ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Hoy cuando veo a un joven negarse a la hora de asumir una responsabilidad, en cualquiera de nuestras organizaciones políticas y de masas, incluso en tareas de dirección en un centro productivo o de servicio al pueblo, pienso en la conocida frase con la que todos ellos crecieron en las escuelas que dice: «Pioneros por el Comunismo, seremos como el Che».
Miles han sido los jóvenes que se han formado en el país bajo este lema, no un simple lema, sino uno que encierra sobre todo, el compromiso de ser un hombre, que además de ser capaz  de morir por la liberación de otros pueblos, fue entre nosotros ejemplo de abnegación, sacrificio, lealtad a una tierra que, aunque no lo vio nacer, lo acogió como si fuera su propio hijo.
Durante todos estos años nuestra juventud ha acompañado siempre a nuestro socialismo, por ello es que nuestro Comandante en Jefe siempre confió en esa fuerza capaz para no perder  todo cuanto se ha logrado en beneficio del pueblo. Esa misma confianza la tiene la actual dirección del país y por eso los acompaña en todo, los apoya y estimula y también los reconoce.
Lograr una verdadera conciencia política lleva su tiempo. No basta con ser un buen estudiante o trabajador, hay que saber ser un buen ejemplo. El Che nos dio, nos da y nos dará siempre esa pauta a seguir.
Entonces, qué falta para que toda la masa juvenil cubana, por supuesto, acompañada también por los que ya hemos transitado por otras épocas en las que igualmente crecimos bajo el mismo lema y que en su momento nos correspondió dar el paso al frente en cientos de tareas y responsabilidades, dé sin excepción su paso cuando se le necesite.
El ejemplo del Che es difícil de imitar por lo grande que es, pero se puede. Incluso, su enfermedad respiratoria nunca fue un pretexto para dejar de cumplir con sus obligaciones o deberes.
Ser como el Che debe ser el modelo al que debe aspirar cada cubano y hombre del mundo que sea capaz de sufrir los dolores ajenos como suyo propio. Y si nosotros tuvimos el enorme privilegio de sentirlo nuestro, incluso, se hizo ciudadano cubano, cómo un joven de esta época no es lo suficientemente capaz de ser como él. Deberíamos todos preguntarnos por qué.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

orestes oviedo dijo:

1

7 de noviembre de 2018

09:25:03


Algunos que cuando niño expresaron la frase de los pioneros y ocupan cargos de dirección en la actualidad, se han olvidado de su compromiso con el pueblo y manifiestan la INDOLENCIA, la INSENSIBILIDAD Y OTRAS MISERAIS HUMANAS, que no tienen relación con el HOMBRE NUEVO HUMANISTA, ETICO Y SOLIDARIO representado por el CHE. La introducción de la medida NEOLIBERAL de la privatización del comercio, la creación del mercado de oferta y demanda sin regulación de los precios y sin un mercado mayorista, con su carga de HECES, pone en primera plana el ECONOMISISMO BURGUES que siembra la idea del hombre tratado como UNA MERCANCÍA mas en el mercado y mejorando las condiciones de trabajo de los obreros conquistaran LA LIBERTAD PLENA que contradice la definición de SOCIALISMO DEL CHE expresado en Discurso en la entrega de premios a obreros destacados del Ministerio de Industrias el 30 de abril de 1962. (…) Podemos decir que la definición del SOCIALISMO es muy sencilla; se define por LA PRODUCTIVIDAD que está dada por la mecanización, por el empleo adecuado de las máquinas al servicio de la sociedad, y por un creciente aumento de la productividad y LA CONCIENCIA, que está dada por el poner los trabajadores todo lo que de sí tienen, en beneficio de la sociedad; productividad, es decir, MAYOR PRODUCCIÓN, MÁS CONCIENCIA; ESO ES SOCIALISMO, y nosotros, lo que tenemos ahora, es que construir el socialismo, aumentar la productividad y aumentar la conciencia día a día. Saludos cordiales, Oviedo

Julio Cesar dijo:

2

7 de noviembre de 2018

10:03:58


Pienso que la pregunta y el cuestionamiento del que hay que partir es, ¿por qué nuestro país y su política están perdiendo a los jóvenes? Es harto conocido que fue nuestra juventud quien inspiró y llevo a cabo una Revolución que estremeció al mundo entero en el siglo pasado, ahora, 60 años después me parece muy simplista, distorsionado y errado reprender actitudes y no cuestionarse el porqué de las mismas, la biología juega una parte primordial en este caso al igual que la física y las matemáticas también. Yo que no soy especialista en la materia puedo sacar la simple conclusión, esa desmotivación y apatía de no asumir responsabilidades que tiene nuestra juventud está dada simplemente por una "necesidad no satisfecha". La juventud es una sola y pasa muy deprisa, no existe vuelta atrás, la inmovilidad no está en los genes del joven, y como a todo joven le gusta cambiar las cosas, quieren triunfar, ganar dinero, estar a la moda, divertirse, ser libres, ayudar a sus padres, los cuales en su tiempo hicieron lo mismo por ellos, y de seguro de lo que están claro los jóvenes es de lo que (no quieren). Existe una contradicción entre lo que expone el periodista y el cuestionamiento de fondo, cito: "Durante todos estos años nuestra juventud ha acompañado siempre a nuestro socialismo, por ello es que nuestro Comandante en Jefe siempre confió en esa fuerza capaz para no perder todo cuanto se ha logrado en beneficio del pueblo. Esa misma confianza la tiene la actual dirección del país y por eso los acompaña en todo, los apoya y estimula y también los reconoce." Ergo si esto ha sido cartesianamente así, ¿entonces, cual es la verdadera causa de por qué estos mismos jóvenes se niegan a la hora de asumir responsabilidades en cualquiera de nuestras organizaciones? Trayendo al ruedo las palabras de Rafael Hernández director de la revista Temas en una entrevista hace casi 11 años, la cual responde los cuestionamientos de este artículo: "La juventud tiene que participar, si la juventud no participa, si no expresa sus opiniones, si no interactúa y es parte del debate, si no escribe y publica, si no entra en una discusión y en un intercambio yo creo que no va a haber ninguna posibilidad de que se le traslade o que se le aporte, no que se le inserten cosas en la cabeza, sino que se trasladen y se le puedan aportar constructivamente, positivamente experiencias que han tenido las viejas generaciones. Yo creo que los jóvenes tienen que tener un espacio de poder mayor en la sociedad cubana y que en la construcción de ese espacio de poder, en la apertura de ese espacio de poder, en la conquista de esos espacios de poder, porque no todo está dado en la vida, sino al contrario, muchas cosas hay que conquistarlas…. Déjame añadirte algo más: yo creo, por ejemplo, que no hay educación política más importante para un joven que salir al exterior, salir y regresar, volver a salir y volver a regresar y ver con sus propios ojos el mundo exterior." (1) Nuestros jóvenes en los cuales me incluyo, quieren ser tenidos en cuenta, que sus voces sean escuchadas y que sus ambiciones y objetivos puedan ser cumplidas por ellos mismos sin dependencias y ataduras, no podemos anclar sus necesidades con promesas futuras y lemas, sino dejándolos hacer lo mismo que hicieron esos no ya tan jóvenes a finales de los 50. (1) http//akerunoticias.wordpress.com/entrevistas/entrevista-a-rafael-hernandez-director-de-la-revista-temas-cuba Un Saludo

pbruzon Respondió:


7 de noviembre de 2018

13:00:16

totalmente deacuerdo con usted