ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

¡Corredores a la línea de arrancada! Pronto oiremos el estrepitoso disparo. Bullen los cuerpos de millones de participantes en la largada para animar el maratón más esperado del año. Nunca transcurre igual, cada temporada es una oportunidad de agregarle incentivos, sumergirse en la imaginación y darse al descanso en familia.

Las vacaciones de verano –para no pocos disfrutadas ya desde este caluroso junio– irán cobrando fuerza en todo el país hasta elevarse a su climax en los venideros julio y agosto.

Es tiempo de relajar, distender, bajar tensiones, aunque si bien surge el esperado brake en el diario laborío y en los estudios, quienes llevan las riendas de la casa experimentan un cambio en sus preocupaciones, porque a los benjamines –en constante gasto de energías– ninguna comida les sacia su apetito mientras permanecen en el hogar, reclamando distraerse sin tregua.

No todo ha de armarse en torno al correteo y el empleo de sumas importantes de dinero para gastos, pues lo común son los presupuestos ajustados cuando se trata de divertir a varios integrantes de la familia. Decía mi abuela que «la necesidad hace parir hijo macho»; nada tan atinado para tiempos de verano, cuando acontece que más de uno en el grupo afín tira hacia un lugar diferente en pos de distraerse, acorde con sus intereses.

La playa, una visita al zoológico, la pasadita por el Circuba que comenzará sus funciones el próximo día 25, son lugares propios para entretener a grandes y pequeños, aglutinadores de deseos diversos. Son opciones multipropósitos, algo así como «juega y aprende», porque de cada una de esas incursiones, amén de su aporte al bienestar espiritual del cuerpo, propician agradables experiencias.

No siempre contamos con el presupuesto monetario para asumir una salida veraniega, sin embargo, al parecer somos ciegos ante otras ofertas permanentes, frente a las cuales abrimos poco los ojos en cualquiera de nuestras provincias. Ahí están diferentes posibilidades como la de visitar el renovado Museo de la Revolución, que puede complementarse con un paseo por las obras del centro histórico de La Habana Vieja.

En muchas ocasiones circunscribimos las vacaciones a un viaje a la playa, pero si por alguna razón no se dan las condiciones para ir, sin abrirle espacio a la defraudación, la malograda jornada de sol y agua de mar (sin ánimo de comparación) pudiera sustituirse con una mañana (o una tarde) en el parque infantil de La Maestranza, invitación segura para después cruzar la calle y distenderse un rato en el muro del Malecón.

Presenciar obras de teatro para niños o mayores, ver una película en el cine (aunque este último paseo ha sido sustituido por los videos a domicilio), participar en un cumpleaños, inventar una acampada, organizar una caminata por lugares de interés histórico en la ciudad o el campo, o sencillamente ir de visita a casa de una amistad o familiar, también han de verse como opciones de verano.

Tomar helado en Coppelia o comer en cualquiera de las pizzerías que conocemos, atrae. No obstante, si por estos días de veraneo encontramos esos lugares abarrotados, es preciso sacar de la manga un plan B, para impedir que el ánimo decaiga en el tan esperado asueto.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Revenge dijo:

1

14 de junio de 2017

02:40:51


A mi me gusta ir a los museos y teatros; asi me criaron y asi he criado a mis hijos. Pero compadre, decirle a un muchacho que no puede ir a la playa, pero que lo vamos a llevar a un cine es como quitarle un bistec con papas fritas del plato y ponerle un pan con guayaba. Los niños son buenos, pero no bobos. Lo penoso es que aun los habaneros, que vivimos a unos pocos kms de tremendas playas, tengamos que gastarnos el salario de un mes para pasarnos la mañana en cualquiera de ellas, 'Tengo, vamos a ver...'

