ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Una vez más intentan ultrajar la imagen del Maestro, del Martí de todos, del Héroe Nacional cubano que, más allá, es el hombre más universal que ha dado esta tierra y quien nos enseñó que por encima de nosotros mismos, está la Patria, la humanidad toda.


El hecho ocurrió en esta ocasión en la hermosa ciudad nicaragüense de Masaya, a unos 28 kilómetros de Managua, donde personas violentas e inescrupulosas arremetieron contra el busto del Héroe cubano hasta hacerlo trizas, con total irrespeto y desprecio a lo que representa para la Patria Grande y para la hermandad entre nuestros dos pueblos.


Al respecto, el embajador cubano en Managua, Juan Carlos Hernández, afirmó en su página en Facebook que era esta una simbólica obra que engalanaba la entrada a la ciudad y que se construyó con el esfuerzo de la Asociación de Cubanos Residentes en Nicaragua y la alcaldía local, por eso sintió pena, indignación y vergüenza ajena al conocer de los hechos y ver las imágenes del destrozo.


Parecería algo aislado, y mucho duele tal irrespeto hacia el hombre de La Edad de Oro, pero varias veces ya hemos sido testigos de estos ultrajes. Pesa y molesta demasiado la presencia permanente y lo que representa Martí en las luchas de nuestros pueblos, en la garganta del imperialismo que se extiende con otros métodos sobre la región, pero con las mismas intenciones de siempre.


Los cubanos nunca olvidaremos a los marines yanquis en La Habana sobre la estatua del Apóstol a principios del siglo pasado, ni a Capriles en Caracas llamando a la violencia y arremetiendo contra la Revolución Bolivariana y sus líderes desde la base de una obra dedicada al Maestro en el barrio de Chacaito, en Caracas. O aun más reciente, a aquellos que encapucharon la cabeza de esta propia estatua caraqueña hace apenas unos meses para llamar la atención, demostrar su odio visceral contra Nicolás Maduro y contra los que allá o aquí nos sentimos hijos e hijas de esa tierra y estamos dispuestos siempre a servirle, como nos enseñó Martí.


El busto de Masaya fue inaugurado el 28 de enero del 2011, momento especial en el que el Comandante nicaragüense Tomás Borge expresó: «Gracias a Martí hubo una Revolución Cubana. Gracias a la Revolución Cubana hubo una Revolución Sandinista». Allí, cada año se celebra el natalicio del Héroe Nacional cubano, momento donde se reúnen representantes de las autoridades de la alcaldía de la ciudad y departamentales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (fsln), organizaciones de solidaridad con Cuba, embajadores del cuerpo diplomático acreditado en Managua e integrantes de las brigadas cubanas de cooperación con Nicaragua y, por supuesto, el personal de la embajada cubana en esa tierra.


En enero último, se realizó no solo el tradicional acto político-cultural hasta el busto martiano, también se sumó una caravana ciclística nombrada «Martí en el corazón de Masaya», que recorrió las calles de la ciudad y se enarboló una antorcha erigida por la comunidad educativa que llegó hasta la Plaza de la Cultura, homenaje que concluyó con una revista cultural y un recital de poesía y música alusiva a Cuba y a Martí.


Esta ciudad tiene, además, una amplia tradición de lucha y ha sido protagonista de importantes batallas de su pueblo, convertida por sí misma en ejemplo de rebeldía y de un proceso liberador que ahora pretenden hacer retroceder imponiendo la violencia y el ataque a sus símbolos más sagrados, que son también los de muchos en este continente.


Tal como afirma el Embajador cubano en Nicaragua, seguramente manos amigas y solidarias se unirán nuevamente junto a los cubanos que allí están para lavar esta afrenta y regresar al más universal de todos los cubanos al sitio que un día un edicto municipal en Masaya decidió construir para rendirle permanente tributo. «Esos vándalos pudieron destruir una tarja o robar el busto del Apóstol, pero jamás podrán matar sus ideas».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Joel dijo:

1

6 de julio de 2018

07:01:16


Correcto, "las ideas no se matan ".

Gloria Alicia León Martínez dijo:

2

10 de julio de 2018

11:40:55


Magnífico, solo eso