ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Junto con la música de presentación del noticiero del mediodía nací. Quizá fue un presagio, una forma que encontró la vida para decirme a qué me iba a dedicar y cuál sería mi mayor pasión.

Cuando vivía en mi natal San Antonio de Las Vueltas, un pequeñito pueblo de la geografía villaclareña, siempre dije que sería periodista. Solo era una niña que soñaba en grande, para colmo, una niña tímida, de trenzas rubias, que a los 12 años ya se había leído, por iniciativa propia, un libro de Virginia Wolf que, por cierto, no me gustó.

Siempre que acababa una clase sacaba una hoja y escribía algo. Lo guardaba. Todavía escondo en cualquier gaveta algunas cosas que me salen y no le leo a nadie por miedo a que sean, como mínimo, un engendro cursi de mi inspiración.

La primera vez que me tocó redactar una noticia pasé horas frente a la hoja en blanco. Todavía recuerdo aquella visita al central azucarero. Nunca antes había puesto un pie en un gigante «devoracaña» y estaba perpleja. Uno de los directivos me hablaba de datos y porcentajes. No entendía nada. Mi fotógrafo, Manuel de Feria, al darse cuenta de la situación, tomó el mando de la entrevista y me salvó.

De los momentos lindos siempre se habla, pero el verdadero amor por un oficio se demuestra en los días feriados, cuando un puerco asado se devora en tu casa, mientras casi recibes el año en la redacción.

Por eso, al periodismo hay que llevarlo en las venas. Esta no es una profesión para la vanagloria, sino para servir y ayudar al otro. Esta también es una profesión para aprender, por eso el agradecimiento eterno a quienes me han enseñado y me enseñan.

A veces la gente que me quiere, cuando les cuento de lo complejo de mis horarios y del tiempo que le dedico al trabajo, no entienden y me aconsejan buscar una profesión menos estresante y que engorde un poco el bolsillo.

Lo confieso, en ocasiones la idea me ha pasado por la cabeza. Entonces me pongo a escribir. La ciudad duerme y yo escribo. Escribo y sonrío. Soy feliz.

Entonces un lector me envía un correo desde Madruga para decirme que le gustó una crónica, o la madre de un niño del que conté una historia me confiesa, en un mensaje, que ya soy parte de la familia.

Entonces comprendo que quizá sí fue un presagio que naciera a la una de la tarde en punto, junto con el Noticiero de Televisión. Quizá desde ese momento la vida me decía algo: para mí el periodismo siempre será mucho más que una profesión.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

yo.cu dijo:

6

16 de mayo de 2019

11:16:14


Se te extraña... nos gussta difrutar lo que escribes y sin ofender a todos tus colegas ya extrañaba tus artículo, en lo personal me encantan, sigue con tu profesón q nacistes para eso Felicidades...no te demores tanto en salir a escena....gracias por estar

Robert dijo:

7

16 de mayo de 2019

15:52:26


Leslie te felicito por amar tanto a tú profesión, la cual hoy más que nunca reviste una importancia extraordinaria sobre todo para los pueblos que como Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Irán, Siria, entre otros, tratan de hacer llegar la verdad al mundo a través de los medios alternativos de la información, pues como sabes en la actualidad la información es un rescurso muy valioso pero que tergiversado puede desencadenar resultados catastróficos, considero que el periodista que se respete a sí mismo debe escribir y decir siempre la verdad, por eso te insito a que nunca dejes el periodismo, y seguirás sonriendo y siendo feliz siempre sin importar que tanto duerman los demás.

guadarramas dijo:

8

17 de mayo de 2019

12:31:29


Te conocí, no me acuerdo bien, si fue en un evento en el tribunal o en la Unión de Juristas, o de esas tantas personas a las que une conoce y por el grado de afectos que alcanza, se pierde en el tiempo cuando se conocieron, lo cierto es que desde el primer momento, además de tu belleza, me impresionó tu forma de comportarte, tu manera de tratar la noticia, de realizar las entrevistas a las que varias veces he accedido porque ni quitas ni pones, eres exacta, hablas como escribes y asi te comportas. Como tengo "la lengua conectada al cerebro" he tenido simpatía por tu trabajo. Eres un gran profesional, te admiro y te respeto, y nos quedan trabajos pendientes. Ojala que tu tesis doctoral pueda leerla algun dia, ayer 16 de mayo, me dejaste con el bichito de la curiosidad, durante el foro de la gobernanza,

pedro bergues dijo:

9

17 de mayo de 2019

13:35:49


yo naci a las 11 am de un dia de septiembre de 1955 y como premonicion me pusieron Pedro que siginfica roca por tanto soy geologo de profesion con 39 años de trabajo a punto ya de jubilarme tambien muchas veces me ha pasado por la cabeza tener un oficio mejor remunerado a lo largo de mi vida ( que no ha sido un lecho de rosas) , no tendre mucho al jubilarme pero tengo la satisfaccion de haber sido un hombre de bien trabajando en las mas difiiles situaciones y lejos de casa por mucho tiempo, si Dios me da la posibilidad de nacer de nuevo sere geologo otra vez