ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Yo quería tener las uñas negras.

Le pedía a mi novia que las pintara, les hiciera el filo, y que me recortara la cutícula.

Me gustaba vestirme extravagantemente, y los tatuajes, las botas altas, el cabello ralo, el rocanrol, los piercings, los aretes.

Y me sentía distinto.

Así me aparecía en cualquier lugar, con mi estalaje anómalo, con mi conducta mansa de persona distinta hasta que alguien me miraba por encima del hombro, o alguien decía algo sobre mis ropas, sobre mi cabello. O hasta el día en que la madre de mi novia cruzó la calle avergonzada de ese que era su yerno.

Yo, en el fondo, me sentía distinto.

Y el hecho de que alguien despotricara contra mí me hacía sentirme discriminado.

Y conocí a Laritza.

Laritza tiene, ahora, 15 años. Se arregla el pelo, se pinta las uñas, es feliz y es la única niña (persona) en Cuba diagnosticada con Síndrome de Proteus.

Laritza es una de muy pocas en el mundo.

Su enfermedad le provoca que crezca, esto es, se desarrolle, una mitad del cuerpo en demasía.

Ella es (tomando en cuenta el sentido que yo daba a esa palabra) distinta. Y es feliz.

Tampoco está pendiente de que alguien pueda mirarla por encima del hombro, o cuchichear, o de cualquier conducta parecida a la discriminación.

Laritza es ella misma. Es feliz.
Tampoco creo que haya ser en el mundo lo suficientemente inicuo como para discriminarla.

Sin embargo hay personas en el mundo lo suficientemente obcecadas como para segregar (discriminar) a otra persona por el modo en que viste, o por ser gordo, o albino, astuto, o calvo. Como si cualquier día sus hijos no estuvieran en peligro de ser albinos, astutos, gordos, calvos.
Todo el mundo lo está.

Frente a este hecho hay quien dice la palabra tolerancia. Pero la tolerancia deja de sernos útil si entendemos que todo el mundo es, al final, persona.
Que todo el mundo es, además, el otro.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Manolo dijo:

1

27 de mayo de 2016

09:20:19


Bien!

Armando dijo:

2

27 de mayo de 2016

09:29:03


Discriminar a una persona por su condiciòn fìsica es un acto que puede ser igualado al fascismo, pues si usted no cumplìa con ciertos requisitos fìsicos o ètnicos podìa perder la vida. Hoy en dìa (en mi opiniòn) el aborto es similar, si el feto viene con problemas o no quiero tenerlo, no importa que sea un ser vivo (en estado embrionario, o mejor dicho, fetal) lo sacamos quitàndole la vida. Una cosa es su condiciòn fìsica y otra su apariencia personal o su moral, vivmos en un paìs donde la desfachatez en el vestir o actuar deja mucho que desear, hemos tenido que poner carteles en funerarias y hospitales para decirnos la forma en que debemos ir vestidos, he visto a mujeres en corpiño (una prenda de vestir ìntima) caminando por la calle como si estuvieran elegantemente vestidas, he visto a niñas (culpa de sus padres) vestidas como si fueran adultas, a veces dejando casi al descubierto partes intimas de sus incipientes cuerpos, provocando a veces el ¿piropo? obsceno de algùn desmadrado enfermo y corrupto. Si usted es un graduado universitario o un obrero trabajador, revolucionario, de corazòn humilde, sincero y revolucionario, pero viste con una camiseta de los Yanquis de Nueva York, jeans a justados, un señor tatuaje enel brazo, percing en la nariz u otra zona visible del cuerpo, etc, entonces quièn no lo conoce estarà temeroso de su persona y de conocerlo. Igualmente hay personas que pueden vestir elegantemente hasta de traje y corbata, pero son lo mas bajo de la raza humana (los mafiosos, algunos polìticos capitalistas, etc), sin embargo, las personas pueden a llegar a sentir simpatìa por ellos. El hàbito no hace al monje, pero puede llegar a confundir a las personas a su alrededor si no lo concen. Esto vale para ambos casos.

franccisco Respondió:


30 de mayo de 2016

07:16:24

Sr. Armando: Hay muchas opiniones encontradas sobre eso del aborto. Los representantes de varias iglesias no informan la verdad sobre eel desarrollo fetal por tal de "criminalizar" esos procedimientos. Pero puede ser la diferencia en cuanto "hacer de varias vidas un infierno." No se puede ser absoluto, Sr. Armando.

mary dijo:

3

27 de mayo de 2016

09:51:29


excelente como siempre gracias por tus articulos de verdad siempre son muy buenos saludos

gisselle dijo:

4

27 de mayo de 2016

15:25:19


Tiene mucho sentido tu escrito m encanta tu manera d enfocar las cosas

Carlos Manuel dijo:

5

27 de mayo de 2016

15:43:59


Muy bueno tu artículo. Hace falta que muchos lo lean y les sirva de algo porque si está lleno este mundo es de muchos intolerantes prestos a criticar sin tener en cuenta que algún día podrían ser medidos con la misma regla que midieron a otros.