ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Los ejercicios militares Nuevos Horizontes comenzaron hace un año en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe. Foto: Aporrea

Jonathan del Rosario, ministro de Seguridad, y Eric Estrada, director del Sistema Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá, confirmaron este miércoles la presencia de militares y vehículos aéreos estadounidenses en ese país, cerca de la frontera con Colombia.

El Ministro dijo a periodistas que varios helicópteros en maniobras cerca de la división con la nación vecina, denunciados en redes sociales por organizaciones panameñas, corresponden a efectivos del Comando Sur de Estados Unidos, el cual de «una manera muy amable se ha ofrecido a apoyarnos».

Se trata, según Del Rosario, del traslado de materiales de la construcción para dos puestos binacionales en la frontera colombo-panameña, en un área donde únicamente por esa vía es posible tal suministro, lo que permitiría hacer nuevos centros para la vigilancia del narcotráfico y las rutas migratorias ilegales.

Pero otra versión ofreció el director de Senafront, quien, de acuerdo con el diario Panamá América –en conferencia de prensa– informó que es parte de las operaciones denominadas Darién Litf, cuya primera etapa se extiende hasta el próximo 14 de enero y su  segunda fase comenzará el venidero 19 de febrero para finalizar el 2 de marzo.

Ambos coincidieron en referir lo del traslado de materiales a zonas intrincadas de la inhóspita selva de Darién, en cuyo corazón está la frontera entre Colombia y Panamá, reportó PL.

Entretanto, diversos comentarios generó en la red de redes la presencia militar en una base aérea del extremo oriental de la nación centroamericana, con intensas protestas de actores sociales y la exigencia de una explicación por parte de las autoridades.

Por su parte, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, visitó de sorpresa el pasado 4 de enero la sede de la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur (Jiatf-S), en Key West, Florida, donde se entrevistó con los almirantes Craig Faller, jefe del Comando Sur, y Pat DeQuattro, director de Jiatf-S, además de con el secretario adjunto de Defensa, Sergio de la Peña.

Recordemos que los ejercicios militares Nuevos Horizontes, donde participó el ejército norteamericano junto a estamentos istmeños de seguridad, ocasionaron hace un año gran agitación  por las condiciones de sumisión de las reglas aprobadas por el gobierno local para la presencia de los uniformados extranjeros.

Aquellas maniobras fueron analizadas entonces por el académico panameño Marco Gandásegui, quien en su artículo «La invasión silenciosa de
EE. UU. a Panamá», opinó que Estados Unidos tenía la mira puesta en la preparación de un ataque a Venezuela.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

10 de enero de 2019

07:53:55


El imperio maniobrando con sus repugnantes tentáculos militares en nuestra región geográfica, violando lo aprobado en la II Cumbre de Estados de la CELAC realizada en La Habana en el 2014, declarada como Zona de paz. Desde luego, en el territorio de los países donde los gobiernos peleles y lamebotas de los yanquis se lo permiten. Como son los casos de Colombia, Panamá, Costa Rica, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía. No hay que ser demasiado brillante para percibir que se trata de un burdo pretexto para facilitar la basificación de fuerzas y medios yanquis con el abyecto objetivo de crear condiciones para un posible agresión a Venezuela. Recordar que el gobierno de Panamá es un testaferro colaborador con el imperio en contra del gobierno venezolano, siendo miembro del mezquino grupo de Lima. Los ejercicios militares Nuevos Horizontes comenzaron hace un año en algunos países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, en conjunto con las tropas del comando sur de usa. Cabe preguntarse, de quién se defienden estas naciones que participan en los ejercicios militares en componenda con las tropas yanquis? Hay que tener pésima memoria histórica y huérfanos de dignidad para olvidar las decenas de brutales agresiones que han realizado las tropas gringas contra muchos de nuestros pueblos de la región, asesinando a decenas de miles de personas inocentes, incluyendo niños, jóvenes, mujeres y ancianos. En la última agresión realizada por las tropas estadounidenses contra Panamá, ordenada por el criminal George H Bush el miércoles 20 de diciembre de 1989 (en caso de haber perdido la memoria), provocaron la muerte a más de 5 000 panameños inocentes, sin contar los heridos y desaparecidos. El más necio de los seres humanos conoce perfectamente que la lucha contra el narcotráfico es un vulgar pretexto para la organización de tales maniobras militares, donde los países participantes tienen que gastar considerables recursos financieros, materiales, logísticos y de toda índole que debían emplearse en paliar las grandes penurias y miserias que viven sus pueblos. Luego vienen los defensores a ultranza de los "gobiernos democráticos", de la "verdadera democracia" establecida en estas naciones. Es una absoluta pamplina. Todos estos gobiernos son cómplices de la perversidad del imperio, se subordinan a sus dictados y participan en esta "operación" contrarrevolucionaria en la región. Cumplen al pie de la letra lo establecido en la estrategia de la “norteamericanización de la seguridad de Nuestra América”.

