ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Formamos parte de un país que dispone de una brevísima e intensa historia. Nuestros primeros pobladores dejaron escasas huellas. Luego, fueron llegando los españoles que impusieron la inmigración forzosa de africanos. Nuestra demografía en los años que siguieron a la conquista se vio empobrecida por la partida de quienes se marcharon al continente, seducidos  por el espejismo del oro y la plata. Con el andar del tiempo, los que radicaron en la Isla y sembraron familia, se fueron acriollando. Se modificó el habla, cambiaron las costumbres y, por razones de clima y de recursos, las ciudades evolucionaron con perfil propio. La mentalidad, los estilos y expectativas de vida acentuaron diferencias entre los nacidos en Cuba y sus padres. Aparecían también las contradicciones entre el monopolio expoliador de la metrópoli y los intereses económicos de los lugareños.

La agudización de las contradicciones con España se une a la conciencia de nuestra singularidad para forjar paulatinamente el sueño de la nación.

Los rasgos característicos de nuestro perfil se precisaban al contemplarnos ante un espejo. Los escritores asumieron esa tarea, punto de partida para la conformación de un imaginario colectivo. Era la obsesión de Heredia en sitio tan distante como las cataratas del Niágara, y el desgarramiento de Gertrudis Gómez de Avellaneda al abandonar la tierra en que había nacido. Estaba en el descubrimiento de la peculiar luminosidad de nuestro paisaje.

Con extrema prodigalidad y riqueza, el costumbrismo se expandió a lo largo del siglo XIX. Para los contemporáneos, fue un modo de afirmar nuestra singularidad. La posteridad ha podido descubrir en esos textos el registro de un ambiente de época a través del testimonio de un vivir cotidiano que incluye una significativa franja de la sociedad. La mirada del observador recorre mercados, el vestuario y la conducta de las vendedoras de una repostería hecha al gusto de los paseantes, en las celebraciones tradicionales, en la vida de los salones y en los sitios dedicados a la recreación.

El costumbrista resulta a veces complaciente en exceso, al extremo de eludir en sus viñetas las zonas más oscuras de nuestra realidad. Podemos tropezar con la zona marginal representada por los curros del manglar, pero el acercamiento al drama social y humano de la esclavitud es mucho más cauteloso.

Los reformistas condenaron la trata negrera, pero no pudieron plantearle la abolición radical al sistema. Precursor de una ciencia en formación, en su prosa reflexiva José Antonio Saco intenta un análisis sociológico de las razones de algunos de los males que hemos arrastrado en nuestro devenir; la vagancia y los juegos de azar, que se sumergen y renacen como el irreductible marabú que inficiona nuestras tierras.

Desde la publicación de Contradanzas y latigazos, Reinaldo González no ha abandonado el estudio de Cecilia Valdés, clásico indiscutible de nuestra literatura, lectura imprescindible para todos los cubanos. Con esa novela, Cirilo Villaverde dio término al ambicioso empeño de toda una vida. Encontró maestros en los escritores europeos de su época, pero su intuición de artista lo condujo a entrecruzar la perspectiva sociológica con una penetrante capacidad de observación sicológica. En su voluntad de descubrir las interconexiones subyacentes en una realidad compleja, conduce al lector a un recorrido por la capital y por las zonas rurales. Atraviesa los estratos de la sociedad cubana, desde el comerciante español hasta el quehacer de ingenios y cafetales. Pasa junto a los mestizos que desempeñan oficios. Mira de soslayo a los estudiantes del seminario San Carlos. Describe la condición de los esclavos y advierte, con notable perspicacia, la marca de esta infame institución en víctimas y victimarios. El acercamiento abarcador a conflictos que atraviesan la sociedad se complementa con la sagaz visión del ámbito familiar de los Gamboa y la manifiesta ambigüedad latente en el vínculo entre Leonardo y su madre.

La literatura del siglo XX tomó otros rumbos, aunque nos dejó el perfil crítico del trepador Juan Criollo. No faltó, sin embargo, la crítica de costumbres. Se hizo a través del periodismo. La ejerció de manera ejemplar Emilio Roig, quien supo compartir su tarea en los campos de la investigación histórica y de animación cultural con una acción pública en favor de la cimentación de la conciencia ciudadana. En las modalidades de la convivencia cotidiana se manifiesta también el sueño martiano de preservar, ante todo, la dignidad suprema del hombre en lo que tiene de esencial, el respeto al otro.

