ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Aunque distante aún del panorama ideal para los campos del Camagüey, resulta alentadora, comparada con otros momentos, la creciente presencia y, con ella, el aporte de los jóvenes en la producción agropecuaria.
El número cada vez mayor de muchachas y muchachos que sudan blusas y camisas en el surco o las vaquerías constituye una señal del promisorio despertar de un movimiento juvenil decidido a «echar anclas» en estas llanuras urgidas de fuerza de trabajo.
Es el fruto, aún en ciernes, de las acciones asumidas por la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (anap), de conjunto con la Unión de Jóvenes Comunistas, dirigidas a detener el progresivo envejecimiento de su membresía y formar un relevo estable y seguro.
Una mayor vinculación y comunicación de los directivos y funcionarios de la anap y la ujc con las bases productivas ha repercutido en una mejor atención de los jóvenes que se integran al sector colmados de no pocas dudas y expectativas.
Según información a la que tuvo acceso este periodista, en 195 de las 256 cooperativas existentes en la provincia están constituidas las brigadas juveniles campesinas, lo cual no significa que todas funcionen de manera adecuada ni con la calidad óptima.
Es por ello que se insiste en el necesario asesoramiento a la actuación de estas en el seno de las unidades productivas, sin «matar» la iniciativa y creatividad de los jóvenes de acuerdo con las condiciones específicas, posibilidades y recursos de cada lugar.
Sus integrantes constituyen la cantera primera para engrosar las filas de la ujc, de ahí lo importante de formar en ellos una conducta donde prevalezcan el ejemplo personal, la vergüenza campesina y la seriedad a la hora de cumplir la palabra empeñada.
Se trata de jóvenes que lo mismo se unen para cultivar una hectárea de plátano, sembrar caña, enfrentar a cuatreros, reparar la escuela de la comunidad, participar en un tope de béisbol, visitar un sitio histórico o ir de excursión a la playa.
Cuando se alcanza un clima favorable puede afirmarse que existe una estrecha compenetración entre la junta directiva, el núcleo del Partido y el comité de base, todos en pos de los retos productivos, que no son pocos y mucho menos fáciles de resolver.
En esa unidad de acción, no siempre lograda, está la vía más expedita para aunar voluntades e identificar a los jóvenes con los proyectos del colectivo, no reñidos con las aspiraciones que en lo individual tienen quienes deciden dedicarse al cultivo de la tierra.
Pero por encima de esos objetivos de tipo organizativo y funcional está el propósito de dignificar, estimular y reconocer a aquellos que ven hoy, en el duro bregar agropecuario, una forma honrada y útil de contribución social y de realización personal.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Nicolás Padrón Guzman dijo:

1

18 de agosto de 2018

12:32:14


Muy bueno su comentario, tengo ya 60 años y soy hijo de pequeño agricultor, actualmente soy usufructuario de tierra, me gustaria compartir con usted y los foristas que lo deseen el por qué el artículo 20 de la contitución de la República aprobada en 1976 NO aparece en la actual propuesta de Contitución que se nos hace, aunque la figura de pequeño agricultor desaparece, hoy es usufructuario de tierra estatal, a mi juicio es necesario mantener ese articulo 20 en la actual, para poder sasegurar lo que usted propone en su artÍculo, gracias por permitir una vez mas expresarme y espero cometarios al respecto, Saludos