Miguel Angel dijo:

2

10 de enero de 2019

11:39:43


El imperio maniobrando con sus repugnantes tentáculos militares en nuestra región geográfica, violando lo aprobado en la II Cumbre de Estados de la CELAC realizada en La Habana en el 2014, declarada como Zona de paz. Desde luego, en el territorio de los países donde los gobiernos peleles y lamebotas de los yanquis se lo permiten. Como son los casos de Colombia, Panamá, Costa Rica, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía. No hay que ser demasiado brillante para percibir que se trata de un burdo pretexto para facilitar la basificación de fuerzas y medios yanquis con el abyecto objetivo de crear condiciones para una posible agresión a Venezuela. Recordar que el gobierno de Panamá es un testaferro colaborador con el imperio en contra del gobierno venezolano, siendo miembro del mezquino grupo de Lima. Los ejercicios militares Nuevos Horizontes comenzaron hace un año en algunos países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, en conjunto con las tropas del comando sur de usa. Cabe preguntarse, de quién se defienden estas naciones que participan en los ejercicios militares en componenda con las tropas yanquis? Hay que tener pésima memoria histórica y huérfanos de dignidad para olvidar las decenas de brutales agresiones que han realizado las tropas gringas contra muchos de nuestros pueblos de la región, asesinando a decenas de miles de personas inocentes, incluyendo niños, jóvenes, mujeres y ancianos. En la última agresión realizada por las tropas estadounidenses contra Panamá, ordenada por el criminal George H Bush el miércoles 20 de diciembre de 1989 (en caso de haber perdido la memoria), provocaron la muerte a más de 5 000 panameños inocentes, sin contar los heridos y desaparecidos. El más necio de los seres humanos conoce perfectamente que la lucha contra el narcotráfico es un vulgar pretexto para la organización de tales maniobras militares, donde los países participantes tienen que gastar considerables recursos financieros, materiales, logísticos y de toda índole que debían emplearse en paliar las grandes penurias y miserias que viven sus pueblos. Luego vienen los defensores a ultranza de los "gobiernos democráticos", de la "verdadera democracia" establecida en estas naciones. Es una absoluta pamplina. Todos estos gobiernos son cómplices de la perversidad del imperio, se subordinan a sus dictados y participan en esta "operación" contrarrevolucionaria en la región. Cumplen al pie de la letra lo establecido en la estrategia de la “norteamericanización de la seguridad de Nuestra América”.

Panamá ciudadano dijo:

3

10 de enero de 2019

11:53:17


Panamá tiene un tratado firmado en la década del 70,90,2001 sobre esas maniobras y cooperación bilateral ; teniendo ya décadas de realizarse y tener el consentimiento de la sociedad. El tratado habla sobre la asistencia a la seguridad mútua y la protección de la via acuática (canal). No se porque en Venezuela quieren causar desinformación y desestabilizar mas a la población por algo que aquí se ase por décadas y que no tiene que ver con ellos. Para espesar en Panamá no hay bases de gran envergadura para lanzar ataques , aquí lo que hay unos cuantos cuarteles pequeños que no le caben mas de 20 helicópteros, hoy pista para aviones caza ni mucho menos bombardero.