PRIVERO dijo:

2

15 de junio de 2017

13:46:15


Nuevamente sale el tema del verano y de las vacaciones. Hace unos días comenté sobre este tema en cubadebate y para no ser reiterativo les resumo mi opinión. Este tema tan sensible para la población tiene características diferentes en cada provincia. En mi Camaguey tenemos teatros y cines pero no abundan los espectaculos de calidad y se ven muy pocos los actores de renombre que quizá en la capital de nuestro país si se vean. En los cines pasa lo mismo y ya hace mucho han dejado de ser una opción principal para la mayoría de la juventud. En el verano se quiere hacer algo diferente a lo que se hace todo el año. Lo que ocurre es que hay un enorme y viejo problema que es el financiamiento. Si usted es un trabajador honrado que vive de su salario difícilmente pueda acumular lo suficiente para ir a un hotel (divisas) y las opciones que quedan no son ya tan acequibles como los campismos en cuanto a capacidades y ofertas que ya son en la mayoría en CUC. Si se decide a hacer turismo de ciudad verá que cualquiera de los lugares para pasa-día requieren una erogación cuantiosa de dinero si vas con la familia. Ya ni los niños ni nuestros jóvenes se parecen a los que generaciones antes nos conformabamos con ver la programación de verano y uuuunnn díaaa ir de pasa día a la playa pasando mil trabajos. Esto de seguro pasa en todas las demás provincias y ya se convierte en un tema de necesaria atención a nivel nacional. Hay que trazar estrategias a corto plazo para que fundamentalmente estos jóvenes , niños y también claro está los trabajadores que apuestan por el desarrollo del país disfruten de una forma u otra de opciones atractivas y a cuyos precios puedan acceder sin que esto se convierta en un terrible dolor de cabeza. Podría apostarse por el regreso de los planes vacacionales trazados por los diferentes organismos con sumo cuidado para que no se desvirtuen y estimulen a todos por igual, sino por su nivel de aporte. Hay muchas soluciones más para este tema de forma que esos sectores de la población puedan satisfacer sus necesidades recreativas hasta que al menos los desequilibrios entre el salario nominal y el salario real nos permitan tener mayor nivel adquisitivo y acceder a mejores ofertas veraniegas sin un plan B y sin que se nos caiga el ánimo.

Juan Manresa dijo:

3

20 de junio de 2017

13:29:42


En los últimos años he apreciado el trabajo de diferentes organismos competentes en cada territorio conformando un plan de actividades para el verano en interés de satisfacer las necesidades siempre crecientes de nuestra población, sin embargo años tras años escucho las críticas e insatisfacciones de grupos de personas que no quedan contentas con las ofertas puestas a disposición de la población, sin embargo considero que ha pesar de existir un plan de actividades diseñado es importante que cada familia evalue sus posibilidades a partir de la situación económica que presentan y deben ser realistas en cuanto a las actividades en que pueden participar, es imposible que el estado pueda satisfacer los gustos de todos por igual. Para la etapa venariega más que ajustar el proyecto a nuestros gustos sería bueno ajustarlo al aseguramiento financiero con el cual contamos para esta etapa del año.

maguero dijo:

4

26 de junio de 2017

10:32:19


Plan vacacional ,por suerte ya no tengo hijos pequeno , por suerte cuando lo eran mi empresa tuvo plan vacaional , donde el transporte obrero llevaba a los ninos al parque lenin y otras instalaciones y les garantizaba una merienda para que las madres pudieramos trabajar , nos turnabamos para cuidar los chicos , desgraciadamente la reduccion del petrole asignado al transporte obrero termino con esta suerte que yo pude tener para mis hijos. pero ahora las madres no tiene esa posibilidad, ir a la playa o alguna instalacion recreativa es una odisea por lo malo del transporte , ademas en esas intalaciones la gran mayoria de las ofertas gastronomicas se venden en CUC en un pais que sus obreros cobran su mayor salario en CUP.las vacaciones son un problema porque no todos tenemos para ir a varadero o un campismo,ademas los ninos se aburren con la TV que siempre repite lo mismo.