ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Escombros por doquier. Árboles caídos en las calles, brigadas de linieros subidos a los postes restableciendo el fluido eléctrico, viviendas con serias afectaciones, techos destruidos, reflejos del poderoso tornado que afectó el domingo a cinco municipios de la capital.

Uno de ellos, Diez de Octubre, fue el escogido para que el equipo de los Leñadores de Las Tunas, flamante campeón nacional de béisbol, llegara hasta sus moradores con la solidaridad de los peloteros en representación de los deportistas cubanos.

«Yo he sido víctima de ciclones y huracanes allá en Las Tunas y estoy asombrado de lo visto aquí, pues según relatan los pobladores, solo duró alrededor de 15-16 minutos», me comenta Pablo Civil, director del conjunto, acabado de bajar del ómnibus que los trasladó hasta la iglesia de El Buen Pastor de Jesús del Monte, cuyo crucifijo, colocado en el punto más alto del edificio, desapareció a causa de los fuertes vientos.

Dentro de la iglesia los peloteros tuneros regalaron un total de 24 pelotas a los allí presentes y se interesaron por las vivencias de los vecinos, así como reconocieron la prontitud del restablecimiento de muchos servicios. «Nos vamos para la Serie del Caribe con la certeza de que todo quedará mejor que antes, porque este es un pueblo que no se achica frente a nada», dijo Yosvani Alarcón, receptor y capitán del equipo.

Hay mucho por hacer todavía en la recuperación, y en medio de la intensa labor de los damnificados junto a las fuerzas de las distintas entidades enfrascadas en la tarea, el paso de los Leñadores en la mañana de este viernes llevó un soplo de solidaridad del movimiento deportivo cubano.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.