ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Al parecer hay mucha preocupación sobre el modelo socialista cubano, cuando el propio secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, ha afirmado que «el modelo de Cuba no funciona ni para Cuba ni para nadie».

En una conferencia de prensa ofrecida desde el Pentágono y al hacer alusión a su recién finalizada gira por países como Brasil, Argentina y Colombia, Mattis resaltó la «estabilidad» reinante en el continente, sin dejar, claro está, de hacer referencia a lo que nombró «excepciones»: Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Y como reconociendo el avance de su diseño imperial reiteró: «A pesar de los problemas que evidentemente afrontamos en este hemisferio, tenemos la suerte de ser testigos de la creciente democracia y prosperidad en esta región pese a un mundo inestable».

Evidentemente, el Sr. Mattis sigue el mismo guion de quienes le antecedieron en sus recorridos por la región para afianzar lo que han dado en llamar las «alianzas estratégicas»; de ahí el marcado interés –como lo hizo Rex Tillerson– de «promocionar un hemisferio seguro, próspero, democrático y con seguridad energética».

Está claro quiénes son los que aún les resultan «incómodos» en su afán por hacer retroceder a una región que se empeña en seguir siendo Zona de paz, en defender su soberanía, los lazos de cooperación y hermandad, la unidad que fortalece a sus pueblos y ponerlos por encima de lo que los diferencia.
Venezuela y Nicaragua han enfrentado todo tipo de golpes y amenazas y cada vez se levantan con más fuerza, sin pedir cuentas a nadie, sin herir a nadie, por sus propios esfuerzos y con la dignidad como banderas.

Y si de Cuba se trata, valdría la pena preguntarse para quiénes, realmente, no es funcional el modelo cubano. O como diría un colega: si «está demostrado» que no es funcional, ¿por qué mantener el bloqueo económico, comercial y financiero contra nuestro pueblo?

Otras interrogantes se imponen: ¿Acaso asusta tanto que millones de cubanos de todo el país y más de 1 400 000 hijos e hijas de esta tierra que se encuentran en el exterior protagonicen y aporten a una consulta popular que les permitirá transformar su Constitución y reafirmar el carácter socialista de nuestro proceso? ¿Le ha preguntado el Sr. Mattis a los padres y familias de los cientos de miles de niños, adolescentes y jóvenes que asistirán a las aulas el próximo 3 de septiembre, o a los padres cuyos pequeños son vacunados contra más de 13 enfermedades antes de cumplir un año, sin costarles un centavo?

El Sr. Mattis, con la habitual retórica imperial que los cubanos bien conocemos, procura poner en práctica su propia recomendación de ser siempre educado, profesional, pero tener un plan a la mano, para arremeter contra lo que es contrario a sus intereses hegemónicos.

De este lado sabemos bien que nuestro modelo es imperfecto, por eso lo estamos repensando, para perfeccionarlo, para seguir construyéndolo entre todos y en pos del bienestar de todos, pero eso –y hace ya mucho tiempo lo aprendimos– corresponde solo a los cubanos decidirlo y ser los protagonistas de ese proceso, tal como lo estamos haciendo.

Claro está, nunca será un modelo entreguista, funcional a sus intereses ni a los de las minorías ricas y explotadoras del mundo, las que impone el capital.

El nuestro tendrá siempre al ser humano y a su dignidad plena, como centro. ¿Entenderán eso alguna vez los que tanto «se preocupan» por la funcionalidad de nuestro modelo?

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Julio Cesar Mazo Castellon dijo:

1

30 de agosto de 2018

09:24:26


Claramente que no comprenderan los vecinos norteños, ni nadie que profece sus intereses nuestro sistema politico en vias al socialismo prospero y sostenible.

Renier Santos dijo:

2

30 de agosto de 2018

11:37:08


Excelente respuesta y mejor aún el análisis

Renier Santos dijo:

3

30 de agosto de 2018

11:39:42


Interesante reflexión

Jose Zurita dijo:

4

30 de agosto de 2018

20:23:48


Excelente respuesta, Hace falta ser tan idiota para mira la paja en el ojo ajeno, teniendo una viga en el suyo. Cuba siempre Socialista

Miguel Angel dijo:

5

31 de agosto de 2018

09:01:36


Antes del triunfo revolucionario de 1959 Jamás existió en Cuba, ni en Nuestra América y quizás en el mundo (a excepción de la Gran Revolución rusa) un proceso radicalmente revolucionario en provecho de decenas de millones de seres humanos, no sólo en nuestra patria, sino extensivo a decenas de millones de las personas mas pobres y desposeídas en cualquier rincón del planeta, a través de las misiones internacionalistas y de la colaboración en todos los campos, con énfasis en el área de la salud. El ejemplo de la Revolución cubana fue y es una faro de luz y esperanza para muchas personas en todo el mundo. Es por ello que los ideólogos y defensores a ultranza del modelo capitalista, especialmente el imperio yanqui, intenten satanizar y desprestigiar nuestro modelo socialista a toda costa, que representa un enemigo ideológico de sus intereses hegemónicos. No es funcional para ellos, genuinos representantes de la injusticia, la desigualdad, la explotación, el desprecio al ser humano y de todas las formas de discriminación. Constituye por tanto, un deber impostergable de todos los patriotas cubanos perfeccionar nuestro modelo político, económico, social y cultural socialista, en beneficio del pueblo, nos encontramos inmersos en esta loable labor. Es el modelo que desea el pueblo de Cuba.