ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

“¿Ves si tengo razón? Tú no me ayudas en nada  —se queja enojada y en exigente tono la adolescente—  mañana tengo que entregar el trabajo y todavía no me lo has hecho”.

Penosamente exhausta, por el intenso ritmo laboral, más la agobiante sumatoria de quehaceres en el hogar sin la correspondiente ayuda, la madre apenas atina a suspirar, toma el bolso y enrumba otra vez hacia su empresa, para bajar de Internet (tal vez de la misma Ecured que la muchacha tiene en su escuela o cerca de allí, en el Joven Club de Compu­ta­ción) los contenidos que seleccionará, redactará e imprimirá para que la hija cumpla la tarea y se mantenga entre los mejores alumnos de su colectivo.

¿Quién niega que sucede así en una buena cantidad de hogares? Supongo que nadie.

¿Ocurría de ese modo 30 o 40 años atrás? Muy poco o nunca.

¿Es esa dañina tendencia o práctica expresión de fraude? A mi modo de ver, sí.

Quizá no todo el mundo coincida con tal punto de vista. Yo solo invito a meditar si se aviene a los objetivos de la Educación cubana que un estudiante presente como suyo el trabajo que, prácticamente de principio a fin, le ha hecho el padre, la madre, el tío, la abuela…

En primer lugar, es un engaño al profesor, quien, por cierto, debe estar apto para determinar si el estilo de redacción, profundidad del contenido y presentación general del material, coinciden con lo que habitualmente él aprecia en clase.

Y es, sobre todo, un autoengaño que mañana, en el recinto universitario, o después de la graduación, cobrará amargo precio para el estudiante (huérfano de conocimientos e incapaz de valerse por sí mismo para investigar, enfrentar y resolver una situación determinada), así como para la familia, que solo entonces “despertará”, demasiado tarde, frente a la ya irreparable deformación.

Acerca del asunto he hablado con varias personas y hay quienes remontan los orígenes del fenómeno a la complejidad, envergadura o falta de claridad en las tareas que, desde la enseñanza primaria, sin excluir luego a la secundaria básica, orientan algunos maestros, a veces imposibles de realizar por los alumnos solos.

Ello, sin embargo, no justifica nada. Usted puede AYUDAR a la niña o al niño, facilitarle incluso elementos, ideas, argumentos, pero no hacerle íntegramente el trabajo. Puede usted indicarle dónde y cómo buscar información, de qué modo redactar, cómo darle no solo elegancia formal sino también consistencia y rigor al contenido.

Pero incurrir en el facilismo y en la errónea sobreprotección de hacerle todo a su hijo, puede conducir, sin remedio, al fraude en clase cuando por sí mismo no sepa qué responder, o al  “copia, corta y pega” con que a veces el plagio campea entre investigaciones, tesis y otros espacios, no precisamente en las enseñanzas media, técnico profesional o media superior.

Seguro estoy de que si ahora le aplicamos una encuesta a mil padres, los mil condenarán la repudiable práctica del fraude, por considerarla ajena a los valores de una sociedad como la que queremos edificar.

La otra pregunta, en cambio, sería: ¿Pero, en el plano individual, usted lleva, de verdad, a fondo esa convicción en casa?
Quede, la respuesta, como tarea… para usted y para su hijo. (Tomado de Invasor)

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

lilis15 dijo:

16

23 de agosto de 2016

15:26:57


Considero que el periodista tiene razón en lo que plantea, pero hoy en día los mayores errores nacen desde las escuelas, por ejemplo mi hijo terminó el 4to grado y de trabajo final de la asignatura el mundo en que vivimos le orientaron hacer un trabajo y según orientaciones de la maestra había que buscarlo en un software que se encontraba en la biblioteca, cuando mi hijo y yo fuimos hasta allá, la bibliotecaria nos dijo que como le habían orientado ese trabajo al niño si ese software era viejisimo y ya no existía, como es posible que estas cosas ocurran????, yo me tuve que volver maga para poder encontrar algo para que el niño pudiera presentar y discutir como trabajo final y se que la realidad en nuestras escuelas es que a veces orientan trabajos que ni los profesores saben que debn poner los niños. Muchas gracias

viherto dijo:

17

24 de agosto de 2016

13:57:07


... y después nos quejamos de ellos, cuando somos los mayores los que los hacemos, la mayor parte de las veces, de esa manera, irresponsables, sin obligaciones y con todo caído del cielo... ¿será entonces extraño que crezcan entonces con el "síndrome del pichón"?...

Nébuc dijo:

18

24 de agosto de 2016

14:11:05


Estimado Pastor Batista, su artículo desde el punto de vista hogareño tiene una enorme vigencia, no solo por los errores cometidos que conducen al facilismo, el fraude y las lagunas en el conocimiento de los escolares, sino por los que seguirán llegando. Estamos a las puertas de un nuevo curso escolar y no se vislumbra una orientación colegiada que llegue a cada maestro o profesor sobre las tareas para la casa o actividades extraescolares y si algunas de ellas resulta difícil para el estudiante mucho más lo es para los padres. Eliminemos las causas que lo originan porque el resultado es nefasto y hace rato se conoce.

