ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

«Estoy en una zona, El Paraíso, mayoritariamente opositora y, sin embargo, más allá de una que otra ofensa a Maduro y un amago con unas ollitas que suenan, no ha habido muchos incidentes. Debemos agradecer que nos plantean escenarios que convertimos en aprendizaje de contingencia: ahora sabemos qué esperar y cómo operar desde lo doméstico, sin alimentos refrigerados, sin servicios de agua corriente, o bancarios y sin transacciones comerciales. Aprendemos rápido y en perspectiva de caos, sin bajar la mirada frente a un imperialismo descarado e impúdico. Sigan pendiente a esta Venezuela que no se entrega».  

Christiane Valles, miembro de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad.

***

«Nos sentamos a hacer mecheros para alumbrarnos. Yo ya sabía que la vaina era pa' largo. Eran alrededor de las ocho de la noche. Mis dos hijos y mi hija, menores los tres, observaban casi sin respirar mientras su mamá nos ayudaba tratando de localizar una tela, algodón o cabuya en la oscuridad que nos sirviera de mecha. Cuando esta ya estaba lista, en su lugar, la expectación de todos, coño, adrenalina familiar, porque no eran solo los carajitos que estaban hipnotizados con la vaina, era de película esperando a que en la oscuridad yo encendiera la mecha. Fue increíble, no podría describir la euforia de la familia. Los niños y la niña aplaudían riendo. Esa noche supimos que no podrían con nosotros».

José Antonio Tovar, habitante de Petare.

***

«Cenamos esas noches sin luz. Nos bañamos sin luz. En la oscuridad, amamantamos al menor, se guió por el olor de la teta de su mamá, no necesitó luz. Resistimos sin luz. Sin luz, nos fuimos durmiendo, ese sueño del que está alerta, con las botas puestas, pues. Sin luz, nos despertó el cuerpo caliente de la niña; sin luz, le pusimos sus trapitos y sin luz fue bajando la fiebre. En la oscuridad se hizo más firme nuestra resolución terca, intransigente, caribe, de resistir».

Julia Méndez, del Barrio Bolívar, La Pastora.

***

 «En mi barrio hicimos una sopa con todo aquello que pensábamos se nos iba dañar por falta de electricidad. Para la noche volvimos a aprender a hacer mecheros. Escuchamos hasta música desde los teléfonos de los muchachos y hubo hasta quien se animó a bailar. Lo que ayer era una propuesta de ellos para la guerra, se convirtió para nosotros con esa sencilla resistencia, en la celebración de una pequeña gigante victoria».

Oktyabrina Hernández, de Charallave, estado de Miranda.

***

«Una de mis hijas fue sorprendida por el primer ataque al sistema eléctrico en la calle. Caminando llegó a donde una pareja de conserjes muy humildes, que le dieron acogida durante la noche. Los que menos tienen, dan más».

Williams Moreno. Palo Verde, Caracas.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

AMA dijo:

1

16 de marzo de 2019

07:51:16


Bello, qué equivocado está el imperio, mientras más odio nos envían más amor renace de los seres humanos dignos, todavía no nos conocen .Así es cómo triunfa la justicia y lo verdaderamente hermoso de la vida. !Adelante Venezuela que Cuba los entiende y los apoya!.

Lucía dijo:

2

18 de marzo de 2019

12:08:58


Bravo por ese pueblo de Venezuela. Deben saber que con los cubanos lo han probado todo y aquí estamos, no tenemos miedo, resistimos. No vamos a perder nuestras conquistas. Es cierto que llevamos 60 años con salarios risibles, con escaceses, etc. etc. pero con dignidad, no nos rendimos, tampoco nuestros dirigentes y mira como hemos sido solidarios con tantos pueblos hermanos o no. Cuiden a Maduro y no se dejen confundir, frente a la mentira y la patraña la resistencia de un pueblo que se sabe dueño de su destino al igual que Cuba. El triunfo es para los agradecidos, siempre habrá quien se guíe por los cantos de sirena, las novelitas, la bobería. Las clases que eran oprimidas no pierdan todo lo que han conquistado en ese hermano país bolivariano. Adelante hermanos, Dios está con ustedes y con su lucha.