porque el triunfo del norteamericano resultó evidente.

El primer galardón dorado de la segunda velada final lo aportó el dos veces campeón del orbe Lázaro Álvarez, que con un boxeo inteligente dejó atrás al mexicano Lindolfo Delgado, por decisión unánime, para retener su corona de Guadalajara.

“Salí a hacer mi pelea limpia, llevé las riendas del pleito para no dejar que los árbitros decidieran por mi. Este triunfo adelanta lo que saldré a buscar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016; ganar allí sería lo máximo para mi carrera”, apuntó el también medallista bronceado de Londres 2012 tras bajar del entarimado.

DUDOSA DECISIÓN

El veredicto de 2-1 para el venezolano Gabriel Maestre sobre Roniel Iglesias (69) provocó opiniones encontradas, lo mismo del público que de los propios contendientes.

Para el cubano, la mayoría de los golpes del contario se perdieron en su guardia, “quizá me ganó un asalto, pero en los otros dos dominé, no es justo que los árbitros tomaran la decisión por su cuenta. Lo vencí en La Habana durante la Serie Mundial y aquí no hice nada diferente, me mantuve entrando y saliendo para castigarlo, mientras él, a partir del segundo round, bajó la intensidad de su golpeo”, agregó el monarca olímpico y mundial.

De la acera de enfrente, Maestre dijo a Granma que se preparó para una disputa muy fuerte. “Conozco y respeto a Roniel, salí pensando que el veredicto correspondería lo mismo a él que a mí, de cualquier manera él tiró más golpes, aunque muchos inefectivos, por eso creo haber triunfado, explicó el bronce del Mundial de Kazajstán 2013, quien justificó su derrota en la Ciudad Deportiva habanera ante el anfitrión a no hallarse entonces en la mejor forma.

Todavía minutos antes de la premiación, en los pasillos del centro deportivo de Oshawa, ambos púgiles --fuera del ring son amigos-- entablaron una discusión cada uno defendiendo sus puntos de vista acerca de cómo actuaron en pos del oro, sin llegar a acuerdo alguno.

CONVICCIONES Y VIRTUDES

Julio Cesar la Cruz (81 kg) reeditó su éxito de cuatro años atrás, a costa del también venezolano Albert Ramírez. En ningún momento su adversario lo sacó del planteamiento táctico concebido. “Ya soy un boxeador más hecho respecto al anterior panamericano, he mejorado mi concentración y disciplina, estoy listo para nuevos retos”, afirmó el antillano.

El cierre de la noche a cargo de Lenier Pero presentó otro encuentro con un venezolano, convertido en batalla campal --2-1 para el nuestro-- donde ambos se dieron sin piedad, entre continuos agarres, hasta que el sudamericano llegó extenuado al tercer asalto.

No podemos concluir estas líneas sin hacer alusión a la demostración más convincente de la entrega y valentía de los cubanos, encabezadas por la demostración del 91kilogramos Erislandy Savón, quien con su mano derecha lesionada desde el debut, ascendió a lo más alto del podio, apenado por no haberse desempeñado como acostumbra.

Aún cuando no terminó primero, el novato de 18 años Johanis Argilagos (49kg) recibió el elogios de su más avezado vencedor, el mexicano Joselito Velázquez, doble monarca continental. El joven aseguró que desde los nueve años, primera ocasión en que ascendió a un cuadrilátero, ansiaba defender los colores de Cuba en la selección nacional. “Para mi ha sido un gran orgullo estar en estos Juegos Panamericanos, sé cuánto tengo por delante para convertirme en un buen boxeador, sin embargo, cuento con el apoyo de mi familia para conseguir ese propósito”, apuntó.

La medalla dorada que escapó de las manos de Yasnier Toledo (64kg) frente al canadiense Arthur Biyarslanov resultó una retranca para que Cuba cumpliera su meta de siete oros. No se concibe que un hombre suba al ring y precisamente en el round de apertura no mantuviera la concentración necesaria para rivalizar, tal como lo confesó al término de su porfía contra el local, un pugilista sin mucha trayectoria entre las cuerdas.

