ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El significado de la palabra luchar adquiere una lamentable significación en esta contemporaneidad donde algunas personas se empeñan en sacar provecho de cualquier situación u oportunidad.

La nueva definición no aparece en diccionarios ni manuales académicos, pero vive en la mente de muchos y circula en el mundo físico de voz en voz y con acciones disímiles.

«Debes aprender a luchar», «él sí es un luchador», «estoy en la lucha de todos los días»… escuchamos en hogares, pasillos y hasta centros laborales, y así lo englobado en ese vocablo «moderno» se convierte en propósito de algunos o motivo de críticas para quienes no son consecuentes con esa forma de pensar y hacer.

Hoy es común que algunos interesados en ciertos empleos pregunten no solo por salarios, sino también por las posibilidades de «búsqueda», «raspe»… (sinónimos callejeros de «luchar»).

Lo más preocupante no son las expresiones, sino lo que suelen abarcar. Aunque duela admitirlo, en ocasiones esos vocablos sustituyen a frases como robar, desviar, aprovecharse de los demás, ser deshonestos y «vivos» en exceso.

¿Cómo se «lucha» o «se raspa» en una cafetería, en un restaurante u otra unidad gastronómica? ¿Cómo se hace en una construcción, una bodega, un trabajo por cuenta propia, un medio de transporte público, una terminal de ómnibus o un cargo administrativo?

Resulta esencial el castigo. El control interno debe ser permanente y, como lupa enorme, capaz de ver hasta lo aparentemente imperceptible. En ocasiones, son detectados casos de corrupción que no debieron crecer nunca, pues lo mejor es evitarlos o eliminarlos apenas recién nacidos.

Pululan ejemplos de reventas de productos que claramente no fueron generados en manos de particulares. Frente a tiendas y en otros lugares públicos ciertos individuos expenden mercancías que debieran estar dentro de esos establecimientos.

En la mente de algunos infantes y adolescentes, la idea de la «lucha contemporánea» puede adquirir demasiada fuerza. Escuchar elogios a quienes no hacen lo correcto podría contribuir a la formación de tergiversados modelos y referentes.

Seguramente cada quien tiene sus percepciones, vivencias personales o narradas por otros. Tal vez la pregunta más importante sea cuáles son las causas de las actitudes desfavorables.

Es lamentable que muchas personas con edad laboral no trabajen. A veces hasta manifiestan su deseo de hacerlo, pero cuando las ofertas son en la agricultura u otras relacionadas directamente con la producción, prefieren caminar en sentido contrario al de los posibles empleos.

Todos reciben parte de los presupuestos del Estado y sus beneficios, adquieren los alimentos en las bodegas, estudian, son atendidos en hospitales…, aunque se comporten solo como imanes en aspectos económicos.

El mal empleo de la palabra «luchar» es indudable, sería más adecuada para referirse a quienes siempre se esfuerzan al máximo por aumentar las producciones en cantidad y calidad o alcanzar la excelencia en su quehacer.

Constituiría una manera justa de resaltar a quienes jamás se sienten vencidos por los problemas cotidianos ni tropiezos de la vida, a esos que, como Quijotes del siglo XXI, siguen adelante con mucho ahínco, afán de superación, amor a sus familiares y al país, disposición y bondad.

Serviría para reconocer a las mujeres y hombres que se levantan cada mañana, atienden a sus hijos y van hacia la empresa o el campo, y laboran durante varias horas, sin importar cansancios ni sudores, para luego regresar a sus hogares, dispuestos a seguir activos a favor de los seres queridos.
Aquí, en esta Cuba nuestra, de tantos sueños y retos, hay muchos merecedores del vocablo (en su significado positivo), de aplausos y hasta reverencias.

La concreción de los sueños, especialmente los económicos, no depende de apretar botones o dar tres salticos, tampoco debería nacer de la maldad, las desviaciones o lo éticamente incorrecto. Mucho se deberá seguir trabajando con inteligencia y esfuerzo, a favor de avances individuales, de los grupos y la nación, con atención a lo espiritual y material.

Ante todo esto, la inmovilidad, el cerrar los ojos o asumir el silencio nunca serán las actitudes más favorables. Resulta esencial ser valientes en el combate a lo incorrecto, pero sobre todo constituir cada uno ejemplo de lo positivo y aspirar a la excelencia en cada acción y labor.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

soraya dijo:

1

11 de mayo de 2018

07:22:52


Me conmueve su articulo, bello y necesario.Es claro valiente al senalar esa tendencia tan perjudicial, pero termina el articulo haciendo un llamado y resaltando que tambien hay millones de cubano que trabajan , que luchan ontra viento y marea para mantener las conquistas.Asi como usted senala, no quedarse indiferente , senalar y dar el ejemplo.Admiro los jovenes periodistas cubanos que como usted luchan en el sentido hermoso de la palabra.Le deseo muchos exitos para que pueda servir de guia con articulos como este,

Lucifer dijo:

