ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Desde que el Segundo Congreso Internacional de París, celebrado del 14 al 20 de julio de 1889, resolvió celebrar el 1ro. de mayo como el Día Internacional de los trabajadores, en homenaje a los Mártires de Chicago, este se ha convertido en día de protesta contra la opresión, en símbolo de la lucha de los trabajadores de todo el mundo.

En Cuba es día de fiesta, de jolgorio y celebración de lo conquistado, pero no en todas partes es así, los trabajadores en cientos de ciudades del mundo se manifestaron este 1ro. de mayo contra la precariedad de vida, las políticas neoliberales de shock de la derecha, el desempleo, la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, la concentración de la riqueza cada vez más en manos de unos pocos y la guerra.

La apelación para que tras las elecciones se definan políticas, que permitan una más justa redistribución de la riqueza y los reclamos de solidaridad con el pueblo de Venezuela, estuvieron presentes en Madrid. En Barcelona, miles de manifestantes marcharon bajo la consigna de «Primero las personas» y exigieron al gobierno que adopte medidas para cerrar la creciente brecha de desigualdad entre ricos y pobres.

París amaneció bajo fuertes medidas de seguridad, más de 7 400 policías y gendarmes fueron desplegados y las autoridades usaron drones para vigilar la marcha. Desde temprano se generaron enfrentamientos con los manifestantes que se congregaron en el barrio Montparnasse.

América Latina y el Caribe enfrentan grandes desafíos en cuanto a protección social y derecho laborales. Durante 2018, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) advertía que el 53 % de los y las trabajadoras de esta zona geográfica (140 millones) estaban en una situación de informalidad laboral. Además, según cita Sputnik, en la declaración de Panamá de 2018 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se señalaba que en Paraguay la informalidad llega al 70 %, en clara contraposición a Uruguay, donde la informalidad roza el 24 %.

Esa dura realidad se vio reflejada en las marchas del 1ro. de mayo en todo el continente, los trabajadores latinoamericanos rechazaron la injerencia del Fondo Monetario Internacional, denunciaron las condiciones de vida de la población, la privatización de las empresas estatales, las reformas laborales que legalizan la superexplotación y los bajos salarios, la anulación de los derechos sindicales, y el crecimiento de la deuda externa con el fmi y el Banco Mundial.

Fue una jornada de lucha en todo el mundo, de enfrentamiento a las políticas de la derecha que buscan llevar a la humanidad a un escenario de dominio total y absoluto del sistema capitalista.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.