Así aflora un nítido contraste entre las actitudes del fogoso Argilagos y del lesionado Savón frente a la decepcionante tarea del experimentado Toledo. La realidad demostró que los cubanos no estaban equivocados cuando al término de las semifinales aseguraron que irían por más en la disputa de las medallas.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jesus dijo:

26

27 de julio de 2015

19:55:16


Cuando en atlanta 96 le quitaron las peleas a los cubanos fue porque se las quitaron. Ahora se las quitan y muchos en vez de solidarizarce con nuestros pugiles les caen arriba de forma humillante. El sistema de calificacion del boxeo desde la epoca del 90 (cuando aun estaba Sagarra) ya comenzaba a tener fallos. Que a nadie se le olvide. Para criticar primero debemos ser justos y sobretodo tener memoria.

Daniel naite Plasencia dijo:

27

29 de julio de 2015

10:30:37


Hola…Pienso que a pesar de ser Cuba uno de los países mejores formadores del mundo de boxeadores y contar con una de las más prestigiosa y mejores escuelas de esta disciplina…care cemos de un detalle muy imprescindible cuando tenemos que definir una pelea favorecida por un mal arbitraje o por encontrarnos en un país anfitrión de determinado evento etc.… Ya no existen boxeadores en Cuba con una buena pegada, pienso que a pesar de ser un dote innata en un determinado peleador: esto también se logra en un buen enteramiento donde se pula este detalle, ya paso de los 40 años y vi pelar a grandes del boxeo amateur cubano como la leyenda Teófilo Stevenson Ángel Milian, José Gómez, Jorgito Hernández, Emilio Correa (Padre) Rolando Garbey etc…Eran “Clases de boxeadores” a pesar de la calidad de los muchachos pienso que Asebal debe trabajar muy seriamente en esto, ejemplo claro de lo que digo: en la pelea de Yasnier Toledo contra el local Arthur Biyarslanov, en ocasiones se escucho por el audio cuando Asebal le decía que se pusiera agresivo…señore s la única forma de obtener esa victoria era enviando a la lona al canadiense, estaba claro que hasta el árbitro estaba vendido al no penalizar con un punto por entrar con la cabeza al canadiense. Saludos Daniel. Partiendo del criterio de algunos, alego que debemos tener en cuenta que los atletas son seres humanos y que el entrenamiento mental también es muy importante no siempre tenemos la misma disposición física o mental, pero insisto que se debe de hacer un esfuerzo… muchas beses no se logra el equilibrio en los atletas y se muestran muy variables en el caso de Roniel Iglesias, Julio cesar la Cruz, Robeysis Ramírez etc. E incluyo el famoso caso de Savón y digo famoso porque ha sido muy criticado por su mala actuación en estos juegos, pero para muchos hasta el día de ayer era uno de los mejores amateur del mundo, incluyendo a los comentarista y narradores que muchas beses no saben que decir, pero nadie es capaz de analizar que a pesar de su invicto en estas series mundiales, es porque ha enfrentado a rivales de escasa calidad por ende no puede tener ningún título digno en su carrera, pienso que los grandes y talentosos vislumbran su futuro desde los primeros pasos saludos…Daniel

CAMILO RODRIGUEZ dijo:

28

29 de julio de 2015

18:10:17


Considero que el Boxeo cumplió con eficiencia lo que pasa es que el boxeo nos tiene acostumbrado a rematar el los juegos multidisciplinario pero llevar 10 boxeadores a discutir el titulo en un torneo de máxima categoría y alcanzar 6 medallas de oro en un buen resultado a mi juicio la pelea de Rosniel y la de Toledo fueron quitadas las dos restantes si perdieron preocupante las dos salida de veitia en la serie mundial y ahora en la discusión del oro lo vi lejos de su forma deportiva