2

11 de mayo de 2018

11:08:48


Tienes mucha razón con tu comentario, el problema de la LUCHA en nuestro país se ha convertido al algo cotidiano y constante, prácticamente todo el mundo LUCHA, habría además que hablar de las razones de esta, su origen, y no todo lo tiene la culpa el bloqueo, te cito: Pululan ejemplos de reventas de productos que claramente no fueron generados en manos de particulares. Frente a tiendas y en otros lugares públicos ciertos individuos expenden mercancías que debieran estar dentro de esos establecimientos. Eso es real, ahora tu crees que yo, por ejemplo, que tengo 60 años me tengo que fajar con los revendedores ó con el bodeguero, que diariamente me roba de cualquier forma. No. Eso es una cadena, que empieza en la tienda y termina con el poco dinero que gano.

rubert dominguez Respondió:


13 de mayo de 2018

22:44:12

Usted se quedo corto con el largo de la cadena, esta empieza mucho pero muchoooo mas arriba de la tienda y por supuesto desgraciadamente termina en usted.

loriet dijo:

3

11 de mayo de 2018

17:12:48


Muy atinado abordar tema tan significativo para que los cubanos vivamos en una sociedad mas próspera y justa, pero creo periodista que si de lucha se trata a la prensa le corresponde un papel significativo en ser más profunda en elñ análisis, hay que buscar las cauisas de los problemas, a fondo para que todos serpamos lo que nos toca a cada cual, creo como ujsted dice que el enfrentamiento cotidiano puede ayudar mucho, pero ud y yo vemos a los revendedores frente a las tien das con todo lo que debía estar en ella y las perdsonas de los mecanism os diseñados para el control del fisco, los inspectores de Supervición Integral, lkos directivos de los gobiernos municipales, en fin un sinnúmero de organismos que les toca de oficio el enfrentamiento no lo ven, o ¿no lo quieren ver?. Hace muchos tiempo oigo hablar del robo a mansalva en los transportes estatales por muchos de los choferes que los conducen, ¿eso tampoco lo ven los inspectores de transporte, los directivos que cobran popr ordenar eso?; entonces así es muy difícil que se acabe la lucha, por el contrario crece como un pulpo que puede poner en riesgo nuestro modelo social, según noas alertó Fidel hace ya unos cuantos años, y a muchos de los que les toca de oficio no les preocupa, meditemos periodista en todos estos fenómenos y nos vamos a dar cuenta que hemos sido muy flojos en la crítica oportuna, sincera, revolucionaria que detenga estos vicios que nos corroen todos los días, viaje en una Yutong y cuiente cuanto perdemos en un recorrido por copncepto de violaciones de las normas de vikaje, han llovido las quejas y los decisores todavía nop se han decidido a resolver el problema, cuántas veces se habla en el pueblo del robo y la corrupción en el comercio, las bodegas, las corporaciones que venden en divisas y los decisores no piensan que les toca a ellos resolver el problema.

tomyone dijo:

4

12 de mayo de 2018

08:28:40


Joven periodista , el articulo refleja una realidad muy actual, pero mi amogo las causas , esas son las mas importantes y que debia mencionarse aunque mucha gente se sienta aludida y responsable, desde cuando el pan tiene mala calidad en Cuba ? , respuesta desde siempre , desde cuando los bodegaueros y carniceros no oiden cambio de tarbajo a pesar de sus salarios de miseria , respuesta desde siempre, desde cuando sabemos que el SOAMTON si no lo pagas no lo tienes, asi podemos estar dando ejemplos todo el dia, la seccion Cubadice a perdido audiencia , porque porque hace falta Cubahace y no aparece, somos lentos para reaccionar y esa es otra aplicacion al desinteres, las casus amigo mio, , las causas y su solucion tajante, lo demas es desgaste , el sectoer estatal paga mal y no hay pronunciamiento, los precios no bajan a pesar de que sabemos que se calcula mal y su sistema es obsoleto , la solucion: ninguna, entonces de que hablamos , es lastimoso que talentos como el suyo se desperdicien estos trabajos que nada aportan o mejor aportan poco, todos en Cubas sabemos eso, lo que hace falta son soluciones y esas lamentablemente no llegan, saludos

MARYSTO dijo:

5

15 de mayo de 2018

09:38:03


Hace algun tiempo en un periodico aleman una periodista escribio que en cuba, los cubanos tenian que robarle al estado para satisfacer sus nesecidades, y no falto la respuesta de un periodista cubano que afirmaba todo lo contrario. Pes bien el problema despues de tantos años continua, porque, que es la lucha?, no es mas que el robo y el desvio de recursos del estado. Y de una forma u otra se ha establecido como algo normal en nuestra sociedad, el Control Interno que de hecho sea de paso, aumento la cantidad de documentos a llevar por las empresas entre guias y certificos, no va a solucionar el problema, recuerden que el papel aguanta todo, que esten en una carpeta dichos documentos elaborados y firmados no quiere decir que todo esta resuelto, coincido con el ultimo comentario, cuando se va solucionar la base de todos estos problemas, o suben el salario, o bajan los precios, para que el dinero que se gane honradamente alcance para comer en el mes, y comprar lo minimo de aceo personal, la ropita y los zapaticos. Y para terminar si hace falta el progama CUBA HACE, PARA QUE CUBA ENTERA SEPA QUE MEDIDAS SE TOMARON CON LOS INFRACTORES DE CUBA DICE.