Osv@ldoJT dijo:

19

24 de agosto de 2016

16:51:30


Interesante comentario. El ¨corta y pega¨ tan de moda en estos tiempo lejos de ayudar a solo dar ¨puntos¨ de los cuales muchos profesores son cómplices de estos trabajos, que saben con solo ojear por arriba, que la grámatica, redacción, estilo, etc, en la mayoría de las veces nada se asemeja a lo que se les imparte en clases. Solo queda la evidencia de que sí, el estudiante justificó una nota, pero esto no le justifica el poco o nulo conocimiento, que es por lo que se deben preocupar tanto profesor como estudiante. De ahi tan de moda los incompetentes, los mediocres, los de bajo nivel cultural que solemos toparnos en los más disímiles lugares y es cuando nos preguntamos: -...y este(póngale Ud. el calificativo que desee) como es que pudo llegar a ocupar este puesto o a graduarse de..... Es responsabilidad del profesor analizar cada trabajo que le entregan sus estudiantes y valorar a fondo si realmente cumple con lo orientado y con los parámetros educativos de los programas que se aplican. Y no puede faltar comprobar si eso que realmente le entregaron en un papel ¨que aguanta todo lo que le pongan¨, si ese estudiante sabe y es capaz de defenderlo en una exposición verbal del mismo. Se juzga el corta y pega de padres que le hacen las tareas a sus hijos(pobre de los padres que no saben el daño que están sembrando en sus pupilos), de hijos que delegan en padres, familiares, amigos, su responsabilidad como estudiante de investigar, leer y estudiar(para que le sobre más tiempo en partys, recholas, entre otras actividades afines) y en profesores(mediocres diría yo y sin sentido de pertenencia a su profesión) que dan paso a aceptar estos trabajos que no aportan el verdadero conocimiento a sus estudiantes o si aporta en algunos casos, al mismo profesor que no tiene acceso a sitios y buscadores de primera línea en la internet y usan esta vía para crear y ampliar su conocimiento o referencias a un tema en específico. Considero que copiar de un libro, o de un sitio digital...quién dice que eso es estudio? estudio es consultar ese libro, consultar una base de datos, investigar en la web y de toda esa información Ud. hace una valoración con juicio critico de lo que aprendió, de lo que conoció y como puede aplicarlo a su vida personal....en el plano social. Ver el cómo, por qué y para qué de las cosas. Eso es el verdadero estudio, lo que Ud. indaga, analiza, procesa y puede dar su criterio apoyado en los elementos encontrados y consultados. Copiar y pegar es una vicio que, el día que falte la computadora, la electricidad, la conexión...entonces se dará cuenta que Ud. perdió la noción de hasta como se hojea un libro. Lo ideal fuera que todos estos sitios de búsqueda avanazada en la web, estuviera al alcance de todos. Si hasta yo pudiera tener mi PC o mi móvil conectados a internet, a wikipedia, a ecured, todo el espacio que pueda ocupar de diccionarios, libros útiles, de valores, de crecimiento personal, espíritual, de autoayuda, de cosas instructivas para la vida...fuera poco. Esperemos que un día no muy lejano podamos, lo que sí creemos que una Internet al alcance de todo el que quiera ser un mejor profesional, con más cultura y oportunidad de aprender...es posible. Copiar y pegar es ANTIINSTRUCTIVO Y ATENTA CONTRA EL CONOCIMIENTO DE QUIEN LO APLICA. Namaste

Aries dijo:

20

25 de agosto de 2016

07:43:28


Pienso que el artículo ha sido muy bueno, pero los pafres solo no son responsables, creo que hay que revisar los trabajos que se le ponen a los alumnos, sobre todo primaria y secundaria, porque tengo hijos en ambas enseñanzas y ciertamente es un dilema ya que los trabajos parecen tesis de grado y en ocasiones el tiempo para investigar, realizar el trabajo y presentarlo es muy corto. Cuando estudiaba contabamos con buena documentación en la biblioteca de la escuela, pero no sé que sucede ahora. Pienso que los trabajos deben estar acorde al nivel de enseñanza y a la capacidad del niño, mi hija que concluyó cuarto grado tuvo que hacer un trabajo del Mundo en Que Vivimos que fue por equipo, pero por su complejidad fue orientado en las primeras semanas del curso pero de no contar con la ayuda de los padres no lo hubieran podido hacer y que conste que ellos fueron los que hicieron sus investigaciones y entrevistas, pero son trabajos que dan más fruto si se complejizan menos. De la secundaria ni hablar, un trabajo de Historia de Cuba con 10 temas, individual, a desarrollar los 10 temas y discutir uno, pero orientado a mediados de abril para discutir en los primeros días de mayo. Pienso que se debe revisar este tema y que los trabajos sean lógicos y acorde con el nivel de enseñanza, pero sobre todo que le permitan al estudiante aprender a investigar, a redactar, a desarrollarse, reflexionar y a exponer con seguridad lo que hizo, de lo contrario seguiremos lidiando con este tema.