ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Cuando era estudiante tenía un profesor de Educación Física que se acomodaba en una silla de patas de hierro clavada en el tronco de un arbusto, cercano a la cancha de baloncesto donde desarrollábamos las prácticas correspondientes a dicha asignatura; allí, desde aquella sombra protectora, el entrenador instaba a los alumnos a correr de un lado al otro bajo la inclemencia de un sol que rajaba las piedras; sin embargo, cuando el drible del balón no andaba bien y la cohesión del equipo hacía aguas, el hombre abandonaba su cómodo privilegio sombreado y con verdadera maestría corregía los errores, enseñaba, asumía un rol bajo el bochorno de las dos de la tarde y sudaba a la par de nosotros.

La anécdota me sirve para acercarme a otro tipo de «expertos» de la sombra, aquellos que se refugian en la comodidad de un ángulo seguro y los cuales, a diferencia del profesor de marras, no saltan nunca hacia el lado del sol, aun cuando se han vuelto versados en detectar las fallas y describen con erudita perfección los derroteros que tendría que tomar el juego para convertirse en un depurado acontecimiento muy cerca de lo soñado por todos.

Está claro que resulta más cómodo investigar y hacer teoría profunda mientras no se tiene la responsabilidad directa con la solución del asunto, digamos que aquí cabe lo que en las mesas del dominó es recurrente: «los que están afuera ven más jugadas que los de adentro», por eso creo que la crítica debe ser siempre integral y no parcial, sin desdeñar ninguna parte del problema y con el suficiente tino que permita situarse en las diferentes posiciones y en los distintos momentos.

Es común en estos tiempos encontrar abundantes diatribas que tienen por centro la realidad cubana, los procesos en marcha, las decisiones que se toman e incluso hasta las que no se toman, pero muchos de estos razonamientos carecen en ocasiones de imparcialidad y reales intenciones de propiciar soluciones, pues obvian (y no precisamente para evitar ser justificativos) factores objetivos que nos golpean con fuerza real y que asombra ver ausentes en muy bien estructurados trabajos periodísticos, proclamas, comentarios y otros muchos espacios donde, de buenas a primeras, desaparece nuestra condición de país agredido, bloqueado, subdesarrollado y semiaplastado por el pesado lastre de una crisis (tanto material, como de muchos valores éticos) que pocos en el mundo podrían haber resistido con un mínimo de dignidad.

Y no se trata de huir de la crítica o refugiarse en la complacencia o meterlo todo en el saco «enemigo», se trata de usarla como aliada y no como punta de lanza o meloso acercamiento a quienes siempre callan la verdad de Cuba y hacen de sus desdichas el comodín para satanizar a un país, que me atrevo a asegurar tiene más virtudes que defectos.

Necesitamos que criticar (parafraseando a Martí) no sea mordedura y sí señalamiento noble del lunar y mano piadosa que lo desvanezca; estar en el justo medio no es fácil ni para las balanzas, siempre que sea posible hay que salirse de la sombra y mirar las cosas también desde el sol.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Revenge dijo:

