ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Maribel Puerto

Aunque podría decirse que es una frase hecha, creo que la expresión es válida para este caso: las nuevas regulaciones de la Aduana General de la República, contenidas en sus resoluciones 206, 207 y 208, y la 300 del Ministerio de Finanzas y Precios, representan un gran reto para ese organismo.

A pesar de las disímiles opiniones que estas normativas han generado en la población, es la Aduana la que tendrá a su cargo el demostrar la validez o no de los temores de muchas personas; porque sin duda la aplicación —a partir de este primero de septiembre— de disposiciones más estrictas sobre la entrada de productos al país sin fines comerciales, exige mayor profesionalismo en todos los sentidos.

Una cosa es hacer cumplir lo establecido con cortesía y otra muy diferente la prepotencia, el abuso o el maltrato que en ocasiones refieren los viajeros.

A la vez, implica mayor control, pues limitar aún más los artículos de diversa índole que se importan les otorga un poder muy especial; uno que con solo mirar hacia un lado puede definir quién entra o no más de lo que está estipulado, por no hablar de los sobornos que, sin ruborizarnos, debemos aceptar que existen y han de combatirse con fuerza en aras de la credibilidad de las medidas.

La Aduana tendrá que encontrar el cómo para que el cumplimiento de lo establecido no entorpezca el tránsito por terminales aéreas, y evitar al máximo incomodar a los pasajeros con revisiones o requisas que a todas luces no evidencien que hay una contravención de lo legislado.

Si algo está claro es que esta no puede ser una guerra sin cuartel contra la cantidad de máquinas de afeitar o la ropa interior que trae cada quien, sino un enfrentamiento a quienes utilizan esta vía con ánimos de lucro, en tanto no se aprueben medidas financieras que puedan regular las importaciones con carácter comercial. Un camino al que apunta la mayor parte de las disposiciones relacionadas con la actualización del modelo económico cubano y hacia el cual, en mi opinión, también en este caso debemos ir.

Para otros queda entonces el superar obstáculos como la cantidad de bultos postales de menor tamaño que habrá que procesar, la observación de no incumplir con las normativas del Convenio Postal Universal, del cual somos signatarios y, sobre todo, dar pasos definitivos hacia la solución de un problema medular: las insuficiencias del mercado interno.

El negocio de la importación de artículos con fines comerciales ha prosperado, entre otros factores porque, como se ha dicho más de una vez, las mercancías que ofertan las tiendas recaudadoras de divisas no siempre satisfacen los gustos y la demanda de la población. Al mismo tiempo, determinados renglones que se expenden en estas unidades se ven afectados por momentos debido a recortes productivos en la industria o las importaciones, motivados por la falta de liquidez, y la escasez o llegada tardía de las materias primas, etc.

Además, aunque se conoce que la finalidad de estas tiendas —como su nombre lo indica— es la recaudación de divisas y el exceso de circulante, no se puede desconocer que los precios de los productos son elevados. Por otro lado, no existe aún un mercado mayorista que supla las necesidades de los sectores emergentes de la economía.

Todos estos son elementos que forman parte del caldo de cultivo en el cual ha encontrado espacio la comercialización ilícita de numerosos artículos sin que medien autorizaciones o tributos.

No serán las prohibiciones las que pongan fin al problema, sino el avance de manera integral del proceso de actualización del modelo económico, que ha de permitir la combinación que cerque las ilegalidades y a la vez ofrezca multiplicidad de opciones al alcance de todos, con calidad y dentro de lo legal.

En medio de ese contexto, la Aduana tendrá que hacer valer la honestidad y el profesionalismo de sus miembros, conscientes de que su actuar es clave en la comprensión y exitosa puesta en práctica de las nuevas regulaciones, que ya tocan a las puertas.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Fernando dijo:

1

26 de agosto de 2014

23:09:58


El problema es que cada cual interpretara las leyes y disposiciones a su manera, en Cuba no existe una cultura de atencion al cliente, en la aduana del aeropuerto José Marti se ve con frecuencia el funcionario que te habla con lenguaje y poses solariegas, al final se hará mas lento, el ya de por si lentísimo flujo de pasajeros, será mas agrio el regreso a la patria y seguirán los mismos viejos problemas, otro experimento y dentro de unos años a rectificar.

