ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Tomada de Internet

La oposición violenta, encabezada por Juan Guaidó, un diputado autoproclamado presidente interino, y cumpliendo órdenes de sus instigadores y financistas de Estados Unidos, se lanzó «con todo» este 30 de abril, para echar abajo las bases y la obra de la Revolución Bolivariana de Venezuela.

Un intento de golpe con un buen componente de guion mediático a través del uso de las llamadas redes sociales, se fue preparando como única opción después de más de tres meses de derrotas sucesivas para la oposición y su payaso Guaidó, el hombre lanzado al ruedo por Estados Unidos, lo más probable con la intención de «quemarlo», acusarlo de no cumplir las expectativas imperiales, y que cargue con toda la culpa del fracaso de las acciones contrarias al pueblo bolivariano.

No es la primera vez que grupos vándalos, generalmente pagados por los propios opositores, irrumpen en las calles y otros espacios públicos de Caracas, lanzan piedras y balas, bombas molotov y otros medios letales; saquean comercios, destruyen instalaciones públicas y –muy importante– son seguidos por filmaciones desde móviles, que de inmediato son subidas a la red, de manera que el mundo conozca  de «primera mano» lo que el propio Guaidó ha calificado como el «fin del gobierno de Maduro».

Si hay muertos en esa intentona golpista, si hay presos, si se violenta alguna ley de las contenidas en la Constitución, la «culpa» recaerá sobre las fuerzas bolivarianas del orden, no sobre los terroristas opositores.

El guion que se trata ahora de escenificar es muy parecido a otros –fracasados todos– de años anteriores.

Tratar de penetrar la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, llamarla a unirse con urgencia a los grupos opositores encabezados por el diputado Guaidó; prometerle mayores salarios y otros beneficios materiales e, incluso, asegurarle que se le mantendría su jerarquía militar, han sido, entre otros, los componentes del objetivo principal de tener como aliados a los militares.

Al parecer Guaidó se supo demasiado huérfano de poder e inteligencia para pasos como este, y llevó adelante, como primera acción, sacar de la prisión al terrorista Leopoldo López, el mismo que en intentos de golpe de Estado anteriores instituyó las guarimbas, los cierres de calle y hasta la quema de personas de afiliación chavista.

Esta vez, con Leopoldo López fuera de la prisión, lo inmediato fue la foto con Guaidó, el video de ambos encabezando el fracasado golpe y el «agradecimiento» a un puñado bastante exiguo de militares que, o fueron engañados o, en algún caso, se prestaron al show golpista.

«He sido liberado por militares a la orden de la Constitución y del Presidente Guaidó. Estoy en la Base La Carlota. Todos a movilizarnos. Es hora de conquistar la Libertad. Fuerza y Fe», exclamó el terrorista Leopoldo López a través de las redes sociales.

El bochornoso espectáculo nos debe recordar a otro personaje, menos violento pero miserable también, Pedro Carmona «el breve», que en otro intento de golpe contra el Comandante Hugo Chávez, también se autoproclamó presidente y se atrevió a dictar órdenes nada divinas, ni salidas de algunas de las páginas de la Constitución Venezolana. Su fracaso fue muy rápido y de manera estrepitosa.

Este martes 30 de abril, el pueblo bolivariano se lanzó a las calles, no en defensa de los golpistas, sino en apoyo a su Revolución, su presidente constitucional y a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, escudo seguro para que el pueblo se sienta dueño de su destino y los agresores pierdan sus ilusiones de conquistar el poder a través de la violencia y el terror.

El intento de golpe ha fracasado. El pueblo ha triunfado. La justicia venezolana, de seguro, se aplicará a quienes han vuelto a las acciones violentas y a sus patrocinadores terroristas con apellido de oposición.

El globo Washington-Guaidó se acaba de desinflar, pero la alerta del pueblo y sus fuerzas armadas bolivariana, debe mantenerse activada con mayor fuerza y seguridad en la victoria.   

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Alfredo dijo:

6

1 de mayo de 2019

08:22:10


A mi lo que me molesta de Maduro es que está siendo demasiado blando con Guaidó, creo que hay evidencias suficientes de que este payaso, es un traidor a su país, porque cualquier ciudadano aunque no esté de acuerdo con el régimen que lo gobierna, nunca debe, por amor a su patria, propiciar una intervención militar extranjera. Pienso que Maduro debería aplicarle a Guaidó el delito de traición a la patria y condenarlo a la pena de muerte, porque la traición se paga con la vida.

Ricardo dijo:

7

1 de mayo de 2019

18:06:53


No hay de que confiarse, van a seguir e intentarlo una y mil veces. Miren la alerta martiana: “El tigre, espantado del fogonazo, vuelve de noche al lugar de la presa. Muere echando llamas por los ojos y con las zarpas al aire. No se le oye venir, sino que viene con zarpas de terciopelo. Cuando la presa despierta, tiene el tigre encima”

Avelino dijo:

8

1 de mayo de 2019

18:40:14


GRAN ARTICULO DE ELSON. NARRA LOS HECHOS TAN VIVIDAMENTE QUE PARECE ESTAR ALLI PRESENTE.VAMOS CON TODO ELSON...

Cubaneo dijo:

9

1 de mayo de 2019

21:57:46


Ahora sale Juan guaido a decir que no fue un golpe militar y que cosa fue lo que trataste de hacer lo que como siempre eres un fracasado a quien tu vas a engañar el mundo entero lo dice golpe de estado fracasado jajajaja

Miguel Angel dijo:

10

2 de mayo de 2019

10:01:26


Una Cadena de fracasos, es bochornoso, ridículo, tremendo papelazo. Trumposo no puede con el heroico pueblo venezolano, lo único que les resta es la agresión militar directa, espero que se llamen a capítulo y no comentan ese garrafal error. La Revolución Bolivariana resiste y vence.