1

18 de junio de 2018

03:34:14


Yo no se cuales son los articulos o planteamientos que le inspiraron a usted esta reflexion. Lo que si se, porque soy un cubano de a pie, que cuando la gente va dejando el comedimiento y la piedad martiana a un lado es porque esta impaciente y cansada, y no tienen por que callarse la boca o conformarse. O es que el pueblo solo tiene la razon cuando da vivas, va a la plaza, o levanta la mano en señal de apoyo? El bloqueo existe, y j*de; pero hay otro bloqueo, el interno, el de la mente de quienes piensan "esto, no... lo otro, tampoco" porque como mismo usted dice, determinan DESDE LA COMODA SOMBRA. Cuando alguien decide: Que un reparto de 20 km2 se quede sin ruta de omnibus que lo comunique. Que cuando un internacionalista regresa de vacaciones a su pais puede importar lo mismo que quien se pasó un mes visitando a la familia en Miami. Que todos, aportemos a la sociedad o no, tenemos derecho a las mismas prestaciones sociales de forma gratuita. Que haya ron subsidiado, pero que a partir de que un niño cumple 8 años sus padres tienen que pagar el salario promedio de 3 dias por un litro de leche. Que no haya automoviles, tractores, maquinarias, materias primas en el pais, pero que se le prohibe al ciudadano privado adquirirlas y traerlas desde el exterior. Que una empresa ingrese al pais medio millon en divisas anualmente por trabajador, pero que a ese mismo trabajador no se le paga el equivalente ni a sesenta dolares mensuales. Que el trabajador privado puede cobrar lo que desee por su producto o servicio, pero que el trabajador estatal, por mucho que produzca tiene que entender que "el pais no esta en condiciones..." de pagarle mas de X cantidad. (En fin, para que seguir) Repito, cuando alguien decide algo que le desgracia la vida al ciudadano comun (por cierto, reforzando aun mas los sufrimientos que provoca ese bloqueo que segun usted es la culpa de todo o casi todo) esa persona no se ve perjudicada porque no vive como un ciudadano comun. Es muy facil restringir y prohibir, esperando comprension y paciencia; desde una oficina climatizada, con auto y celular pagado por el gobierno, con firma autorizada para solicitar bonos de gasolina, con casa en la playa garantizada dos veces al año, con "atencion priorizada" (llamese jabita mensual de comida, materiales de construccion) y un largo etc de facilidades y privilegios. Lo que usted pide periodista es muy facil de implementar pero es hipocrita y solo conduce a la doble moral: Nos quejamos, insinuamos timidamente que las cosas pueden hacerse mejor pero que no hay que olvidar tampoco el bloqueo. Tsk, tsk, tsk... al Cesar lo que es del Cesar: Denunciemos al cobarde e inhumano bloqueo yanqui, pero llamemos tambien otras cosas por su nombre.

Julio Cesar dijo:

2

18 de junio de 2018

12:18:11


Creo que todos los cubanos tenemos el derecho inalienable a opinar, criticar y dar nuevos puntos de vista para el mejoramiento de nuestra patria y sociedad, ese derecho lo dio esta revolución, nuestro héroe, mi José Martí y el de todos los cubanos dignos expresaba " los debates continuos, (incluso) brutales a puro francos, de la contienda política, robustecen en el hombre el hábito de expresar su opinión y atender a la ajena” (Esc. México Vol. II, p. 882.) y Fidel Castro en algún momento expreso: "Quiero que ustedes, los jóvenes periodistas, nunca se callen, que digan lo que piensen, aunque estén equivocados". Ergo, su comentario excluye de facto cualquier crítica que no implique el comodín del bloqueo, catalogándolas de DIATRIBAS, vaya manera de censurar y afrentar otros criterios que no encajen en su molde, pues muchos cubanos como yo y cuando digo muchos me refiero a millones incluso el comandante en Jefe Fidel Castro expreso que “Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos(USA); nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra”, sentenció en la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre del 2005. La desorganización, la indisciplina social, corrupción aquí tanto discutida, la falta de profesionalidad, marginalidad, la doble y triple moral, la crisis de valores, la mediocridad, la indecencia, la falta de cultura del debate, la falta de educación formal, la chapucería, la vulgaridad, la intolerancia, el miedo a la pluralidad de pensamiento y muchos e interminables ejemplos son los que pueden dan al trasto con nuestra revolución y nada tiene que ver con nuestra condición de país agredido, bloqueado, y subdesarrollado. Hay verdades que no hacen que otras verdades sean mentira. Un Saludo

Manuel dijo:

3

18 de junio de 2018

13:58:31


Estoy de acuerdo con todo lo que plantea Revenge,excepto en que desde mi punto de vista se equivoca en pensar que el comentario del periodista va dirido a las críticas y quejas del ciudadano común. El planteamiento va dirigido creo yo hacia ciertos ¨expertos¨ que critican con mucha erudicción las cosas que se hacen, pero no son capaces ellos de ponerse a dirigir o hacer bien las cosas que según su critero se están haciendo mal y que muchas de sus propuestas en ocasiones son inviables porque no toman en cuenta situaciones propias de Cuba como el bloqueo. Por lo demás lo que plantea Revange y otras muchas es la realidad que sufrimos los cubanos de a pie.

