ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

“¿Ves si tengo razón? Tú no me ayudas en nada  —se queja enojada y en exigente tono la adolescente—  mañana tengo que entregar el trabajo y todavía no me lo has hecho”.

Penosamente exhausta, por el intenso ritmo laboral, más la agobiante sumatoria de quehaceres en el hogar sin la correspondiente ayuda, la madre apenas atina a suspirar, toma el bolso y enrumba otra vez hacia su empresa, para bajar de Internet (tal vez de la misma Ecured que la muchacha tiene en su escuela o cerca de allí, en el Joven Club de Compu­ta­ción) los contenidos que seleccionará, redactará e imprimirá para que la hija cumpla la tarea y se mantenga entre los mejores alumnos de su colectivo.

¿Quién niega que sucede así en una buena cantidad de hogares? Supongo que nadie.

¿Ocurría de ese modo 30 o 40 años atrás? Muy poco o nunca.

¿Es esa dañina tendencia o práctica expresión de fraude? A mi modo de ver, sí.

Quizá no todo el mundo coincida con tal punto de vista. Yo solo invito a meditar si se aviene a los objetivos de la Educación cubana que un estudiante presente como suyo el trabajo que, prácticamente de principio a fin, le ha hecho el padre, la madre, el tío, la abuela…

En primer lugar, es un engaño al profesor, quien, por cierto, debe estar apto para determinar si el estilo de redacción, profundidad del contenido y presentación general del material, coinciden con lo que habitualmente él aprecia en clase.

Y es, sobre todo, un autoengaño que mañana, en el recinto universitario, o después de la graduación, cobrará amargo precio para el estudiante (huérfano de conocimientos e incapaz de valerse por sí mismo para investigar, enfrentar y resolver una situación determinada), así como para la familia, que solo entonces “despertará”, demasiado tarde, frente a la ya irreparable deformación.

Acerca del asunto he hablado con varias personas y hay quienes remontan los orígenes del fenómeno a la complejidad, envergadura o falta de claridad en las tareas que, desde la enseñanza primaria, sin excluir luego a la secundaria básica, orientan algunos maestros, a veces imposibles de realizar por los alumnos solos.

Ello, sin embargo, no justifica nada. Usted puede AYUDAR a la niña o al niño, facilitarle incluso elementos, ideas, argumentos, pero no hacerle íntegramente el trabajo. Puede usted indicarle dónde y cómo buscar información, de qué modo redactar, cómo darle no solo elegancia formal sino también consistencia y rigor al contenido.

Pero incurrir en el facilismo y en la errónea sobreprotección de hacerle todo a su hijo, puede conducir, sin remedio, al fraude en clase cuando por sí mismo no sepa qué responder, o al  “copia, corta y pega” con que a veces el plagio campea entre investigaciones, tesis y otros espacios, no precisamente en las enseñanzas media, técnico profesional o media superior.

Seguro estoy de que si ahora le aplicamos una encuesta a mil padres, los mil condenarán la repudiable práctica del fraude, por considerarla ajena a los valores de una sociedad como la que queremos edificar.

La otra pregunta, en cambio, sería: ¿Pero, en el plano individual, usted lleva, de verdad, a fondo esa convicción en casa?
Quede, la respuesta, como tarea… para usted y para su hijo. (Tomado de Invasor)

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jorge dijo:

1

19 de agosto de 2016

09:58:39


Si copias de un formato digital es plagio pero si lo haces de un libro es estudio. Generalmente la vieja generación rechaza la nueva tecnología. Gracias Granma.

Roberto Respondió:


22 de agosto de 2016

08:28:56

Jorge, si un niño o cualquier persona,copia de un libro si estudia pues para poder copiar tiene que leer, pero el corta y pega desde el formato digital es simple plagio. equivale a que le pongas un libro con la foto de un caballo, por ejemplo, y le digas que haga un dibujo del caballo y este coja una tijera ,recorte la foto y la pegue en la hoja del dibujo. Con el corta y pega no aprendió a dibujar, al contrario de si coge un lápiz y lo dibuja mirado la foto.

francisco Respondió:


22 de agosto de 2016

12:39:46

Copiar es plagio sea de donde sera. Forista Jorge, veo que usted no tiene ni la menor idea de lo que es un trabajo académico o de investigación. A aquel que menciona sus fuentes y no se copia de ellas, sino que realiza un análisis crítico de las ideas de esos autores, es un plagiario.

Tamakun Respondió:


23 de agosto de 2016

09:12:18

Estimado Jorge, para mi "que soy de la vieja generacion" copiar, no importa de donde ni en que momento o circunstancia, siempre ha sido y sigue siendo fraude, autoengaño, actitud miserable. No es un problema generacional, es de inteligencia y verguenza.

lpf dijo:

2

19 de agosto de 2016

11:15:17


Buen artículo, cierto es ver a las madres fundamentalmente haciendo, imprimiendo trabajos que ni remotamente los hijos saben de donde salió el contenido, lo importante es hacerlo bien lindo para que quede el mejor del aula. Y hasta el "copia, corta y pega" hay que hacerlo bien, pues en muchas ocasiones se ven serios disparates, que no fue razonado lo que se copió y pegó de acuerdo al contenido del trabajo. Los estudiantes tienen que razonar y saber valerse por sí mismos aunque se les asesore por la familia para que sean profesionales de calidad.

jc dijo:

3

21 de agosto de 2016

00:37:52


Bueno el articulo y muy real para los momento que vivimos, soy padre de un niño de octavo grado y trabajo en un Joven Club hace casi 20 años, estos centros fueron creados por la genial idea de nuestro comandante, siempre mirando con luz larga en el futuro, pero me pregunto si hemos revisado el sistema de educación, pongo ejemplo, desde que mi hijo comienza a recivir sus primera sclases de informatica le estan preguntando que es una computadora, que son los perofericos y que función cumplen y aún en septimo grado le hacen preguntas idem, la mayoria de estos alumnos no saben hacer un documento digital, ni trabajar con una de calculo, ni hacer una buzqueda en la red, ya es tiempo para que a esta edad ellos se especilicen en software y tengan sus nociones de hardware, pienso que se le debe dedicar un tiempo a revisar los programas de estudio en materia informatica que es del ejemplo que hablo, los padres tienen que hacer la mayoria de las tareas para que el alumno la entregue como el profesor se la pide, pero para que??? ellos no revisan ni un 50% de esos trabajos, se pierde mucho tiempo en cosas y metodos que al final "no dan grano" ... gracias por leer mis palabras ... saludos

jp dijo:

4

22 de agosto de 2016

10:42:49


Comienza un njuevo curso escolar y esto volverá a suceder en toda Cuba cuando indiquen el primer trabjo práctico. Los profesores todos han promovido la nefasta costumbre de indicar trabajos prácticos y aceptar resultados que evidentemente son de corta y pega. Hasta que no insentiven a realizar trabjos investigátivos iendo a las bibliotecas que existen en todos los municipios y a las salas de la Biblioteca Nacional, esto seguirá y llegarán muchos a la Universidad y harán lo mismo con sus tesis; cortar y pegar

lbl dijo:

5

22 de agosto de 2016

11:18:21


amigo periodista, si la niña pudiera acceder a internet, a wikipedia, a ecured, desde su casa sería igual? necesitaría de la madre? lo que pasa amigo es que los muchachos tampoco tienen acceso a esas informaciones y por tanto los padres que podemos le hacemos el trabajo, claro no deja de ser un fraude coincido con usted pero la escuela exige ese nivel, qué hacer entonces?