OGH dijo:

2

26 de agosto de 2014

23:27:17


Quero decir , que no he viajado y no se si algun dia lo haga, pero me gusta estar informada y quisiera entender estas regulaciones por lo que he oido van afectar a la mayoria de las personas que viajan a exterior por motivos familiares y no comerciales. Se habla de que solo puede ser hasta mil pesos la carga que se trae mi pregunta es como se llega a esa cifran. Porque estas disposiciones cuando tienen controlodos a esas personas que estan trayendo equipaje que se supone que sea para vender, que de malo tiene eso, solo por poner un ejemplo en la tienda Ultra cuando uno entraba lo que se encontraba en todo ese salon era la ropa ya no queda nada, si se va a la tienda de Carlos III al departamanto de la ropa y le interesa alguna cuando le mira el precio, es como si le hecharan un cubo de agua fria y como esa otras mas, que ha pasado con los talleres de confecciones de este país, han dejado de existir. Este es un tema bastante polemico y no se han esclarecido todas la dudas que tiene la poblacion y sugiero que se utilice la mesa redonda para dar mas informacion si tiene que ser una semana o mas pues que se haga esta regulaciones deben explicarse con mas claridad para todos lo que no estamos familiarizados con el tema aduanal, gracias

alberto dijo:

3

26 de agosto de 2014

23:42:30


ESTOY MUY DE ACUERDO CON TODO LO QUE EXPONE LA PERIODISTA , PERO PRINCIPALMENTE CON LOS PRECIOS DE LOS PRODUCTOS EN CUBA QUE SE SABE TIENEN ESTIPULADO UN 300% Y QUIZAS ME QUEDE CORTO LO QUE HA HECHO SE DISPARE LA ENTRADAS DE PRODUCTOS PROVENIENTES DE OTRAS PARTES DEL MUNDO LO CUAL COMO QUIERA QUE SEA AYUDA AL PUEBLO PUES LOS PRODUCTOS DE LAS FAMOSAS TIENDAS DE RECAUDACION DE DIVISAS DEJAN MUCHO QUE DESEAR Y SU CALIDAD ES BASTANTE MALA, ASI COMO LA VENTA DE EQUIPOS ELECTRODOMESTICOS QUE MUCHAS VECES YA ESTAN HASTA VIEJOS Y A LOS CUALES SE LES DEBERIA REALIZAR UN DESCUENTO Y JAMAS SE REALIZA CON NINGUN PRODUCTO, DE LA ENTRADA ILEGAL DE PRODUCTOS AL PAIS, SE LO DEBEMOS PRINCIPALMENTE A QUE EXISTE PERSONAS INESCRUPULOSAS QUE ACEPTAN SOBORNOS Y DESGRACIADAMENTE ESTE ES UN PROBLEMA QUE SI NO SE COMBATE Y SE ERRADICA SEGUIRA AFECTANDO A LA REVOLUCION, EL BLOQUEO AFECTA A NUESTRO PUEBLO PERO MAS AFECTA LA DESFACHATES DE LOS QUE SE DEJAN CORROPER POR EL DINERO, TAMBIEN SE DEBEN MEJORAR LOS SALARIOS PARA ESTIMULAR LA ECONOMIA DEL PAIS, Y ESTIMULAR SOBRE TODO LAS PRODUCCIONES NACIONALES EN TODO TIPO DE PRODUCTOS Y ALIMENTOS QUE BASTANTE POCO SE VEN EN ESTAS TIENDAS RECAUDADORAS DE DIVISAS, CONSIDERO QUE SOLO TRABAJANDO DURO Y PRODUCIENDO AL MAXIMO LA ECONOMIA DE NUESTRO PAIS DARA UN LEVANTON PERO SI SEGUIMOS MANTENIENDO PARASITOS QUE NADA HACEN POR NUESTRA PATRIA Y QUE SOLO LE HACEN EL JUEGO AL ENEMIGO QUE DURANTE MAS DE 50 AÑOS NOS HA MANTENIDO UN BLOQUEO FERREO NUESTRA ECONOMIA JAMAS SE DESARROLLARA.

veguero dijo:

4

27 de agosto de 2014

00:21:30


Comentario adecuado de granma sobre nuestras dificultades en el mercado interno de oferta,su mala calidad y elevados precios.Ojala y como dice Granma controle a ese que se sabe entra al país 3 o 4 veces en el año y controles hay para su control y dejen tranquilo al que entra una vez al año como es el casdom de los mas de 60 mil colaboradores que estamos de misión y claro también al cubano que vive en el exterior y solo viene al país anualmente,Repito existe controles para saber con certeza quien entra a Cuba con frecuencia y lo que trae y hace una vez que esta en nuestro país.De los bultos postales sigo como nsiderando muy restrictiva el peso de envió de solo 1.5 kilogramo,Ojalá y rectifiquen,porque no,sería muy Bueno limite de 2 o 3 kilo.Gracias a Granma .De la Aduana uff respirar para ver

vanl dijo:

5

27 de agosto de 2014

00:21:38


Medidas innecesarias, como dicen en el campo hay que coger el toro por los cuernos pero no es así lo Cogen por jiba, no inventen más la solución un red de tiendas o mercado donde se compita hallan varios dueños que tengan las tiendas abastecida a precios justos c o n calidad y cantidad necesaria, no un solo dueño capitalista porque lo es que domina todas las TRD pone el precio que quiere tiene las tiendas vacía y pa colmo lo que vende es malo, pero no hay que cortar mal por eso no se avanza se sigue perdido el camino en pleno siglo XXI