ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

EL reclamo de independencia para Puerto Rico lo ratificó el destacado patriota  Oscar López Rivera, quien señaló que esa es una demanda inalterable de su pueblo boricua.

En declaraciones a Granma Internacional indicó que el único camino para su patria es la independencia y enterrar el protectorado de Washington sobre esa pequeña isla del Caribe.

Mencionó entre otros reclamos importantes la lucha de los boricuas por la eliminación de la exorbitante deuda externa de Puerto Rico, cuantificada por los bonista de Wall Street en 73 000 millones de dólares, y de la que su país no es responsable.

Puntualizó que esa nación caribeña carece de un tesoro público para efectuar dicho pago, ya que todos los ingresos generados van a parar a manos de Estados Unidos, en su condición de metrópoli neocolonial.

Por tal razón es imposible acudir a otras fórmulas financieras internacionales o declararse en quiebra como algún estado de la Unión estadounidense, porque Puerto Rico no forma parte del territorio continental norteño y tiene prohibido por su condición de Estado Libre Asociado (ELA), aplicar programas de rescate económico.

Explicó que para resolver el tema, en el 2016 la Casa Blanca nombró una interventora Junta de Control Fiscal, con un poder superior al gobernador del ELA, encargado de confeccionar planes de ajuste social para garantizar el pago a los acreedores.

Puntualizó que las medidas económicas implementadas desde entonces recortan el presupuesto para gastos en beneficio del pueblo puertorriqueño y acentúan la dependencia hacia la metrópoli.

Esa situación lleva a muchos puertorriqueños a luchar por la independencia definitiva de Estados Unidos o a la emigración hacia ese país, la cual se ha incrementado, además, por el desastre natural sufrido por la nación boricua tras el paso destructor de los huracanes Irma y María en el 2017, y del cual no se han podido recuperar, acotó.

«Hoy nos enfrentamos a la deuda odiosa y criminal impuesta por las agencias crediticias respaldadas por Estados Unidos. Relacionado a este tema, nos impusieron el gobierno de una Junta de Control Fiscal, que determinó aplicar un proyecto de austeridad, que amenaza el presente y el futuro de Puerto Rico, en una forma que no podemos ni siquiera visualizar», aseguró.

Por tales razones quieren debatir el tema en la Asamblea General de las Naciones Unidas para exigir una vez más la libre determinación e independencia para su patria, sobre la base de que en 1952, cuando se decidió imponer el ELA, el gobierno de  EE.UU manipuló la información y la tergiversó para lograr sus propósitos neocoloniales.

«Bregamos por la unidad entre las fuerzas políticas de la izquierda, que nos permita poner nuestras diferencias a un lado y trabajar por alcanzar la definitiva independencia, lo cual se convierte en una necesidad», afirmó López Rivera.

En su juventud fue reclutado por el ejército de Estados Unidos y tuvo que participar en la guerra de Vietnam.

Al retornar a la ciudad norteamericana de Chicago, lugar de residencia de su familia en la década de los 70, se integró a la lucha y defensa de los derechos de los puertorriqueños y resultó un destacado organizador comunitario, defendiendo mejores condiciones de vida para su comunidad.

Para 1976, se integra a la lucha clandestina en favor de la independencia de Puerto Rico como miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (Faln), por lo cual es apresado en 1981 por el Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés). 

Al momento de su captura reclamó para sí la condición de prisionero de guerra, amparado en el Protocolo I de la Convención de Ginebra de 1949, que reconoce tal condición en caso de personas detenidas en conflictos y luchas contra la ocupación colonial.

El reclamo fue ignorado por el gobierno norteamericano, que lo condenó a 55 años de cárcel. Con posterioridad le fabricó un intento de fuga y la pena impuesta se convirtió en una sentencia de 70 años, 12 de los cuales los pasó en aislamiento total.

Oscar López cumplió en total 36 años de dura reclusión penitenciaria. El 17 de enero de 2017 el presidente Barack Obama le concedió un indulto y su liberación ocurrió el 17 de mayo del propio año.

Recientemente viajó a la Mayor de las Antillas para asistir en La Habana a la    4ta.conferencia internacional Por el equilibrio del mundo, que sesionó a finales de enero.

Para este independentista puertorriqueño, volver a Cuba significa un gran honor. «Me siento superdichoso de poder estar aquí. Este foro nos puede iluminar hacia la necesaria unidad y poner a un lado las divisiones. Soy de los que confía en que un mundo mejor y más justo es posible. Luchamos por alcanzar ese propósito de prosperidad para el ser humano, porque no sólo sufre Puerto Rico, sino todo el planeta. Sufrimos los castigos impuestos por ese ogro imperialista estadounidense».

Manifestó que mantener la continuidad y el legado del Comandante en Jefe Fidel Castro es importante. «Necesitamos que la juventud lo continúe  ese legado, porque representa el futuro de la sociedad. Que continúe el ejemplo de Fidel Castro, que lo asumió de José Martí», concluyó. (N.B.L)•

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.