ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Luiz Inácio Lula da Silva desde la cárcel sigue en la batalla para demostrar su inocencia y la violación en su contra del debido proceso judicial. El fue condenado sin prueba alguna. Foto: Getty Images

El pedido de libertad para el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, acompaña hoy la lucha de todos los movimientos de solidaridad con Cuba en Brasil y otros países, según explicó a Granma Internacional, Carmen Diniz do Santos, dirigente del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra.

Para ella, la principal batalla internacional que dará el mundo en este año 2019 será conquistar la libertad del líder político, fiel representante de los ideales de emancipación del pueblo del gigante sudamericano, quien fue encarcelado con cargos judiciales falsos para impedir que fuera electo nuevamente como presidente.

Recordemos que Lula está preso desde abril del 2018 en la cárcel de Curitiba, en el sureño estado de Paraná, y recibió una condena de 12 años y 11 meses por supuestos actos de corrupción pasiva y lavado de dinero, en un caso lleno de prejuicios y fabricación de evidencias, algo que los abogados defensores lo denominan como prisión política por la cantidad de contradicciones que presenta.

«Divulgamos por todos los medios a nuestro alcance la verdad sobre el tema y nuestro propósito esencial es lograr la unidad de las fuerzas populares para el apoyo en esta lucha», afirmó la también Coordinadora del Comité Carioca de Solidaridad con Cuba en Río de Janeiro.

Aseveró que el pueblo cubano está muy involucrado en esta campaña internacional, la cual tiene como antecedente principal las batallas llevadas a cabo por la libertad de Los Cinco héroes, que cumplieron injustas sentencias en cárceles de Estados Unidos y los últimos tres fueron liberados en diciembre del 2014, por la presión popular ejercida al gobierno de Barack Obama.

«Nosotros estamos presionando a través de firmas recogidas en el mundo de las personas que desean la libertad de Lula, también pedimos el envío de mensajes en postales y cartas al gobierno brasileño y a los organismos internacionales. Queremos que el propio Lula las reciba, para que no se sienta solo en estos tiempos de duro batallar por su libertad. Él necesita del afecto de las personas, conversar y charlar con los demás y hoy está solo en su celda», comentó la activista brasileña.

Ejemplificó con varios materiales publicados en la internet y un vídeo en el canal de Youtube, al alcance de quienes deseen informarse sobre la verdad del tema y dijo que también fueron protagonistas en la batalla por lograr nominar a Lula como candidato al Premio Nobel de la Paz, para lo cual se recogieron más de 600 000 firmas.

«Toda la familia de Lula es pobre, no tiene recursos ni bienes materiales. Lula nunca robó a nadie y necesitamos sacarlo de esas injustas rejas», insistió Diniz do Santos haciendo referencia al retroceso que hoy vive el pueblo de su país, que le arrebatan las conquistas sociales alcanzadas por el bregar de la lucha de clases.

Destacó que el actual gobierno, presidido por Jair Bolsonaro, es un fiel aliado a Estados Unidos, que responde a los intereses de la Casa Blanca y que está dispuesto a colaborar para sofocar a los movimientos y partidos políticos que se enfrenten a las transnacionales y a los capitalistas.

«Nuestro pueblo sufre porque los derechos de los trabajadores, alcanzados por la lucha, han sido abolidos. Las organizaciones contestarías y de izquierda, y los sectores populares son reprimidos. Nuestro presidente es un hombre que defiende la tortura para los opositores y su principal propósito es aplastar por la fuerza a todas las personas que se manifiesten en contra de su gobierno, incluyendo el asesinato. No entiende de diálogo porque viene del ejército con una posición muy conservadora», señaló la dirigente social brasileña.

Esto representa un franco retroceso para los países latinoamericanos, quienes habían conquistado espacio en la integración para ganarle batallas al imperialismo hegemónico ejercido por Estados Unidos. Un ejemplo de lo desacertado de la política del presidente Jair Bolsonaro ha sido sus expresiones en contra de la presencia de los médicos cubanos en su país, lo cual hizo a Cuba tomar la decisión de regresarlos a casa.

Ella califica de gran tristeza la partida de la brigada de médicos porque dejaron a centenares de municipios sin asistencia profesional. En el mes de enero, hubo una rotura de la represa Córrego do Feijão, en el municipio de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais del sureste de Brasil, y se reportaron más de 60 muertos y cerca de 260 desaparecidos.

«Los médicos cubanos, que viven allá, se ofrecieron a brindar ayuda y el gobierno se negó. Sin embargo se creó una brigada del ejército de Israel, que no ayuda al pueblo brasileño sino que amenaza con la estabilidad y la paz de Venezuela. El cuerpo de bomberos de Brasil informó que los equipos llevados por los israelíes no sirven para ayudar a la población del lugar de la catástrofe», relató Diniz do Santos.

Este y otros ejemplos la hacen desconfiar del gobierno de Jair Bolsonaro, sin embargo, se le iluminan los ojos cuando le preguntan el significado para ella de la Revolución cubana. «Cuando uno visita esta isla caribeña parece un sueño porque mi gran propósito de lucha es alcanzar en mi país, estos éxitos que disfrutan los cubanos. Pienso que es una prueba de que se puede resistir y vencer».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.