En el aquí y el ahora del obligado quehacer de cada día, observamos la vulneración creciente de normas de conductas básicas para garantizar, en lo espiritual, una adecuada convivencia entre los seres humanos y, en el orden de la práctica concreta, un mejor funcionamiento de la sociedad. Desde la espontaneidad, se socavan los valores que sustentan un imaginario que subvierte los momentos esenciales para un presente en que germinan las semillas del porvenir. La prepotencia se expresa en la actitud del vendedor con el cliente, del funcionario que maltrata al demandante, de los poseedores de bienes adquiridos al margen de la ley y los exhiben sin recato ante quienes disponen apenas, con su trabajo honrado, de un salario depreciado. Las bocinas estentóreas perturban el descanso del vecindario. Los basurales tupen nuestras avejentadas alcantarillas, propician el derrame de aguas  negras y violan condiciones  de higiene indispensables para detener la propagación de epidemias. La coreografía de las fiestas de quince rinde culto a la ostentación y a la más ramplona cursilería.

Hay espacios en nuestra prensa para el registro crítico de fenómenos de nuestra realidad. Más allá de la observación del hecho aislado, se impone profundizar en las causas de las cosas y abordar el problema de manera integral. El funcionamiento de las instituciones tiene que ofrecer muestras de ejemplaridad en el cumplimiento de las normativas legales, eludir la persistente tendencia justificativa, actuar con prontitud y eficacia al responder a los demandantes, convertirse en modelo de trato respetuoso, aplicar sanciones requeridas en caso necesario, restaurar el estricto cumplimiento de la ley.

El pueblo trabajador es el mayor tesoro de la nación. Desde el siglo XIX los visitantes de otros países admiraron nuestro paisaje, pero reconocieron, sobre todo las cualidades del cubano cordial. Preservar esa virtud es compromiso esencial en este momento histórico.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

camilo Diaz Román dijo:

6

6 de septiembre de 2017

15:35:33


Lamento no ver descubierto antes la grandeza de tanta sabiduría, puesta en función de descifrar los códigos con los que se puede comprender la naturaleza humana. Comparto el criterio de Maite, Graziella Pogolotti debe ser un referente en el sistema de enseñanza. Considero que debe proyectarse a la inmortalidad junto a los grandes pensadores que han tributado tanta riqueza al pensamiento de la nación junto al selecto grupo de Varela, Fernando Ortiz y lo mejor que atesora el altar de la patria iluminado por el más grande de los pensadores José Martí. Hoy Graziella junto a Eusebio Leal son referentes obligados para entender y defender la Cubanía. Solo una inmensa capacidad de pensamiento permite resumir con tanta dulzura y riqueza en el análisis la compleja madeja con su diversidad de tonalidades de nuestra sociedad, desde su génesis hasta los momentos que estamos viviendo. Desde que pude comenzar a disfrutar de sus artículos, me cautivó y ha sido una permanente fuente de luz a los conflictos que guiados por su sabiduría he podido sortear. Su pensamiento es tan profundo que lamentablemente puede que pase desapercibido ante las personas mayores, pues como dice “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry, las personas mayores nos creemos importantes y por estar ocupados en cosas importantes no percibimos un elefante dentro de una boa, solo vemos un sombrero, ni podemos ver la oveja dentro de la caja, pues lo esencial se ve solo con el corazón. Para comprender a Graziella Pogolotti hay que ver lo esencial con el corazón. Es alarmante que las personas mayores no escuchemos el clamor de un demandante, pues no aprendemos la lección del Geógrafo al Principito cuando le explica que el geógrafo anota la información de un rio, una montaña un valle, una selva solo a lápiz y después de comprobar la moral del explorador que no mienta, no sea borracho pues un explorador borracho puede informar dos montañas donde solo hay una, por eso al comprobar la información anota finalmente el descubrimiento. Los que domesticamos nuestro entorno nos apropiamos del dolor que causa ver que los Baobabs nazcan junto al jardín como inofensivas ramitas que todas al nacer se parecen, solo Graziella Pogolotti las descubre y nos alerta en sus artículos, pero somos personas mayores muy ocupadas para atender tan ´´insignificantes alertas´´ Gracias Madre y Maestra de generaciones.