Revenge Respondió:


19 de junio de 2018

03:42:36

Estimado Manuel... Los periodistas y eruditos tambien forman parte del pueblo, y la mayoria de ellos comparte las carencias y dificultades diarias entre las que se desenvuelve la vida diaria del ciudadano comun. El cubano es noble, está preparado ideologicamente, responde a todo menos al chantaje y sabe que la dignidad vale bien apretarse el cinto cuando hay que hacerlo. Pero lo que se critica, lo que se comenta en la calle ya con rabia y no con la tradicional jocosidad criolla, encontrando su eco en blogs y medios de prensa, son las acciones institucionales o administrativas que añaden mas dificultades a las que ya impone el bloqueo. Somos una nacion bloqueada, pero preferimos importar productos terminados y no tecnologias o know how, lo que estimula el subdesarrollo, la fuga de capitales y la codependencia del suministro exterior. Tenemos el mal endemico de la escasez de cualquier cosa que haga falta? Pues la solucion es muy simple: reforzar las carencias estableciendo limites para la cantidad de latas de conserva, azulejos, kilos de leche o pares de zapatos que un ciudadano cubano puede entrar al pais. Necesitamos la inversion extranjera, pero nos metemos cinco años para aprobar que un extranjero pueda poner una fabrica de envases plasticos o una procesadora de embutidos en la ZDM. Cuando un matrimonio se divorcia, el padre o la madre que no es conviviente con el muchacho "se limpia el pecho" ante la ley con una pension equivalente a menos de dos dolares mensuales. Si alguien ocupa ilegalmente su vivienda, no hay apoyo ninguno de la justicia o de la policia para sacar a ese delincuente para la calle, aunque el mismisimo Tribunal Supremo haya fallado en su contra. Absurdos e injusticias de este corte y caracter interno son los que causan irritacion y reclamos en la poblacion cubana, y los que -desde mi percepcion- han servido de base a los articulos criticos que leemos en la prensa.

francisco dijo:

4

19 de junio de 2018

14:18:31


He leido sus últimos comentarios y aunque pueden tener razón le falta objetividad. Usted cae en el mismo error a los cuales critica. No tiene estadistica, toma el peridico para hablar de rumores, de opiniones de personas. El problema más grave y el que lo invito a meditar es que no se debate a nivel de sociedad o en forums mas abiertos. Dentro de la revolución todo contra nada pero hay que llevar a la practica. Hay propuestas economicas como las Juan Triana solo se ven en videos dentro de los grupos que debaten la economia, el resto no sabe que existe y al parecer no se toman en cuenta. Hay muchas personas que entienden que hay que confeccionar una ley de empresas del estado socialista cubano y no se debate. Muchos proponen realizar acciones similares a Vietnan y China donde todas las propiedades son iguales ante la ley en derechos y deberes. Se han cometido errores dandole demsiada importancia a la oferta y la demanda y en cualquiefr pais los precios se regulan . Ningun peridista criticó eso, solo un diputado de base valientemente lo planteó y en parte se rectificó. Al no existir debates hay comentarios y todo tipo de conversaciones que surgen también gracias a la obra educacional de la revolución. No busque enemigos, busque unidad y como peridista le pido que realice su esfuerzo en que cresca el debate nacional. Con todo respeto su comentario está contra de la unidad . No aporta.

Ruben dijo:

5

19 de junio de 2018

15:43:20


Estimado periodista, no es comun leer un articulo como el que usted ha escrito en este periodico. Sus palabaras son muy sobrias y sin culpar a nadie llama a una reflexion que es lo que se necesita para avanzar y no las mismas consignas de cuando eramos pioneros. Como usted bien dice los factores objectivos no se pueden obviar y estos factores son la agresion, el bloqueo y las esperanzas simpre pospuestas de la que hemos sido protganista por muchos anos, cuando nos demos cuenta que el modelo de la revolucion es un fracaso y todos los paises, donde hubo este tipo de proyecto y que han mejorado es por que han cambiado su forma de proyectarse y los que adoptado el mismo proyecto han caido con la misma fuerza del pesado lastre. Felicitaciones y ojala algun dia nuestra Cubita sea bella nuevamente.