ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Venezuela, la asediada y vilipendiada nación que tanto hace por su población y por la solidaridad con los países pobres, ha emprendido nuevas medidas de protección a su economía, y principalmente a su petróleo, que es motivo de intentos golpistas y planes de intervención armada foránea.

La nación bolivariana y su Gobierno elegido democráticamente por la gran mayoría del pueblo, han salido a combatir cada plan interno y externo que forman parte de una guerra económica desestabilizadora.     

Aunque la prensa reaccionaria –local e internacional– no deja de lanzar dardos envenenados contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, este martes ha comenzado –de manera inicial en los municipios limítrofes con otros países– el plan que conlleva la imposición de un precio diferenciado a la gasolina que se expende en esas zonas y un precio subsidiado para los venezolanos portadores del Carné de la Patria. Con esto se busca detener el contrabando de combustible que se compra a precios muy bajos en el país y luego se trafica a sus vecinos, principalmente a Colombia, donde se vende a valores mucho más altos.

Venezuela pierde hasta 18 000 millones de dólares al año por el robo y tráfico ilegal de carburantes. El presidente Nicolás Maduro anunció que se arrancaba con la venta de gasolina de manera electrónica en ocho estados: Amazonas, Apure, Bolívar, Delta Amacuro, Falcón, Táchira, Sucre y Zulia.

Se especifica que para el cobro del combustible es necesario estampar la huella dactilar del titular del Carné de la Patria, para evitar violaciones, y a quienes les corresponda lo puedan recibir de forma subsidiada; no así los que lo adquieren a bajos precios para luego llevarlo de contrabando a otro país.

Hasta este martes, en frontera la gasolina venezolana se vendía como la más barata del mundo. Desde este 4 de septiembre costará más de lo que vale en Colombia, con el objetivo de frenar el contrabando.

El plan, que posteriormente se extenderá a otros estados del país, se hace para «cortarles las manos» a las mafias colombianas que roban el combustible y se llevan miles de millones de dólares que pertenecen a Venezuela.

Enhorabuena terminar con la impunidad en una frontera porosa, donde por muchas vías se quiere acabar con el proceso revolucionario bolivariano.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

5 de septiembre de 2018

07:37:26


Justa y soberana medida del gobierno venezolano en defensa de los intereses de su pueblo.