Heriberto A. Gonzalez Pérez dijo:

7

6 de septiembre de 2017

18:32:13


Realmente ?siempre hay quienes no quieren ver los riesgos que entrañan estas situaciones en Cuba y en el mundo? ello me reafirma la percepción de alta importancia de su artículo, por tan interconectados que estamos a insensibilidades planetarias: • ricos cada vez más ricos • y locos con acceso al botón nuclear, para los cuales somos cero, si no les damos ganancias. Entre los ciegos de aquí y los locos de allá, una cofradía que se interconecta espiritualmente, mientras juega un 30 % del día con todo lo que le cae en la mano, de esta forma no es imposible vean estos problemas como nimiedades cuasi necesarias. Para ellos robar, maltratar, etc, no es más que una diversión, un juego, hasta hablar es un juego en que pensar previamente, no es necesario. Para conocer cómo piensan estas gentes, decía un amigo de la infancia de Mark Twain, solo basta con preguntarles “como se agencian su diario yantar”. Gracias doctora, estas situaciones hasta ahora cuasi inevitables, dentro de nuestra compleja realidad, debieran ser desde ya y para el futuro y por siempre, necesariamente y perentoriamente, a situar como objetivo de un MOVIMIENTO DE MASAS para su eliminación, con una formación de una cultura nueva y diferente, ?Movimiento de Masas, al que convoco Fernando Martínez Heredia, a la vez y de conjunto con su decir de que: “la producción intelectual en el socialismo debe ser muy superior a las condiciones materiales en que se desarrolla”?, esta cita no es textal, tarto de interpretarla. Pero el llamado a esa cultura y movimiento no podrá ser ya igual que el que inicio Fidel en el 1959, pero si igual en cuanto a su poder de imaginación y contacto con las masas. Por ello el debate de su artículo, ojala desencadene el tránsito de la exposición crítica y el esbozo de objetivos correctivos, al análisis de causas y consecuencias, como paso previo a la actividad de prevención. Doctora, su frase: “La prepotencia se expresa en la actitud…de los poseedores de bienes adquiridos al margen de la ley y los exhiben sin recato ante quienes disponen apenas, con su trabajo honrado, “, ?le considero la frase medular de su artículo?, porque no se escribe aún suficiente sobre sus causas de los problemas ni en la prensa, ni tampoco sobre las consecuencias: como por ejemplo, el de crear la mal-formación de la estructura de clase, bajo el influjo de la postmodernidad, esta, ya tan pandémica como el ZICA, ósea que casi nadie escapa. Pero existen otras prepotencias, ejemplo: de algunos que siempre han tenido dinero y han sabido consérvalo o acrecentarlo, sin violar leyes, o de los que se creen superiores por solo ostentar un cargo o estar dotados de prodigiosas memorias, ?que no siempre se transforman en resultados y justicia?. Se prioriza en ensalzamiento de las capacidades de memorización y calculo, los simulacros de evaluaciones y simulacros de debate, sobre las capacidades de lograr trabajar en equipos y con equipos, así como estimular el coaching y estimular la capacitación. Todo ello me recuerda: (1) El tema de las leyes mal promulgadas, que hacen “CASI TODO POSIBLE PERO CASI NADA REALIZABLE” (especialmente el control), lo cual ayuda a perpetuar desigualdades y reforzar obstáculos en el cambio de mentalidad, lo que impide la dirección y jefatura con visión sociológica y de “momento histórico” en algunas entidades. (2) También entonces me viene a la mente el papel de la cultura dentro del trinomio (Cultura-Ciencia-Humanismo). No se usan los cines en el sistema de enseñanza, para con la historia del cine, enfrentar, la pseudo-cultura que esta en el ciber-espacio. (3) La posible existencia de deficiencias en el aprovechamiento de las investigaciones sociológicas, ?no parece se tienen en cuenta ni en la actualización de la economía?, y otras apreciaciones de los estudios de nuestros sociólogos y sus encuestas, ?al predominar un secretismo?, sobre los climas, en los ambientes laborales y sociales (Ej.: Equipos de Dirección, equipos de todo tipo), y deficiencias en la creación de una formación espiritual que guie las tácticas y estrategias para el liderazgo, la paternidad y la maternidad. Pululan quienes se alimentan de un manjar “A” en el día y en la noche defecan un manjar “B”, Son los que “laboriosos“, “disciplinados“, “fieles“ y “piadosos“ en el día, son avaros en la noche, capaces de renegar de sus “principios” aun que sea solo para alcanzar un dólar. O sea la doble moral. (4) Un fragmento ?deseo mostrar?, son notas de un texto que tengo escrito en un libro inédito, que me provoco la lectura de su artículo (Otra vuelta de tuerca al pensamiento burocrático”, el cual me llevo a su vez a leer Alfonso Sastre y cito: (5) Una incógnita: ?? Mientras nos creamos superiores a la cultura indígena latino-americana y la asiática, podremos avanzar. Saludos Heriberto A. Gonzalez Pérez

