ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Tomada de Internet

Duelen todavía aquellas imágenes ante las que el mundo se paralizaría el martes 11 de septiembre del 2001 mientras se desplomaban las torres que desatarían una estela de guerras que –a la luz de hoy– parecen no acabar.

En los días posteriores, el presidente norteamericano  George W. Bush  repetía una y otra vez que «esta cruzada contra el terrorismo» llevaría tiempo, anunciando así el llamado «nuevo tipo de guerra», una «guerra total» y «sin límite», que definiría situaciones, conflictos, intervenciones militares, nuevas amenazas contra Estados, coaliciones de Estados y todo cuanto se erigiera como «enemigo», una abstracción nombrada «el mal», bajo la justificación de la seguridad nacional y la salvaguarda de los derechos de quienes hacen de estos conflictos y de sus consecuencias, un negocio.

Muchas han sido las formas con las que se ha intentado enmascarar cada conflicto desatado, financiado o apoyado desde Norteamérica, en la que los medios de comunicación han sido la punta del iceberg, jugando de forma permanente con la mente y los sentimientos de millones en el mundo, especialmente el propio pueblo norteamericano.

Desde el punto de vista legal, se ­realzó la USA Patriot Act, o Acta Patriótica, que reforzaría el principio de emergencia permanente de un Estado que, a su vez, suspendía las limitaciones constitucionales que hasta el 2001 imponía a la Constitución para la lucha contra el terrorismo, resurgiendo prácticas como la tortura –siempre que se realizara fuera de territorio estadounidense– y creándose un departamento al máximo nivel reconocido como Seguridad Interna o Seguridad Nacional, aunque en realidad se presentara como el Departamento de Seguridad de la Patria.

Según un informe del proyecto Costs of War, de la Universidad de Brown, Estados Unidos ha gastado en guerras desde el 2001 unos ocho billones de dólares y tendrá que pagar otros tantos en intereses durante las próximas décadas. Aunque pasa el tiempo, siguen latentes y bien vivas las apetencias de guerra; recordemos que para el año 2019, Donald Trump ha aprobado un presupuesto récord de 716 000 millones de dólares para la «Defensa».

Ojalá recordar ese día y sus consecuencias posteriores, nos permita reflexionar y preguntarnos una y otra vez: ¿Tendrán precio las vidas de cientos de miles de víctimas inocentes de tantos conflictos desatados después del 11 de septiembre del 2001 y que parecen aún no tener fin?

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Aldo Ignacio fuentes dijo:

6

11 de septiembre de 2018

12:40:15


Tengo que confesar que el ataque a las torres me impresionó pues siempre me gusto la ciudad de Nueva York, pero el tiempo me ha hecho reflexionar en muchas cosas. Este ataque no fue más que una reacción, y las reacciones muchas veces son horrorosas, porque los humanos siempre vamos a reaccionar mientras existan injusticias.Yo en lugar de irme a lo que ocurrió después de 9/11, me enfocó en lo que ocurrió antes.Lanzamientos de dos bombas atómicas sobre civiles inocentes, no para derrotar a Japón sino a mi criterio, para experimentar la bomba y sus resultsdos.Guerra de Vietnam, genocidio sin ninguna razón.Por cierto, todavía vive el protagonista de uno de las peores masacres de esa guerra, el teniente William Caley, el cual no cumplió ni un día de prisión por masacrar a más de 100 civiles incluyendo niños en Mi Lai.Dos ejemplos de prepotencia y monstruosidad El mundo no comenzó en 9/11,comenzó muchos antes por la arrogancia humana de dominar al otro, sea de un país o de otro.Las guerras no van a acabar mientras existan injusticias provocadas por la ambición y porque no? Ignorancia humana.Hoy millones recuerdan este hecho pero siempre hay que recordar a todos los seres humanos inocentes caídos en todas las guerras.

Luis dijo:

7

11 de septiembre de 2018

12:46:09


Es menester analizar las causas y raíces de ese acto de terrorismo. La causa fundamental fue el injerencismo y las agresiones del imperialismo contra pueblos musulmanes. En Afganistán, en Palestina, y en diversos países se había sembrado---por varias décadas---la semilla de un inmenso resentimiento contra el gobierno de Estados Unidos, la CIA, y su aparato militar. Recordemos que, en el caso de Afganistán, desde comienzos de los 1980s, la CIA venía armando y entrenando a grupos rebeldes que eventualmente formarían Al Qaida, y al Talibán. Ésto no fue nada accidental, fue completamente premeditado y planeado---un proyecto de la CIA para dañar y socavar la ayuda militar que la URSS proveía al entonces gobierno afgano. El mismo Sr Bin Laden---futuro líder de Al Qaida---recibió entrenamiento de la CIA (proveído desde Pakistán), e igualmente sus seguidores en Afganistán, algo que está bien documentado. El Pdte Ronald Reagan hasta llegó a autorizar personalmente la entrega de misiles portátiles---destinados a derribar helicópteros---a los militantes y guerrilleros de Al Qaida y el Talibán que entrenaba la CIA en Pakistán. ¿Habrán pensado el Sr Reagan y los oficiales de la CIA, que algún día miembros de esos mismos grupos de militantes musulmanes, pudiesen volcar sus conocimientos bélicos para atentar contra los Estados Unidos en su propio territorio?

MCG dijo:

8

11 de septiembre de 2018

13:01:40


Fue impresionante haberlo visto por television desde que se introdujeron los aviones hasta las explosiones etc, como el imperio crea una simulacion de terrorismo para justificar una agresion a cualquier pais, al que se le antoje. Se demostro por documentales de que fue hechos por hellos mismo para anticipar la guerra de afganistan y demas y demas, cuantas muertes sacrificadas y ninguna israelies que ese dias no fueron a trabajar, que coincidencia todo fue preparado al costo que fuese necesario.es una locura lo del imperio.

Cubaneo dijo:

9

11 de septiembre de 2018

20:13:28


Mirando la historia esto q dicen aqui sobre q las torres gemela el ataque fue creado viendo y leyendo y estudiando la historia no es la prime r a vez q ha susedido asi q puede ser siertolo q dicen aqui los gobierno de usa han creado mentiras para atacar paises han creado ataques a sus tropas o otros paises para atacar qse puede esperar de los gobiernos de norteamerica se les puede creer. Pues no rotundo

EDU dijo:

10

12 de septiembre de 2018

06:48:36


Supongo que para algunos norteamericanos haría que dejaran de mirar su ombligo y tengas más interés por la actuación de su gobierno en el resto del mundo. Todos vivimos en el mismo planeta pero algunos se creían que vivían en Disneylandia.