ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

«Hace 13 años, Chávez, Lula y Kirchner derrotaron al ALCA en la IV Cumbre de las Américas. Una hazaña histórica que sepultó las pretensiones del plan imperialista que amenazaba nuestra región».

De esa forma recordó el presidente venezolano Nicolás Maduro –a través de su cuenta en la red social Twitter– el fracaso de otro proyecto estadounidense, que según el Comandante Hugo Chávez, buscaba consolidar el poder económico de las grandes transnacionales y de las élites que han dominado los países de la región.

Aún América Latina recuerda cómo los entonces presidentes de Venezuela, Brasil y Argentina se impusieron y lograron acabar con el ALCA en la IV Cumbre de las Américas celebrada en Mar del Plata, los días 4 y 5 de noviembre del 2005; –«ALCA, al carajo», como diría Chávez–.

Hace 13 años en las calles argentinas, diversos movimientos y líderes sociales también rechazaron esta iniciativa que pretendía asegurar la libre circulación de mercancías a través de la aplicación de normas comerciales supranacionales, y limitar la capacidad de acción de los gobiernos en sus propias economías, el poder era para los inversores.

Frente a ello nació, de manos de Chávez y de Fidel, una luz que hermanó a nuestra región: la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América; hoy Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Gracias a este mecanismo, en menos de dos décadas, se ha logrado devolver la vista de forma gratuita a millones a través de la Misión Milagro; con el método educativo «Yo sí puedo» más de cinco millones de personas han aprendido a leer y escribir; la Escuela Latinoamericana de Medicina continúa graduando doctores que luego regresan a sus naciones a aplicar lo aprendido.

Sin embargo, todos estos logros están en peligro, el asedio a los gobiernos progresistas se siente hoy en América Latina y el Caribe y amenazan con poner en jaque los proyectos integracionistas de la región: las constantes arremetidas del presidente de Estados Unidos Donald Trump, entre ellas el retorno de la Doctrina Monroe, las sanciones contra Venezuela y Nicaragua, el endurecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba; la llegada al poder de administraciones derechistas, con énfasis en la elección de Jair Bolsonaro en Brasil, y la persecución a líderes izquierdistas (Lula, Dilma, Cristina Fernández).

Hoy más que nunca se hacen necesarias las voces del ALBA, la Celac, Caricom, AEC, en un difícil contexto donde se hace vital hallar la «unidad más allá de la diversidad».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Héctor dijo:

1

6 de noviembre de 2018

05:04:26


Por favor, hermanos latino americanos, pongan todas las energías para lograr la unión definitiva de la patria grande. Es el grito desesperado de un argentino que quiere regresar al futuro.