ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Representantes del sector de la construcción en Argentina indicaron que esperan al menos 40.000 despidos en los próximos meses, debido a la parálisis que sufrirán muchas obras de infraestructura por el acuerdo suscritos entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En este sentido el presidente de la Cámara de la Construcción, Gustavo Weiss, explicó: «Los bancos se están retirando de financiar a las empresas de obras públicas. Creo que es por la preocupación del ajuste fiscal que llega a la obra pública.»

En declaraciones a la agencia Reuters, el presidente de la entidad expresó su preocupación al sostener que «en un proceso de 6 meses se pueden perder 40 a 60.000 trabajadores. Me parece que, si la crisis económica y el proceso de ajustesno se revierte, probablemente sean más los que se pierdan».

Los efectos de agenda económica ya se hicieron sentir en julio: la actividad se desplomó 2,5 por ciento respecto al mes anterior, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censo de Argentina (Indec).

La construcción es uno de los primeros sectores afectados por la reducción fiscal que encabeza el Gobierno nacional y monitoreado por el FMI.

Entre las imposiciones propuestos por el FMI para el desembolso de 50.000 millones de dólares se encuentra la reducción de la obra pública, la aplicación de tarifazos y el recorte en los fondos de los programas sociales.

En la presentación del nuevo programa de «déficit cero» por parte del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se especificó que los gastos relacionados al sector de la obra pública sufrirán un recorte equivalente al 0,7 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI).

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

7 de septiembre de 2018

16:00:38


Al "adalid de la democracia, la prosperidad y el progreso" se le cayó el cartelito bochornosamente. Su amigo dt le prometió "ayuda incondicional", para que el papelazo sea más digerible. Las causas que esgrime el Sr Macri para justificar el descalabro son las que presentan muchos países en el planeta, entre ellos el nuestro, agregándose los efectos del criminal bloqueo yanqui a Cuba, que el gobierno neoliberal y pro yanqui de Argentina, por supuesto no tiene. Macri fue agotando paulatinamente las herramientas para evitar la catástrofe. Vino realizando ajustes neoliberales fondo monetaristas desde que inició su mandato. Subió las tasas de interés, se endeudó hasta el alma (si es que la tiene) con el FMI, endeudando al país austral, cambió el presidente del Banco Central, pero no logró detener la caída en barrena. Por supuesto que la jugada estaba cantada, ya los propios argentinos preveían los acontecimientos desde que su presidente anunció las 3 "palabras mágicas": fondo monetario internacional. Se produjo de inmediato un quejido general por parte de los argentinos. La razón es muy simple, los argentinos tienen recuerdos muy traumáticos de este macabro organismo al servicio de los intereses de los mas ricos y poderosos. Argentina recuerda perfectamente (en ocasiones carece de memoria histórica) la crisis económica como del 2001, que provocó grandes revueltas sociales, una fuerte represión del gobierno y la renuncia del entonces presidente Fernando de la Rúa. Esta crisis que se produjo hace 17 años (la recordamos perfectamente), también conocida como el "cacerolazo", dejó desempleados a uno de cada cinco argentinos, millones se hundieron en la pobreza y decenas de miles pasaron hambre. No me alegro en lo absoluto de lo ocurrido, pues son los sectores más pobres y desamparados los que sufren las peores consecuencias, pero es bueno recordar que en el mandato de CFK jamás ocurrieron tales desgracias, todo lo contrario, Argentina floreció en todos las esferas: económica, comercial y social. Para quien lo dude puede encontrar los datos de las organizaciones internacionales que así lo corroboran, o simplemente dirigirse a Wikipedia (que no tiene cualquier tendencia de izquierda). Por la misma canalita va el Brasil de Temer, muy diferente al de Lula. O el Ecuador de Correa con el de Moreno. Es la hora de refrescar la memoria a los olvidadizos. Además, porque el capitalismo, el neoliberalismo y las nefastas políticas que enarbolan las derechas oligárquicas, antipopulares y pro yanquis nada bueno tienen para ofrecerle a las grandes masas explotadas, empobrecidas y olvidadas de siempre. Durante la existencia de los gobiernos progresistas y revolucionarios en la región, los pueblos fueron mas dignos, se combatió la pobreza, se elevaron los indicadores socio económicos en nuestros países, además de estrecharse la integración y colaboración de nuestras naciones, etc, etc. Todos estos logros se desvanecen como castillos de naipes.

Angel Fonseca Yero dijo:

2

8 de septiembre de 2018

09:10:08


Qué buena noticia por este compañero, hoy que enseñar a ese pueblo Argentino que sepa mas para que no caigan en manos de esos delincuentes neoliberales, así coma Macri, acaben de fusilarlo y pongan uno de verguenza, la que necesitan es ha Cristina FK