Heriberto A. Glez. Pérez dijo:

8

12 de septiembre de 2017

10:59:13


Por el formeto en que lo introduje no cupo en el comentario 7, en el que expongo el tema de la posmodernidad, que se conecta con este articulo de Graziella Pogoloti, por el conocimiento que ella ya había expresado en un articulo anterior llamado "Otra vuelta de tuerca al pensamiento Burocratico, que deviera ser reeditado. les muestro mis busquedas sobre el tema al leer a otra eminencia, me refiero a Alfonso Sastre: ? Certeras palabras sobre la postmodernidad, de una forma divertida, existen gracias a Alfonso Sastre, les recomiendo leer en su libro •”ELOGIO de la sedición” , que en las págs. 124 a 131 le caracteriza, y en el último punto de su caracterización, expresa que post-modernamente se mira con una simplificación diacrónica. (*) Ya en otra parte del libro de ELOGIO…, había planteado: “provoca se endiosen los resultados como criterio de legitimación”, ?en las estadísticas y sistemas operativos?, coincido con otros pensadores en el sentido de/ que además se eluden los análisis de causas y consecuencias, lo cual me recuerda el análisis de Graciela Pogolotti, en un artículo llamado “Otra vuelta de tuerca al pensamiento burocrático”, editado en el periódico Granma, La Habana, Cuba, el 21 de julio del 2011. (*) la simplificación de los procedimientos, la reducción de expresiones y el uso de métodos que ofrecen poca fuerza o resistencia? o sea que es balda para tanto peso, tienen un carácter flojo, que cede con facilidad: se muestran débiles…una posición débil es la más susceptible al cambio diacrónico. ? El actuar post-moderno suprime la expresión en las estadísticas de lo que puede dar claridad, Ej.: validaciones, correlatos, índices, indicadores y las metas o planes, datos sobre la eficiencia, la eficacia, los rendimientos, datos sobre valor, costos, correlaciones, los análisis históricos ? a través de series, secuencias ?, que no llegaran a formar parte nunca, de tablas e informes u otros mensajes, O estar presentes y no decir nada, envueltos en un trabalenguas, de cifras oscuras o conceptos oscuros.

midaimys dijo:

9

12 de septiembre de 2017

11:05:21


Excelente trabajo, ahora ya he leido sobre Guiteras y su lamentable asesinato en el Morrillo, busco siempre sus comentarios me gustan mucho y nos preparan para dar respuestas, saludos para usted tenga larga vida.

Francisco dijo:

10

13 de septiembre de 2017

02:48:48


La crítica es vacía si no se acompaña con un plan de acción. Muchos sabemos lo que se necesita, sinembargo, no todos hacemos por el cambio. Percepción, evidencia histórica y políticas internas han sido el cuchillo caliente sobre mantequilla, sin dejar atrás clase, economía y raza. El viejo tema del viejo mundo en una nación nueva que siempre ha luchado por su completa libertad. Siempre!. La traición a Maceo por parte de los criollos (enemigo interno) es el resumen conclusivo de nuestro dilema actual!