ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El arribo de Evo Morales al poder en el 2006 encauzó a Bolivia por un sendero de crecimiento económico, pasando de ser uno de los países más atrasados de América Latina y el Caribe, a liderar con su Producto Interno Bruto (PIB) las estadísticas de la economía regional en los tres últimos calendarios.

Esto se traduce en grandes logros sociales para esta nación –obtenidos gracias a la gestión de Morales–, sobre todo en materia de educación, salud, seguridad social, reducción de la pobreza y del hambre.

La nacionalización de los recursos naturales bolivianos y el rechazo de las recetas neoliberales del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, marcaron el despegue de una economía durante mucho tiempo intervenida por estos organismos internacionales. Una gran intencionalidad política y un fuerte compromiso del Estado plurinacional con su pueblo han marcado la vida y el desarrollo del país.

Recientes proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) apuntan a que el PIB boliviano crecerá en un 4,3 % en el 2018, lo que le permitiría obtener por cuarto año consecutivo el primer sitio de expansión en la región.

La Cepal recordó que el pasado año el crecimiento económico mostró dinámicas diferenciadas entre países y subregiones y que las recientes previsiones expresan una reducción para la mayor parte de las economías de la región, incrementando sus proyecciones solo para Bolivia, Ecuador y Uruguay.

En su informe, la Cepal estima que la economía de América del Sur crecerá este año en torno al 0,6 % y tras la boliviana, se encontrarán otros países como Paraguay, con un 3,8 %; Perú con un 3,5 %; Colombia con un 2,4 %; Uruguay con un 2 %; Argentina con un 2 %; Chile con un 1,5 %; Ecuador con un 0,6 % y Brasil con un 0,4 %.

El Gobierno boliviano recibió con beneplácito los datos de la Cepal y el propio presidente Evo Morales aseguró mediante su cuenta en Twitter: «Muy contentos porque otra vez estaremos entre los primeros en crecimiento económico en Sudamérica. Cepal ha elevado su pronóstico del PIB boliviano a 4,3 % para el 2018.

Morales añadió que confía en que el PIB crecerá inclusive más de un 4,5 %, con lo cual los asalariados recibirán como premio una doble bonificación a fines de año, reportó Sputnik.

Por su parte, el ministro de Economía, Mario Guillén, destacó, en un tuit, que «mientras algunos empresarios cuestionan los datos, los organismos especializados internacionales los resaltan».

Guillén hizo referencia a varios pronunciamientos de la dirigencia empresarial, que dudaron sobre la veracidad de las cifras macroeconómicas procesadas por el Instituto Nacional de Estadísticas, las cuales saltan a la vista e influyen directamente en el mejoramiento de la calidad de vida de los más de diez millones de habitantes de Bolivia.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.