ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

«Poderoso Caballero es Don Dinero», dice un refrán de usanza universal, tomado de un poema de Quevedo: sentencia recurrente en los últimos tiempos, cuando el susodicho caballero anda con sus aires de conquista tratando (y no con poco éxito) de gobernar sobre los actos más comunes o sobre las decisiones más trascendentes de nuestras vidas cotidianas.

Incluso para algunos ya el combate terminó, y dando por seguro ganador al señor de marras, no conciben otro recurso ante sus problemas que la oferta inmediata de las monedas como solución infalible para lograr metas o completar trámites. En la mente de estas personas, que muchas veces reviven aquellos versos en los que Silvio Rodríguez agrupó a los «pobres mortales que se han creído astutos, porque han logrado acumular objetos», no cabe la idea de resortes solidarios o actitudes decorosas, su matemática es muy sencilla: si algo me estás dando, algo pedirás a cambio.

Cuando perdamos el valor de un gesto amable; cuando se extinga el auto que nos auxilia en la vía sin que abaniquemos frente a él la bochornosa diadema del «Poderoso Caballero»; cuando se muera la frase «No cuesta nada, solo cumplo con mi deber»; cuando el funcionario se vuelva usurero; cuando se rinda el pudor y sobre el alma colectiva se cuelgue el cartelito de «Se vende», habremos retrocedido como revolucionarios y como seres humanos.

Sobran los buenos ejemplos a lo largo de la historia que nos muestran la hidalguía y el desinterés de cientos de cubanos dignos que no se dejaron poner precio. Campeones que no abandonaron la Patria ante ofertas tentadoras, científicos talentosos que no han convertido en mercancía la inteligencia que les acompaña, líderes como Céspedes y Fidel, que se apartaron de la prosperidad que otorga la riqueza, en busca de un bien mayor, el de la Patria.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Kiki dijo:

1

18 de julio de 2018

08:49:10


Lamentablemente Ud. tiene toda la razón, esperemos que el fantasma del poderoso caballero no pueda aplastar el valor del desinterés y el altruismo del ser humano. Como diría el poeta, tengo fe en el valor de la virtud. Gracias por su artículo.

font dijo:

2

18 de julio de 2018

09:04:46


Muy bueno este comentario, un llamado para que no olvidemos que antes de todo, somos seres humanos, que los valores que debemos tener son los de la honestidad, amabilidad, sencillez y desinterès, como no sea el interès de servir a los demàs, ejemplos sobran en nuestra patria, entre los dirigentes, los mèdicos, enfermeros y todo el personal de salud, entre maestros, pero tambièn entre aquellos que de distintas ramas, acuden a cualquier lugar del mundo a prestar sus servicios, o a cualquier regiòn de nuestro paìs cuando èsta ha sufrido los embates de un ciclòn o fenòmenos meteorològicos, el que da el asiento en el òmnibus a un anciano, mujer embarazada o no, el que respeta el turno en una cola y no irrespeta a los demàs colocàndose donde no le corresponde, que casi siempre es muy delante de su turno. El que sirve bien al usuario y con una sonrisa en cualquier lugar. El que respeta las normas de convivencia y educaciòn, no hace ruidos innecesarios, no emite palabras groseras, da los buenos dias, bota basuras y desperdicios donde corresponde. Son tantas las manifestaciones que si se siguieran, todos tendrìamos una vida y un entorno màs placentero y feliz

miguel dijo:

3

18 de julio de 2018

09:10:15


MUY ACERTADO SU COMENTARIO Y OJALÁ MUCHAS PERSONAS EN NUESTRO PAÍS PUDIERAN LEERLO Y PENSAR EN ELLO. DESGRACIADAMENTE ESTE ES UN MAL QUE ESTÁ DEGRADANDO NUESTRA SOCIEDAD Y EL BUEN QUEHACER DE LOS CUBANOS, YA CASI NADIE PIENSA EN HACER UN FAVOR SI NO HAY UNA RECOMPENSA POR ELLO Y LO PEOR ES QUE LE PONEN PRECIO. HACE MUCHO RATO, QUE SE PERDIÓ, EN LA MAYORÍA DE LA POBLACIÓN, ESE NOBLE GESTO Y SIEMPRE SE PIENSA EN LA OFERTA Y LA DEMANDA COMO SI ESTUVIÉRAMOS EN PLENO CAPITALISMO Y NO EN UN PAÍS BLOQUEDAO Y CON MUCHAS NECESIDADES.

Doralvis dijo:

4

18 de julio de 2018

16:43:12


Excelente comentario que podemos usar en los centros estudiantiles y colectivos laborales para realzar los valores y dar continuidad a la REVOLUCIÓN.

mendoza dijo:

5

19 de julio de 2018

08:39:14


Muy acertado su artículo, tenemos que partir de reconocer el problema con todas sus aristas, esta es la realidad cubana hoy, aunque existe un porciento de la población que si defiende y practica esos valores, dentro de ello y muy importante los jóvenes, es algo en lo que hay que trabajar, de lo contrario perderemos una de las conquistas de la revolución, es doloroso ver casos de personas de cualquier rango, localidad y preparación o nivel cultural, como se comportan y expresan en relación al singo de dinero, con total apego e interés a un resultado monetario o de otra índole y muchas veces para hacer lo que están obligados por razón de sus trabajos, la insensibilidad en la prestación de los servicios del transporte y otros.